Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Puedes cambiar la configuración navegador u obtener más información aquí

Mi selección

El siguiente listado es temporal y se guarda durante 2 horas o hasta que elimine las cookies de su navegador.

No hay propiedades en tu lista de favoritos
MI SELECCIÓN
  • Español
  • English
  • Deutsch

CONTACTO IBIZA +34 971 31 22 11
+34 971 31 11 18

  • PRECIO0€ - 12.000.000€

  • PRECIO0€ - 12.000.000€

ZONA

Sobre Ibiza

SOBRE IBIZA

Ibiza es un lugar muy especial, con una atractivo que es difícil de definir. La mayor de las Pitiusas, el pequeño grupo de islas en el mar Mediterráneo frente a la costa de Denia, siempre ha llamado la atención por su belleza salvaje, y la sensación de libertad que transmite la isla.

Ibiza tiene una extensión de 572 km² y cuenta con 210 km de costa. Es una isla montañosa con una costa en su mayoría escarpada, interrumpida con frecuencia por calas de arena y algunas planicies, como el de Las Salinas en el sur. El punto más alto de la isla es Sa Talaia con 476 metros. El clima es suave, con temperaturas que oscilan normalmente entre los 25ºC y los 14ºC.

La riqueza cultural y la diversidad biológica de Ibiza fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999. Debido a su ubicación geográfica, Ibiza y Formentera siempre fueron un punto estratégico clave en las rutas de transporte de este a oeste del Mediterráneo, convirtiéndose en una referencia importante desde la llegada de los fenicios y para las sucesivas civilizaciones que han conquistado las islas y han dejado su huella a lo largo de los siglos. Asímismo, las Pitiusas se han declarado "Zona de Especial Protección para las Aves de la UE, al ser hogar para muchas especies de aves autóctonas y migratorias. La riqueza natural de la tierra es equiparable a la belleza natural del mundo submarino que rodea las islas, que la hace también un destino ideal para buceadores.

Ibiza fue y sigue siendo un lugar de encuentro para la élite creativa e intelectual.

Los famosos años sesenta no fueron el primer boom cultural que la isla experimentó. En los años treinta, gente de todas partes de Europa buscaban refugio en Ibiza, que podía proporcionar la paz de una isla anclada en el pasado. Eran personas con conexiones a movimientos vanguardistas, como el surrealismo y el Bauhaus. La lista incluía filósofos, novelistas, poetas y arquitectos como Erwin Broner, Raoul Hausmann y Josep Lluís Sert. Todos ellos se sintieron atraídos por una isla tolerante y fueron precursores de lo que iba a ser una sociedad cosmopolita.

La segunda ola de enriquecimiento cultural comenzó a finales de los años cincuenta, con la presencia de muchos artistas e intelectuales en una isla que apenas se había dado cuenta de los cambios que el turismo iba a llevar consigo. Debido a la muy diversa procedencia de estas personas se formó una sociedad multicultural con un enorme potencial creativo.

Este potencial encuentra su forma de expresión principalmente en la música de los años 60 y 70 durante el movimiento hippie, y es la música en evolución que hasta el día de hoy sigue siendo la expresión de la creatividad que hizo famosa en todo el mundo a Ibiza y sus clubes nocturnos.

Pero lo que realmente hace a Ibiza tan atractiva para tantas personas son los contrastes que son capaces de coexistir tan armoniosamente en esta isla. La calma y la autenticidad de una antigua tradición y el ritmo electrónico de una generación dinámica.