Category : Arquitectos

HomeArchive by Category "Arquitectos"
Josep lluis SertJosep Lluís Sert y el grupo GATEPAC

Josep Lluís Sert y el grupo GATEPAC

Josep Lluis Sert i López (Barcelona 1902 -1983) está considerado uno de los arquitectos más importantes del s. XX y fue uno de los impulsores de la arquitectura moderna en España. Provenía de una familia burguesa catalana de industriales textiles, pero era socialmente comprometido y de ideales republicanos.

En 1923 ingresó en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, donde fue crítico con los métodos academicistas de enseñanza de la época. Junto con Josep Torres Clavé fundó la Asociación de Alumnos de la Escuela, embrión del futuro GATCPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). Acabados los estudios, en 1929 Josep Lluís Sert se trasladó a París, donde trabajó en el despacho de Le Corbusier; después ambos mantuvieron siempre una estrecha relación profesional y académica.

De izq. a drcha.: Paul Lester Wiener, Le Corbusier y Josep Lluís Sert

En 1930 impulsó la fundación del GATCPAC, de nuevo con Torres Clavé, y en 1932 el GATEPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). En su primera junta directiva estaban los arquitectos Rodríguez Arias, Illescas, Churruca y Alzamora, y más tarde se incorporaron otros como Subirana y Bonet. El GATEPAC se constituye como el grupo introductor del movimiento moderno de arquitectura en España, con fuertes tendencias racionalistas y de vanguardia. El grupo era además editor de la revista A.C. (Documentos de Actividad Contemporánea), publicada entre 1931 y 1937, que constituyó una plataforma de conocimientos de las expresiones artísticas y de difusión de las nuevas tendencias de la época, tanto en el campo de la arquitectura y del urbanismo como de la fotografía, el cine, las artes visuales, la literatura, la jardinería y el mobiliario. Desde el GATEPAC también se induce en la mejora de otros ámbitos, con propuestas concretas como la construcción de nuevas escuelas, reducir el analfabetismo y modernizar el sistema educativo español.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3475,3476"]

Primeras publicaciones de la revista A.C. (1931-32)

Sert, junto con Le Corbusier y Pierre Jeanneret, presentaron el proyecto de ordenación urbanística para la ciudad de Barcelona, según los principios modernos de la “Ciudad Funcional” (Plan Macià, 1933-35). También proyectó edificios de viviendas, casas de fin de semana, edificios escolares, hospitales, etc., incorporando las innovaciones técnicas, formales y de lenguaje racionalista. Después de tal logro, el gobierno de la Segunda República le encargó el proyecto del Pabellón Español para la Exposición Internacional en París (1937), escaparate y enseñanza sobre los valores que la república pregonaba y defendía.

Arquitectos del GATEPAC

Finalizada la Guerra Civil, durante la cual murió en el frente su socio Torres Clavé, Sert fue juzgado por un tribunal militar de la dictadura que lo inhabilitó para ejercer profesionalmente en España. Por este motivo, en 1939 fijó su residencia en Nueva York. Colaboró con Paul Lester Wiener con proyectos en los que utilizaba estructuras prefabricadas para la administración de guerra americana. Con Wiener y Paul Schulz fundó la oficina técnica Town Planning Associates (TPA, 1945-1958), que realizó importantes asesorías sobre proyectos y diseños urbanísticos, a instancias del gobierno de Estados Unidos, destinados principalmente a países latinoamericanos. En EEUU, Sert consiguió prestigio y repercusión mundial con sus obras y enseñanzas.

En 1953 fue nombrado decano de la Escuela Superior de Arquitectura de Harvard, como sucesor de Gropius, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1968. Inició así su segunda etapa profesional americana, con su socio Ronald Gourley, convirtiéndose en uno de los arquitectos más prestigiosos del Establishment estadounidense y fue el primer español nombrado presidente del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM).

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3483,3484"]

Izq.: Joan Miró y Sert. Drcha.: Holyoke Center, Harvard University

La inspiración ibicenca.

En la Ibiza de los años 30, Sert conoce una arquitectura original, incontaminada, eficiente, con una belleza de formas sencillas y minimalista en esencia, que se presentaba como una consecución de habitáculos cúbicos blancos con escala humanas, funcionales y sin adornos. Era una arquitectura sin arquitectos ni planos, construida por los mismos campesinos, que nace con los materiales que provee el terreno y, lejos de alterar el paisaje, se funde con él. Se trata de una técnica arcaica que corrige errores y suma aciertos hasta llegar al resultado que es a día de hoy.

Tanto Sert como sus compañeros arquitectos del GATEPAC, encontraron en estas antiquísimas construcciones un modelo a seguir, un modelo mediterráneo para proyectar la nueva arquitectura que estaban desarrollando y fue recogida en tema de portada en la revista A.C.

 

Eran lecciones que Sert nunca olvidaría y las casas que construía a partir de 1934 incorporaban multiples elementos de la finca ibicenca. Serían ya parámetros determinantes la flexibilidad, la yuxtaposición de cuerpos simples en los que juegan la repetición y la diferencia, la unidad de escala en la composición y los interiores diáfanos adaptados a los desniveles del terreno, que ofrecen posibilidades diversas de organización y habitación.

Sert escribió en 1934 que la ibicenca era una “arquitectura sin estilo y sin arquitectos. Unas construcciones geométricas sencillas, puramente utilitarias, de una dignidad ejemplar, un reposo para los ojos y para el espíritu … todos sus elementos tienen la medida justa, la medida humana”. Sert además procuraba establecer un diálogo entre la arquitectura rural ibicenca y algunos aspectos cultos de la disciplina, como el uso del sistema de medida ideado por Le Corbusier que da escala humana a esta arquitectura; quería perpetuar un lenguaje, un sistema de formas existentes desde siglos y adaptarlo a los usos y las necesidades del momento.

Entre 1964 y 1969, junto a Rodríguez Arias, proyecta y construye el conjunto residencial de Can Pep Simó en Cap Martinet, que consta de 6 viviendas unifamiliares y los apartamentos conocidos como Els Fumerals, una obra en la que desarrolla el concepto que siempre defendió, el ‘equivalente contemporáneo de las formas tradicionales’. Como explicó el mismo Sert: “En esta urbanización hemos utilizado un sistema de medida ideado por Le Corbusier llamado ‘modulor’, que se basa en la sección áurea, un sistema que permite mantener una escala humana y obtener proporcionalidad en todos los elementos compositivos que, aunque se repitan, siempre son diferentes”. Del mismo modo que las fincas ibicencas, las casas de Cap Martinet son construcciones abiertas que aceptan ampliaciones de muchas formas diferentes.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3497,3495"]

Urb. Can Pep Simó (1969)

La fundación Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno catalogó Can Pep Simó dentro del apartado ‘La vivienda moderna’ y fue declarada en 2009 bien de interés cultural.

Después de su visita en Ibiza en los años sesenta, Sert comprueba que las cosas habían cambiado con el desarrollo turístico y urbano. Entonces advierte sobre los riesgos de mixtificación y destrucción del paisaje que amenazan a la isla: “Introducir elementos de arquitectura importada destruirá la unidad y la armonía que han sabido sobrevivir al paso de los siglos. Se impone una disciplina constante de limitación a formas auténticas si se quiere que Ibiza siga siendo lo que es, algo único”. De hecho, no le faltaba razón. A partir de la década de los 70 el boom del turismo se manifestaba en gran parte de la población local en el olvido de los viejos oficios, entre ellos, la secular sabiduría volcada en sus construcciones; la finca de los ancestros se cambiaba por un apartamento urbano o por una vivienda impersonal y en gran número las casas tradicionales desaparecieron o quedaron en estado ruinoso.

 

Jubilado, Sert fue nombrado profesor emérito y doctor honoris causa por la Universidad de Harvard. También recibió el doctorado honoris causa por las Universidades de Boston (1970) y de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés (1981), y la Medalla y la Cátedra Honorífica de Arquitectura Thomas Jefferson (1970), la más alta condecoración profesional de los EEUU. En 1981 el Consejo Superior de Arquitectos de España le otorgó la Medalla de Oro de Arquitectura y la Generalidad de Cataluña, la Medalla de Oro. El Estado español en 1982 le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Josep Lluís Sert ha sido en el siglo XX el arquitecto español más internacional. Dejó una impronta imborrable como teórico sobresaliente, y como creador dejó un legado que sigue siendo un ejemplo a seguir. Años después de su muerte, Sert sigue bien presente y diversas instituciones, y especialmente el Colegio de Arquitectos.

Sert murió el 15 de marzo de 1983 en Barcelona. Debido al especial significado que Ibiza tenía para él, pidió que sus restos reposaran en la isla y se encuentran depositados en el cementerio de Jesús, en una modesta loseta donde dice ´Sert. 1928-1979´. Pero en tan laico y humilde epitafio se encierra medio siglo de magistral arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

González, Miguel Ángel. La Huella de Josep Lluís Sert en Ibiza. Diario de Ibiza. [consultado 15 de mayo de 2017]

Marí Torres, T. and Torres Torres, R. Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATEPAC). Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

Jiménez Díaz, Manuel. Sert i López, Josep Lluís. Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

1566
architect-rotthier-portraitPhilippe Rotthier. Guardián de la ciencia arcaica

Philippe Rotthier. Guardián de la ciencia arcaica

Philippe Rotthier nació en 1941. Diplomado en arquitectura en La Cambre de Bruselas en 1964. Como socio fundador, colabora con André Jacqmain en el Atelier d’Architecture de Genval de 1965 a 1972.

En su juventud, viajó por medio mundo, del hemisferio norte a sur, recorriendo también todo tipo de islas: las Azores, Canarias, Irlanda, las Hébridas, las Shetland, Islas Feroe, Islandia, Groenlandia y la bahía de Disko. En todas ellas se fijó particularmente en el tipo de construcciones, sus técnicas y las formas, lo que más tarde le serviría para sus estudios.

En 1973, se estableció en Ibiza, donde construyó y renovó 80 casas fiel al estilo de la arquitectura tradicional ibicenca. Fruto de sus estudios sobre la arquitectura vernácula y del modo de vida tradicional ibicencos, en 1984 publica ‘Ibiza. Le palais paysan‘, un ensayo completo sobre la sabiduría técnica de la construcción tradicional ibicenca, asociada a la mitología y el conjunto de los rituales. Este trabajo de observación e investigación enlaza con su práctica constructora y las casas que edifica en Ibiza son una excepción dentro de la mega estructura turística de los años 70 y 80.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3321,3388"]
1. Puerto de Ibiza en los 70 (Foto: Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública Universidad de Zaragoza CC BY 2.0/ 2. Finca ibicenca Can Frare Verd (Foto: JanManu CC BY-SA 3.0 (Changes made. Link to original)

Philippe Rotthier además ha tenido un papel activo en la preservación del patrimonio arquitectónico de Ibiza, principlamente a través del Taller d’Estudis de l’Habitat Pitiús (TEHP), fundado por él en 1985. Además, en 1982 funda el Premio Europeo de la Reconstrucción de la Ciudad y en 1986 la Fundación para la Arquitectura en Bruselas.

Las casas en las que interviene el arquitecto belga han sido edificadas según las técnicas tradicionales y su concepción se orienta a darles un máximo de autarquía. Rotthier se convirtió en un especialista en la vivienda arcaica, siendo en su época uno de los pocos arquitectos de las Baleares con el conocimiento y la madurez para construir casas que se relacionaban con una tradición milenaria.

finca-ibicenca-rotthier-frontside

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Su estilo personal es prácticamente invisible en la gran mayoría de sus obras, incluso en las de nueva planta, llegándose a confundir con rehabilitaciones de fincas ibicencas. A pesar de eso, su arquitectura busca reunir una tradición arcaica y un modo de vida modernos. La intervención perceptible de Rotthier se limita a unas ligeras ‘pinceladas’ sobre la finca original, justo lo suficiente para adaptarla al estilo de vida y hábitat modernos. Las intervenciones características del belga son por ejemplo:

·Ampliar el tamaño de ventanas y colocar claraboyas en el techo para permitir mayor entrada de luz en el interior, ya que las fincas originales solían tender a ser un tanto oscuras.

·Aumentar la altura de los techos en las habitaciones más bajas, como los dormitorios de la planta superior.

·Ampliar accesos entre las estancias y abrir nuevas puertas hacia el exterior, para crear nuevas terrazas y espacios abiertos, que adapta la vivienda al estilo de vida moderno del Mediterráneo.

finca-ibicenca-rotthier-living

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

·Cuando se trataba de construcciones de planta nueva, se ampliaba el tamaño de las estancias en general.

·El enlucido de algunas de sus casas contiene pigmentos de tonos ocres y tierra, lo que hace que la construcción se integre todavía más con el paisaje. Otras, sin embargo, son blanqueadas con cal igual que las fincas tradicionales.

·En caso de intervenir en los techos, era propio de Rotthier acudir a técnicas de construcción de cañas al estilo de las barracas valencianas, las construcciones tradicionales del litoral y albuferas de la Comunidad Valenciana.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="3334,3335"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Su método de diseño y producción arquitectónica ha sido objeto de numerosas publicaciones, de las que destacan sobretodo tres: Maisons sur l’île d’Ibiza (1990), Arquitecturas arquitectónicas Ibiza (1997) y XXX à Ibiza (2003). Estas tres publicaciones son significativas porque no se ciñen únicamente a describir la disciplina arquitectónica de Rotthier, sino que explican el trasfondo de un movimiento ideológico que tiene sus orígenes en la contracultura hippie, muy presente entre los jóvenes en Ibiza en los años 60 y 70.

A principios de los setenta en España coinciden el ocaso de la dictadura y el inicio de la industria del turismo masificada, donde liberación y represión compaten un mismo escenario. Particularmente en Ibiza, la nueva mentalidad de apertura social convive con las últimas manifestaciones de cultura y economía tradicional.

Es en esos años cuando Rotthier, junto a su amigo el fotógrafo Philippe de Gobert, llevan acabo actividades relacionadas con el happening, la edición independiente, en un ambiente que respalda la concienciación del individuo en relación a su entorno natural. Son movimientos artísticos y sociales influenciados directa o indirectamente por las posturas de la Internacional Sensacionalista y las ideas de Mayo del 68, Allan Watts y Mircea Eliade, que propugnan el uso de las energías renovables y el rechazo al dominio del uso del petróleo y sus derivados, y la energía nuclear. Artistas, escritores, arquitectos, fotógrafos, cineastas, entre otros, han rodeado la trayectoria y el recorrido intelectual de Rotthier desde los años que llegó a la isla.

En cierto modo, Philippe Rotthier “huye” de su Bélgica natal y de la profesión de arquitecto como se vivía en aquel momento, y experimenta en Ibiza una transformación profunda en la concepción y en el objetivo del oficio. Fascinado en seguida por la belleza y la justeza de las construcciones rurales de la isla, analizará primero con una visión científica y etnográfica la razón de esa fascinación para poco después aprender sus reglas.

traditional-ibizan-finca

Finca Ibicenca (Foto: Kelosa CC BY 2.0)

Su propia casa en los años 70 le servirá de laboratorio y la fijará en papel en uno de los estudios más completos que se han hecho de la cultura tradicional, el hábitat y los ritos de la que es el resultado. Después pondrá en práctica estos conocimientos en construcciones de nueva planta o intervenciones en fincas ibicencas, prácticamente imperceptibles, que de otro modo probablemente hubiesen sido derruidas a golpe de cemento, ya que en esa época en Ibiza imperaba el “progreso” y la nueva construcción. Paralelamente, el arquitecto belga dedicaba una parte cada vez mayor de su tiempo a divulgar las cualidades de las casas rurales, así como a defender la mejora de la calidad de los entornos semi-rurales y los pequeños pueblos de la isla.

Rotthier pasó de la fascinación personal a la concienciación social. Según explica en XXX à Ibiza (2003), hacía falta otra forma distinta de entender la arquitectura y la calidad de vida en un entorno en el que, según él, el pasado y el presente colisionaban de forma incoherente, con grandes saltos y pocas continuidades. Además, la frontera tan evidente de espacio físico dejaba patente que la situación macro social y económica imponía una presión insostenible sobre el suelo de la isla.

Philippe Rotthier es el antagonista del modelo imperante de la explotación urbanística, con una firme oposición a la mayoría de los elementos que lo definen. Estos principios se materializaban, por ejemplo, en el método de trabajo tradicional (que incluía un equipo de artesanos), en preservar las antiguas construcciones, en una doctrina de trabajo establecida en términos de relación con el entorno o en la privacidad como objetivo de las construcciones; en contraste con lo colectivamente significativo y económicamente rentable.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3342,3343"]

Además, el belga construye poco y lentamente. Sin embargo, este poco testimonio contiene más ciencia que la producción cotemporánea de los 70 y 80. Según Rotthier, “no se puede economizar el tiempo, no se puede simplificar o industrializar la arquitectura vernácula.” Las fincas ibicencas surgen de la tierra, siguen su movimiento y se funden con el paisaje. Construidas con las manos del payés que trabaja la tierra, de la que saca los materiales para la obra, que son también los que exigen el mínimo transporte y la mínima transformación del paisaje.

Rotthier ha sido además un catalizador que difunde su acción junto con la de muchos colaboradores y compañeros, viajeros, nativos, habitantes rurales y urbanos, testigos antiguos y nuevos. Numerosos estudiantes de arquitectura hicieron sus prácticas de aprendizaje junto a Rotthier, que ha servido como pudo de apoyo y estímulo a la creatividad y a la difusión de la arquitectura y las artes, que se materializa en los Archives de l’Architecture Moderne (AAM).

El arquitecto belga ha sido una pieza importante para la conservación del patrimonio cultural y natural de Ibiza, en impulsar en una época clave la concienciación de habitantes y, en consecuencia, de políticos, al divulgar y advertir que el desarrollo desmesurado inevitablemente conduciría a la sobreexplotación, y eso significaría un dramático final para el encanto y la belleza de la isla.

finca-ibicenca-rotthier

 © Kelosa | Ibiza Selected Properties

La conservación de la riqueza cultural y la protección del espacio natural de un lugar incide directamente en una mejora del estatus de dicho lugar a medio y largo plazo, evitando a su vez una sobredependencia del turismo de masas que, al fin y al cabo, es el público menos leal y los beneficios que aporta son para unos pocos empresarios. El modelo de crecimiento más ‘contenido’ que desde entonces ha experimentado Ibiza ha demostrado ser más sustancioso, presentando en la actualidad cifras récord de visitantes año tras año y estableciéndose como destino de referencia mundial para el turismo de lujo. Después de reconocer su potencial, la clave del éxito para una isla con un territorio muy reducido (572 km²) ha sido diversificar y buscar elevar el estatus de sus visitantes, implantando medidas políticas concretas como por ejemplo limitar la nueva construcción a hoteles de cinco estrellas. A día de hoy se está fomentando el turismo fuera de temporada alta y así reducir la presión de la estacionalidad, otra medida que resulta positiva sobretodo por la clase de turismo que esto atrae.

Desde 2006 Philippe Rotthier divide su tiempo entre Ibiza, Bruselas y Polinesia, donde, en un motu en la isla de Tahaa, construyó su propia casa con materiales locales (como no podía ser de otra manera). En 2011 funda el Museo de la Arquitectura – La Loge en Bruselas, dedicado a la creación contemporánea.

rotthier-prize-2017

Rotthier Prize 2017

 

 

 

 

Referencias:

Rotthier, P et Joachim, F. (1981). Ibiza. Le Palais Paysan. Eivissa: T.E.H.P./A.A.M.

Rotthier, P., Culot, M., Loze, P., Thiébaut, A., Breitman, M., Marí, B. et Mierop, C. (1984). Maisons sur l’ile d’Ibiza. Bruxelles: Archives d’Architecture Moderne

Rotthier, P., Culot, M., Marí, A., Planells, C., De Gobert, P., Marí, B. et Mierop, C. (1996). Architectures. Bruxelles: TEHP/A.A.M.

Rotthier, P. and Gobert, P. (2003). Treinta años en Ibiza, 1973-2003. [Sant Josep]: TEHP.

Oxford Index. Entry: Rotthier, Philippe. [online] Consulted: 15/12/2016

European Prize of Architecture Philippe Rotthier. Official Site. [online] Consulted: 10/01/2017

Archives d’Architecture Moderne. Official Site. [online] Consulted: 11/01/2017

Ferrer Abarzuza, A. (1974). La casa campesina de Ibiza. Madrid: Narria. [online] Consulted: 10/01/2017

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

630
Calo d'en RealLa urbanización Caló d’en Real, obra de André Jacqmain

La urbanización Caló d’en Real, obra de André Jacqmain

La urbanización de Caló d’en Real está ubicada en el municipio de San José de la Talaia, al suroeste de Ibiza, entre Cala Molí y Cala Vedella. La urbanización se fundó en 1974 como un proyecto entre varios amigos de nacionalidad belga, que compraron el terreno que conformaba la meseta y le encargaron el diseño al arquitecto André Jacqmain. La filosofía inicial de Caló d’en Real era la de ser una comunidad de amigos y familiares, lo que significaba para estos primeros residentes que el diseño de todas las viviendas fuera concebido por un mismo arquitecto, estableciendo así un estilo único.

Antes de Caló d’en Real, el arquitecto belga ya había sido autor de importantes proyectos entre los años 1960 y 1970. Gracias a esto, siendo habitual que el cliente tenía la última palabra en aprobar un proyecto, a Jacqmain se le tuvo muy en cuenta a la hora expresar y desarrollar sus ideas. Esto no fue en vano y el arquitecto acabó concediéndole a esta urbanización su carácter propio, un concepto único en Ibiza y probablemente en el mundo entero.

Un buen ejemplo de las obras que en aquel momento avalan a André Jacqmain es el famoso Foncolín (1955), una de las primeras estructuras con marcos expuestos y una fachada portante compuesta de elementos de hormigón prefabricado. Considerado por muchos una de sus obras maestras y fruto de una lograda colaboración con el diseñador e interiorista Jules Wabbes, en esta obra la arquitectura y el diseño comparten la aspiración de la innovación y la calidad. Hoy en día es considerado un manifiesto formal de la arquitectura técnica de los años 50, donde las tecnologías de vanguardia fueron acompañadas por una fuerte calidad y sofisticación de los materiales, como los elementos prefabricados de hormigón o las fachadas ataviadas con barandillas de roble y bronce.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="4015,4019"]

El Foncolín, Bruselas

André Jacqmain (Bruselas, 1921 – 2014) se tituló en la Academia de Bellas Artes de Bruselas en 1944, donde siguió las enseñanzas del gran arquitecto Henri Lacoste y de quien heredó la audacia del gesto arquitectónico. La primera fase de su carrera está dedicada a las viviendas unifamiliares, ámbito en el que se revela como creador de algunas de las formas más originales de su generación. Frente al discurso funcionalista que dominaba en aquel momento la enseñanza y la profesión, el trabajo de Jacqmain se distingue por un enfoque estético puesto en valor por la ejecución de la obra y la gran calidad de los detalles.

En 1967 funda el Taller de Arquitectura de Genval, cuya libertad de concepción va a constituir un punto de referencia inevitable para varias generaciones de jóvenes arquitectos. El Atelier de Genval también destacaba por tener una filosofía de trabajo colaborativa, tanto dentro del mismo equipo como con otros estudios y campos relacionados con la arquitectura; reflejo del propio Jacqmain y de este modo ha entregado muchos edificios representativos de la posmodernidad en los años 1980 y 1990.

Alrededor de 1974 Jacqmain proyectó la urbanización de Caló d’en Real en Ibiza, donde también diseñó la mayoría de las viviendas. El conjunto residencial está formado por cerca de 120 casas unifamiliares, dispuestas la mayoría en pendiente y dirigidas hacia el oeste. Caló d’en Real está situada en una meseta de 18.000 m2, rodeada de mar y con una vegetación predominante de sabinas, calificada actualmente como zona verde. Se puede decir que esta planicie es un emplazamiento estratégico, dominado por el mar y con un gran protagonismo de las puestas de sol, un lugar idóneo para una arquitectura imaginativa, innovadora y atrevida como la del arquitecto bruselense.

Caló d’en Real

La mayoría de las edificaciones se sitúan en una primera y segunda linea de mar, con un diseño que se caracteriza por la ruptura de los volúmenes, el juego con los colores y las sombras. Estas viviendas demuestran un control de las visuales hacia el mar y el aprovechamiento de los espacios exteriores, donde soportales y pilares hacen función de respaldar las velas utilizadas para crear los espacios de sombra.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="4012,3930,3931,3928"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Los interiores son simples, con espacios que demuestran minimalismo y cubismo por igual, un funcionalismo no purista que busca la estética. Estos tipos de espacios se consideran ideales para combinar diferentes estilos, volúmenes y abundancia de elementos decorativos. Del mismo modo, son versátiles y permiten una decoración personal predominante o más discreta, que permanezca en un segundo plano para dejar que resalten los elementos arquitectónicos. Predominan los espacios amplios y diáfanos en salas y accesos, mientras que se les concede una menor superficie a los dormitorios, aunque existen considerables variaciones en algunas viviendas que dependían del encargo de cada cliente.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Se puede decir que André Jacqmain ha puesto todo su ingenio al servicio de la luz, gracias a su característico cuidado del detalle y a las condiciones propias del paisaje. La parte delantera de la vivienda se abre a una amplia terraza encarando las extensas vistas al mar y las imponentes puestas de sol que ofrece el lugar. Algunas de las propiedades tienen una ubicación espectacular, lindando el acantilado, con un camino que conduce a pocos metros de la casa hasta las rocas al borde del mar.

Multitud de elementos arquitectónicos se repiten en todas las edificaciones, dotando a la urbanización de Caló d’en Real de una imagen y un carácter propio. La imaginación del arquitecto belga es admirable, al observar la lograda ocupación del espacio y la harmónica relación entre el interior y el exterior. Algunas viviendas más amplias tienen una distribución que alterna espacios exteriores e interiores, normalmente entre las salas y los dormitorios, que se conectan a través de pasillos o terrazas traseras al resguardo del viento.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

También se puede observar un aumento de la profundidad en perspectiva, con arcos que se aislan del plano convencional y crean una especie de doble fachada sobre la estructura de edificio. Los arcos y columnas separados de la primera fachada actúan a su vez como elemento decorativo y realzan aún más el juego de luz y sombra.

Desde un punto de vista formal el diseño se podría definir como la exploración de una versión moderna de El Casba, la ciudadela de Argel y una de las grandes referencias del concepto de ‘arquitectura mediterránea’. Las viviendas son de una volumetría compleja, con un estilo cubista que a veces recuerda a la disciplina Bauhaus. Sin embargo, los colores originales de estas casas reflejan estilos de construcciones africanas, que a su vez representan uno de los orígenes del cubismo. También ha recibido descripciones un tanto más subjetivas, definido en algunos artículos como “una novela sin un final definido”, “una larga historia contínua, concebida para representar cada día un hilo conductor diferente” o “un todo orgánico dedicado a la belleza”.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Una combinación interesante de conceptos y, a su vez, aunque en todas las viviendas se repiten unos mismos elementos arquitectónicos característicos, los diseños de una vivienda a otra experimentan algunas variaciones tanto en la distribución como en su estilo. Jacqmain demuestra su pragmatismo al adaptar la petición de cada cliente con el estilo general del conjunto, ya que estos deseos particulares, el tamaño y posición de cada vivienda variaban considerablemente.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="4010,4011"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Después de haber sido un conjunto residencial de amigos y familiares belgas durante las dos primeras décadas, con el paso del tiempo las segundas ventas de las viviendas ha convertido a Caló d’en Real en una comunidad más cosmopolita. Además de belgas, hoy en día residen, entre otros, alemanes, italianos, suizos, franceses y americanos, y es considerado uno de los vecindarios más exclusivos de Ibiza.

La obra de André Jacqmain cubre por lo menos 60 años, abarcando varios períodos y varias corrientes. En Bélgica ha sido uno de los arquitectos representativos de la arquitectura innovadora de la segunda mitad del siglo XX; aparte de El Foncolín, por obras como la casa Urvati, edificios en las universidades de Lieja y de Lovaina, el pabellón belga en la Expo’70 en Osaka y, más adelante, para la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, en colaboración con otros arquitectos.

Jacqmain exploró los límites del modernismo y ha sido una voz de crítica y honesta cuando, por ejemplo, declaraba que el cambio tecnológico daba lugar a un agotamiento de la imaginación, que las construcciones acababan siendo las mismas en todas las partes, así como cuando expresaba su preocupación que los arquitectos actuales ya no supieran cómo dibujar. El estilo de Jacqmain se definía por su profunda fe en la imaginación, un don que se le atribuía ya desde la infancia, y hoy se le considera un arquitecto que ha marcado una época.

 

Referencias / fuentes:

Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. Entrada: Jacqmain, André. Enciclopèdia del Consell d’Eivissa [en linea]. Vol. XI (2012). [fecha de consulta: 8 de febrero de 2016]

Barluenga Badiola, Gonzalo (2013). Tema 4: Fachadas. Introducción a la construcción. Curso 2013-2014. Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Universidad de Alcalá: Madrid. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Duplat, Guy (2004). L’imaginaire d’André Jacqmain. Journal La Libre. LaLibre: Bruxelles. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Calo d’en Real Owners Community Website. About Calo d’en Real. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Kunstbus. André Jacqmain. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

 

Es posible que las fotos y los contenidos lleguen a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

888
Bruno ErpicumBruno Erpicum. Arquitectura de vanguardia en Ibiza

Bruno Erpicum. Arquitectura de vanguardia en Ibiza

Bruno ErpicumBruno Erpicum estudió arquitectura en el ISASLB (Institute of Architecture Saint Luc Brussels) y en 2001 creó su actual Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners. Erpicum cuenta con más de 25 años de experiencia en arquitectura, en los que ha ganado varios premios, como los Architectural BIFSA Awards (Sudáfrica), los Eric Architectural LION Awards (Reino Unido), Prix de l’Urbanisme 2004 (Bélgica), el Premio Internacional de Arquitectura BigMat (Luxemburgo) y el International Space Design Awards Idea-Tops (China). Entre sus proyectos se encuentran principalmente grandes villas residenciales, pero también diseña edificios comerciales, museos, galerías y oficinas. Sus obras se encuentran en una gran variedad de países: España, Bélgica, Francia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Italia, Grecia, Portugal, Sudáfrica, Namibia, Suiza, Estados Unidos, Perú y en varios países del Caribe.

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photo: Jean-Luc Laloux

Salta a la vista que la disciplina arquitectónica de Erpicum es fundamentalmente minimalista y de carácter austero, aunque los tamaños de espacios suelen ser considerablemente grandes. El estilo concreto de Erpicum puede recibir muchos adjetivos, ya que las interpretaciones personales pueden ser variadas. Basarnos en sus propias declaraciones nos permite acercarnos más a la realidad más objetiva que representan estas obras.

Según Erpicum, la arquitectura debería “desaparecer” y ser tan simple como sea posible para dejar que se exprese en el entorno natural y domine [1]. El contexto ambiental determina la esencia de cada proyecto al utilizar materiales que se encuentran en la zona y teniendo en cuenta las condiciones a las que se exponen estos materiales, su mantenimiento y las condiciones de su instalación[2]. Marcadas por la modestia y perfectamente integradas en su entorno natural, algunas obras de Erpicum son casi invisibles en el paisaje.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2652,2662"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

La conciencia ambiental es de primer rango. Los edificois se erigen teniendo en consideración los elementos existentes del paisaje. Por ejemplo, los exteriores de los edificios cerca del mar albergan la flora de la costa de la zona, ya que está más adaptada al medio y reduce un posible impacto visual. También se puede decir que el proceso y la concepción de sus obras son respetuosas con el medio ambiente, ya que intenta aprovechar los recursos disponibles del terreno y evitar grandes transportes.

                 © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

En las viviendas del arquitecto belga domina el hormigón y todas destrezas técnicas se ocultan en el edificio, inspirando serenidad y silencio. Según explica Erpicum, a diferencia de lo que muchos piensan, el hormigón es un material natural, compuesto por arena y grava, capaz de soportar el poder de los elementos, manteniendo su carácter[3].

Una particularidad de Erpicum es acudir a elementos arquitectónicos para ocultar desde la entrada a la casa las vistas principales del exterior; según el mismo Erpicum, “para que el visitante descubra la magia del lugar lo más tarde posible”[4] Además, una casa no debería tener sólo una vista única, sino estar abierta a todos sus horizontes. Como, por ejemplo, una villa en la costa necesita albergar habitaciones que den la espalda al mar, espacios que son más introvertidos y que calman la vista[5].

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2656,2657"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

La arquitectura de Erpicum también se puede considerar como un estilo meticuloso, cubista, donde nada de lo que se concibe en sus obras está ahí porque sí, sino que se deben a una intención o están adaptados a las condiciones previamente existentes del terreno o de la estructura anterior.

 

minimal villa modern night lights© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photo: Jean-Luc Laloux

Una de sus obras de referencia en Ibiza es Can Durban, una obra fundamentalmente minimalista que ha sido adaptada al estilo del entorno de campos ibicencos vallados con antiguos muros de piedra. El propietario le encargó a Erpicum el diseño de su casa hacia una versión moderna de una finca payesa dentro del marco de estos centenarios campos ibicencos. En esta obra el minimalismo se encuentra en forma de ventanas amplias para ofrecer una vista más abierta al paisaje, o en los interiores diáfanos tan característicos del estilo. De nuevo, Erpicum ha aprovechado elementos previamente existentes: el patio está un poco hundido aprovechando el desnivel del terreno, con lo que se asegura que aun con fuertes vientos sea un lugar resguardado, y la piscina se ha construido aprovechando el antiguo pilón de la finca. En Can Durban se respira un ambiente más cálido y orgánico al que el arquitecto belga nos tiene acostumbrados, al incluir varios muros de piedra natural en combinación con el hormigón.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2660,2661"]

Can Durban © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

Bruno Erpicum también es el autor de Casa Infinity, un obra un tanto más minimalista que la anterior. En esta villa de volumen triangular el blanco se extiende por todo el espacio, tanto exterior como interior, y reinan las formas rectilíneas que dibujan escenas en grandes espacios horizontales y sus imponentes alturas. Es una muestra del sereno y elegante minimalismo del arquitecto belga, ocupando una posición en el paisaje que da la espalda a las otras casas y que se abre al horizonte, aprovechando al máximo lo que ofrece el lugar. El interior entra en armonía con el paisaje a través de grandes superficies acristaladas, que permiten una gran entrada de luz y el protagonismo del intenso azul del mar. Gracias al dominio de los muros blancos níveos, a lo largo del día el movimiento del sol provoca cambios de luz y sombras que actúan sobre la atmósfera del lugar.

Infinity © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

La arquitectura de Bruno Erpicum está desprovista de atributos decorativos, sin embargo, cuando se entiende que las obras se conciben con una predisposición de absorber la belleza que ofrece el lugar, se comprende que se establecen unas bases exquisitas para que la vivienda se muestre a cualquier visitante como algo especial, fuera de la norma. Cada una de las obras de Erpicum es una pieza única y no hay que ser un conocedor para reconocer su estilo. Cuando el visitante entra en la casa, se puede dar cuenta fácilmente de que el belga es un arquitecto meticuloso que encuentra una idea e intención para cada lugar de la casa. Los puntos estratégicos de la vivienda ofrecen una escena especial e incluso está adaptada a la hora del día en la que se suele estar; por lo tanto, la orientación del salón o el comedor siempre estará en contraste con la de los dormitorios.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2650,2649"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

El arquitecto belga destaca en su gremio por muchas razones, disfruta de una merecida reputación y, por consiguiente, recibe una gran demanda de proyectos alrededor del mundo. Ibiza es uno de los puntos donde más proyectos ha realizado. Como ejemplo, una villa del arquitecto Bruno Erpicum en venta

 

Citas originales (en inglés):

[1] The architecture should disappear and be as simple as possible to let nature express itself and dominate

[2] We must use friendly materials, create with local products while remaining attentive to the installation and maintenance conditions required by the geographical situation

[3] “Contrary to what many believe, concrete is a natural material made up of sand and gravel, capable of dealing with the power of the elements while maintaining its character.”

[4] “Hide the first view so that the visitor can discover the magic of the place as late as possible

[5] “You have to create rooms that turn their backs to the sea, spaces that are more introverted to calm the view

Bruno Erpicum, 2014.

Referencias:

BigMat International Architecture Award (2013). Recuperado el 28 septiembre de 2015, de https://etsav.upc.edu/ca/noticies/9289

Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners (2013). Recuperado el 2 de octubre de 2015, de http://aabe.be/

SANJU, Maria. Bruno Erpicum reinterpreta una vivienda payesa. Decoesfera. 5 de agosto de 2013. [fecha de consulta: 3 de octubre de 2015]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

1127
rolph blakstad portraitRolph Blakstad. Un legado para la arquitectura ibicenca

Rolph Blakstad. Un legado para la arquitectura ibicenca

Rolph Blakstad (Vancouver, 1929) desarrolló una amplia carrera profesional antes de instalarse en Ibiza. A los 21 años estudió arte y arquitectura medieval y renacentista en Florencia, antes de su visita a Marruecos, donde, a su vez, fue inspirado por su extensa investigación sobre la arquitectura tradicional islámica, el diseño artesanal y, posteriormente, los orígenes de la arquitectura ibicenca, su obra de investigación más extensa. Antes de llegar a Ibiza, el arquitecto canadiense trabajó como actor de cine, operador y escenógrafo de teatro y televisión, realizó documentales sobre la fauna salvaje en África y trabajó como dibujante de monumentos arqueológicos para el gobierno británico. Después de instalarse en Ibiza, fundaría Blakstad Design Consultants en 1967.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3707,3708"]

Rolph y su mujer Mary llegaron por primera vez a Ibiza en 1956, cuando el barco desde Denia hizo escala de camino a Mallorca. Sin embargo, en vez de seguir con el plan inicial de viaje, la isla blanca les cautivó de tal manera que permanecieron allí hasta el final de sus días. Por aquel entonces la isla carecía de muchos de los lujos modernos a los que habían estado acostumbrados, pero se encontraron con una atmósfera relajada, digna y tenía las raíces culturales profundas que ambos ansiaban. Para Blakstad las ansias de conocimiento y el interés por la cultura ancestral no cesaron al instalarse en Ibiza, sino todo lo contrario. No sólo le interesó la arquitectura; sus apuntes y estudios se extienden hacia la arqueología, la historia, la etnología e incluso la genética.

Sus investigaciones le llevaron a elaborar una tesis que sostenía que la casa payesa ibicenca tiene su origen en las casas rectilíneas del neolítico del Próximo Oriente. Blakstad viajó por medio mundo buscando conexiones arquitectónicas que demostraran las raíces de la casa rural ibicenca, llevándole a la conclusión que se trataba de un estilo arquitectónico milenario. A pesar de las sucesivas invasiones y la variedad de civilizaciones que han poblado las Islas Pitiusas, Blakstad sostuvo que la arquitectura de las islas es la réplica más fiel que existe de la fenicia (o cartaginesa).

                                                         Maqueta representación de Ses Feixes en la antigüedad / Exposición de MOISÉS COPA

Según su teoría, la conservación de estas construcciones milenarias estaba relacionada con la indiferencia de los líderes de los diferentes invasores hacia el campesinado y su forma de vivir, ya que para mantener el control que precisaban les era suficiente confinarse en la ciudadela de Dalt Vila, por lo que la esencia material de su cultura no fue cambiada ni por romanos ni por bizantinos ni por árabes y continuó siendo fenicia hasta los tiempos actuales.

Para Blakstad no había duda que la arquitectura original de Palestina era la misma que la ibicenca, es decir, la fenicia. Blakstad describía repetidas veces a los ibicencos como «gente de Canaán», ya que para él las raíces eran las mismas. Sus investigaciones permitieron hallar en Siria, Líbano y Palestina restos arqueológicos que correspondían con las fincas rurales de Ibiza, en cuya construcción se utilizaron también sabinas, entre otros elementos característicos de estas construcciones milenarias. Blakstad incluso llegó a ofrecerse a los palestinos para recuperar su arquitectura orginal, cuando en 1993 cruzó la frontera que separaba Jordania e Israel tras el acuerdo de paz entre Rabin y Arafat.

Después de viajar por el Mediterráneo oriental rastreando similitudes en las construcciones, Blakstad plasmó los resultados de su análisis comparativo principalmente en dos publicaciones: en la ´Guía de la Arquitectura de Ibiza y Formentera´ (en colaboración con el arquitecto Elías Torres, 1980) y en ´La casa eivissenca. Claus d´una tradició mil·lenària´ (obra del mismo Rolph publicada en 2013).

Sus obras recogen todas las informaciones recabadas por Blakstad para evidenciar las similitudes de la arquitectura y costumbres ibicencas con las de distintos enclaves de Oriente Medio que comparten raíces fenicias y cartaginesas. Sus viajes y sus textos han buscado respaldar la tesis que la arquitectura tradicional ibicenca tiene su origen en la ocupación de fenicios y cartagineses y que las construcciones apenas habían variado en más de dos milenios de existencia.

Finca Can Cala © Blakstad Design Consultants

La pasión de Rolph Blakstad por la arquitectura rural ibicenca, sus orígenes y por las costumbres ancestrales, hizo dedicarse buena parte de su vida a realizar un completo estudio histórico-tipológico. Sin embargo, aunque fue hijo de arquitecto, nunca se licenció en arquitectura pese a que esta fuera su gran pasión. Por este motivo, como explica su hijo menor Rolf, la de su padre fue durante mucho tiempo una voz discordante, aunque actualmente hay cada vez más expertos que coinciden con las teorías que él exponía.

En una ocasión la nieta del famoso arquitecto Walter Gropius, fundador de la escuela Bauhaus, le preguntó: «Dígame señor Blakstad, ¿qué tipo de arquitectura hace?», éste le respondió, «yo busco al bebé que tu abuelo dejó escapar».

El interés y la disciplina que ha perseguido Rolph también difieren de los de su amigo el arquitecto alemán, Erwin Broner. Broner, que vivía en Ibiza desde 1936, formaba parte de la Bauhaus ya desde antes de la segunda guerra mundial, y se acercó a la arquitectura ibicenca con los conceptos de diseño Bauhaus y materiales modernos. El estilo Blakstad, sin embargo, se podría describir como la continuación de la construcción al estilo ibicenco, intentando «retener el valor de lo valioso en la tradición cultural, que se pueda aplicar a la vida moderna». Es decir, que el acercamiento de Rolph no podría haber sido más diferente de la de su colega Erwin.

Entre sus obras se puede observar que en unas ha buscado las raíces de la estética oriental, mientras que en otras ha optado por remarcar el estilo propio de la arquitectura ibicenca:

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3704,3701"]

© Blakstad Design Consultants

Los interiores que diseñaba el arquitecto canadiense se concebían para mejorar las carencias de la finca tradicional. Eso significó, sobretodo, un aumento de luz y espacio:

 

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3710,3709"]

En 1967 Rolph Blakstad fundó Blakstad Design Consultants . Sus estudios se convirtieron en la base de su trabajo de investigación, el diseño y la construcción durante más de 40 años. Rolph estudió exhaustivamente la arquitectura ibicenca, cuando todavía era una tradición milenaria que vivía con los constructores campesinos, cuyas reglas fueron transmitidas oralmente de padres a hijos. Del mismo modo, a día de hoy sus hijos Rolf y Nial dirigen el negocio que representa la tradición familiar, después de que su padre falleciera en 2012. Una tradición viva que se adapta a las circunstancias cambiantes, pero que se sigue basando en las líneas y formas de la construcción local de la isla, de tradición milenaria. Blakstad Design Consultants han adecuado sus obras a las necesidades y las tecnologías que dictan el estilo de vida moderno, pero siempre fiel, desde el punto de vista arquitectónico, a las condiciones históricas que tanto ha estado investigando, estudiando y documentando su padre.

Rolf y Nial Blakstad siguen trabajando en la restauración de fincas ibicencas y obras de nueva construcción. A día de hoy, las ilustraciones de sus estudios y sus puestas en práctica tienen una importante repercusión en la investigación de técnicas de construcción ecológicas e integradas en el entorno.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3713,3698,3705,3711"]

© Blakstad Design Consultants

Se puede decir que el nombre Blakstad en Ibiza es sinónimo de bellos y distintivos diseños, fuertemente influenciados por las bases arquitectónicas históricas de la isla, combinado con el estilo auténtico de la interpretación personal de Blakstad. Al visitar cualquier villa construida por Blakstad siempre despegan un aire de comodidad, probablemente por el enfoque intelectual, emocional e intuitivo de su trabajo.

 

 

 

Referencias:

MESTRE, Bartolo y TORRES, Elias (1971). Guía de Arquitectura de Ibiza y Formentera, islas Pitiusas. Disponible en: CuadernosArquitecturaUrbanismo.

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

1862