Author : administrador

HomeArticles Posted by administrador
elmyr-1973-cutElmyr De Hory. El arte de la farsa

Elmyr De Hory. El arte de la farsa

Elmyr de Hory es considerado por muchos el falsificador de arte más talentoso y exitoso del mundo. Luchando por una carrera como artista, con cierta desfortuna, se dió cuenta por el camino que tenía un don excepcional para imitar los estilos de los grandes maestros modernistas. No obstante, estas falsificaciones, que pasaron imperceptibles durante décadas por muchos expertos del arte, era sólo una rama más de una existencia inmersa en el engaño.

Vida temprana.

Después de contrastar la información con investigaciones y el testimonios, hoy en día se sabe que Elmyr nació en 1906, como Elemér Hoffmann en Budapest, Hungría. Comenzó su formación artística formal en la colonia de arte húngaro de Nagybánya a los 16 años, y continuó en la escuela de arte Akademie Heinmann en Munich. En 1926 se trasladó a París y se matriculó en la Académie la Grande Chaumière, donde estudió con Fernand Léger.

A lo que se refiere a su familia, Elmyr siempre contó que su padre era católico y un diplomático de la aristocracia; pero los libros de contabilidad de Budapest lo enumeran al como un comerciante judío de artesanía. También contó que los nazis asesinaron a su familia, pero según el testimonio del Mark Forgy, su asistente-aprendiz personal durante más de una década en Ibiza, Elmyr recibió la visita en varias ocasiones de un presunto primo suyo que al final resultaba ser su hermano. El hecho de que fuera perseguido por el nacismo, al ser judío y homosexual, posiblemente fuera el catalizador para crear falsas identidades, y tal vez encuentra su origen en la necesidad de tener que cuidar su imagen y obfuscar su rastro para salvar la vida. En todo caso, lo que se supone saber hoy sobre su identidad puede seguir estando abierto a otro «giro argumental» en el futuro.

Elmyr De Hory tendía a crear su alter ego de procedencia aristocrática que había pasado por episodios de desfortuna y se sentía obligado a vender sus posesiones para financiar su nivel alto de de vida. Según Elmyr, el retrato que poseía de él y su hermano fue realizado pro el famoso retratista húngaro Philip de László. Sin embargo, cuando en 2010 Mark Forgy, como único heredero de todas las pinturas de Elmyr, expuso junto con el resto de obras este retrato De László Trust le dijera que la obra ciertamente no era del apreciado retratista, sino simplemente otra falsificación. El hecho de que De Hory forjara un retrato doble de la infancia de él y su hermano con trajes de marinero (un hermano que, según él, ya no estaba vivo …), firmado a nombre de un artista que en ese momento sólo retrataba a la élite de la plutocracia europea, debía ser un nexo de unión para validar todas las mentiras sobre su procedencia.

Cuando el joven Elemér terminó sus estudios de arte, su estilo de pintura figurativa quedó obsoleto, al surgir nuevas tendencias de vanguardia como el fauvismo, el expresionismo y el cubismo. Esta dura realidad y las ondas de choque económicas de la Gran Depresión empañaron cualquier perspectiva de que pudiera ganarse la vida con su arte.

Los archivos policiales de Ginebra, Suiza, indican cargos y arrestos por delitos menores entre finales de los años veinte y durante la década de los treinta. Durante este período, fue condenado diez veces en cinco ciudades europeas por delitos que incluyen fraude con cheques, falsificación de documentos y reclamo falso de un título aristocrático. Esto indica que su habilidad en el artificio tuvo su origen en el fraude financiero, impulsado probablemente por la incapacidad de vivir dentro de sus posibilidades del estilo de vida deseado; en una posguerra que más tarde llevó a una depresión económica que empujó a muchos a vivir al día y dejaba poco para ahorrar, menos aún, comprar arte.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, de Hory regresó a Hungría. Pronto terminó en una prisión de Transilvania en los Cárpatos para disidentes políticos; debido a haber estado involucrado con un periodista británico y presunto espía. Aunque fue liberado más tarde durante la guerra, solamente un año despuésse supone que terminó en un campo de concentración alemán por ser judío y homosexual. No obstante, esta historia nunca ha sido confirmada. Edith Tenner, la viuda del primo materno de Elmyr y su único pariente sobreviviente, sugirió que el falsificador podría haber pasado la guerra en España. Otras fuentes cercanas cuentan que se escapó del hospital de una prisión alemana para posteriormente emigrar a Hungría.

El falsificador bon vivant.

Al llegar a París después de la guerra, inicialmente De Hory tuvo poco éxito en ganarse la vida con su arte. En cambio, se dio cuenta de su asombroso talento para copiar estilos de pintores destacados. Se supone que su carrera comenzó cuando logró vender un dibujo a pluma y tinta a una mujer británica como un Picasso original. Después de haber vivido por repetidos intentos fallidos de encender su propia carrera, Elmyr se centró en su talento para imitar, vendiendo sus réplicas a galerías de renombre en París pasando por aristócrata húngaro desplazado que vendía su colección de arte.

Elmyr l’aristocrate

Durante un tiempo, se centró en la falsificación de obras en papel, ya que el papel correcto era más fácil de obtener y estas obras podían pasar desapercibidas más fácilmente, puesto que muchos de los artistas que falsificó, como Picasso y Matisse, aún estaban vivos y podrían darse cuenta de una nueva pintura sobre lienzo. Esta técnica de “volar bajo el radar” y hacer sólo obras menores lo llevó incluso a producir falsas litografías para ocultar el rastro.

De Hory evitó usar cualquier tipo de pigmento en papel hasta 1949, cuando comenzó a agregar témpera y acuarela a sus dibujos a tinta; resolviendo la complicación añadida del color con el secado ayudado por una bombilla y envejeciendo el papel con un cepillado con té.

Al producir obras sobre lienzo, Elmyr solía comprar obras del siglo XIX en mercadillos y rasparlas, consciente de cómo se producían los exámenes forenses de los soportes. Para envejecer artificialmente las obras, usó té dos barnices comerciales ampliamente disponibles: Vernis à craqueleur, un barniz que produjo un agrietamiento rápido, y Vernis à vieillir, que imparte un tono matiz de añejamiento dorado.

En 1947 Elmyr se mudó a Nueva York. Más tarde ese mismo año, pudo encontrar una camilla correcta sobre un lienzo de época, probó su primera pintura de Modigliani y la horneó en el horno para secar la pintura al óleo. Aun así, el óleo tardó dos meses en secarse, pero el resultante se vendió con facilidad a la Galería Niveau en Nueva York. Poco después, expandiría su repertorio de falsificaciones para incluir también obras de Matisse y Renoir, pero a lo largo de su carrera se concentró mayormente en Modigliani; dado que fue un artista con una vida muy corta, sus obras escasas y objeto de deseo por muchos. A partir de ese punto, Elmyr empezó a crear un mundo ilusorio alrededor de su persona que le dio a su arte y a él mismo la apariencia de autenticidad. Esto le trajo amigos, clientes y aceptación. Para evitar sospechas, había comenzado a firmar las obras con muchos seudónimos: Joseph Dory, Joseph Dory-Boutin, Louis Cassou, Elmyr Herzog y E. Raynal.

Elmyr De Hory in studio, 1961

En 1960, De Hory pactó un acuerdo comercial con dos marchantes de arte, Fernand Legros y Real Lessard, quienes idearon muchas de las tácticas más brillantes e insidiosas para corromper los mecanismos epistemológicos que gobiernan el mercado del arte.

Por encima de todo, Legros y Lessard reconocieron la importancia de contratar peritos del arte que podían «garantizar» la autenticidad de las obras. Sabían a quién sobornar y a quién engañar. Consiguieron convencer al artista Kees van Dongen de que él mismo había pintado una obra realizada por Elmyr De Hory. Al realizar una exposición sobre Raoul Dufy, se aseguraron de mezclar obras auténticas entre las realizadas por Elmyr. Colocaron falsificaciones en subasta y luego las volvieron a comprar, lo que dio a las pinturas la autoridad de haber sido públicamente vendidas anteriormente. Para garantizar un suministro de precedentes fiables hicieron copiar sellos y producir sus propios documentos. Lo mismo hicieron con los sellos de aduana, lo que facilitó el transporte y a su vez proporcionaron una procedencia artificial. Adquirían monografías de antes de la guerra porque las placas eran fáciles de reemplazar con una copia fotográfica de una falsificación de De Hory.

Pocos sucesos en el mundo del arte confieren tanto estatus como la inclusión de una imagen en un libro, ya que señala una autenticidad casi incuestionable y un estatus de élite. Tanto el dúo de marchantes como Elmyr, entendieron cómo explotar los puntos débiles del sistema. Durante las décadas de 1950 y 1960, se cree que De Hory forjó más de mil obras de grandes artistas que se vendieron por los cinco continentes. Muchos han sido retirados de los museos. Otros, dicen algunos expertos, no lo han hecho. De Hory creó tantas falsificaciones de Amedeo Modigliani que se ha vuelto imposible compilar un catálogo definitivo de la obra original del artista, según Kenneth Wayne, director de The Modigliani Project.

Sin embargo, no anticiparon nuevas técnicas forenses para analizar los pigmentos. Lo más probable es que esto se debió a la falta de conocimiento sobre la historia en lo que se refiere a la composición de las pinturas, y a la incapacidad de anticipar nuevas técnicas forenses como la fluorescencia de rayos X y la espectrometría raman. Estas tecnologías pueden determinar rápidamente composiciones elementales y moleculares e identificar materiales que delatan una fecha de producción posterior a la que la pintura pretende ser, y en este crucial aspecto se pudo exponer el artificio de Elmyr De Hory.

En 1964, muchos expertos y galerías de artecomenzaron a sospechar de estas obras., cuando Legros vendió 56 falsificaciones al millonario petrolero de Texas Algur Meadows, quien descubrió el fraude y alertó a Interpol, desenmascarando a De Hory como el artista detrás de las obras. La policía pronto estuvo tras la pista de Legros y Lessard. Legros envió a De Hory a Australia durante un año para mantenerlo fuera del ojo de la investigación.

Estancia en Ibiza.

De Hory, center the life and soul of the Ibiza parties.

La mayoría de las obras que pintó se realizarían en Ibiza en la década de 1960, donde su villa, La Falaise, poseía un estudio oculto. Su vida era relativamente tranquila, hasta que se destapó la trama. Escapando de la justicia, pronto tuvo a Legros como cohabitante en la villa, quien afirmó la propiedad y amenazó con desalojar a De Hory de La Falaise. La conviviencia con Legros era cada vez más difícil, así que De Hory decidió irse de Ibiza.Legros y Lessard fueron detenidos poco después y encarcelados por cargos de varios fraudes con cheques.

Elmyr, cansado de eludir a la Interpol durante ya algún tiempo, decidió volver a Ibiza y aceptar su destino. No fue hasta agosto de 1968 que un tribunal le condenara, y únicamente por delitos de homosexualidad, sin poder mostrar ninguna evidencia visible de apoyo y poder asociarlo con los fraudes de Legros y Lessard; condenándolo solamente a dos meses de prisión en Ibiza y un año de expulsión de la isla. Durante ese período residió en Torremolinos, Málaga.

Un año después de su liberación, de Hory, para entonces una celebridad, regresó a Ibiza. Poco después le contó su historia al escritor Clifford Irving, quien escribió su biografía con el título: ¡Fake! La historia de Elmyr de Hory, el mayor falsificador de arte de nuestro tiempo, que convirtió en un bestseller internacional. El propio Irving fue posteriormente condenado por otra biografía fraudulenta de Howard Hughes, el famoso magnate aviador.Poco antes, Irving y De Hory participaron en el documental de Orson Welles F for Fake (1973), que retratade forma cercana a este dúo de falsificadores y sus circunstancias abstractas. En el documental, De Hory cuestionó que sus falsificaciones fueran inferiores a las pinturas originales, sobre todo porque habían pasado desapercibidas porla «reputada» clase experta y fueron apreciadas cuando se creía que eran genuinas. En F for Fake, Welles también planteapreguntas sobre la naturaleza intrínseca del proceso creativo y cómo el engaño, la ilusión o directamente el fraude a menudo pueden prevalecer en el mundo del arte; en algunos aspectos, minimizando la culpabilidad del falsificador de arte y los valores atípicos alrededor de él.

En 1969 una serie de escándalos recientes habían conectado a De Hory con falsificaciones en los Estados Unidos y Francia. Sin embargo, en España todavía estaba a salvo de las consecuencias. Así que abrazó a su nueva personalidad: el gran falsificador que había engañado al mundo del arte.

A principios de los años 70, de Elmyr decidió nuevamente probar suerte en la pintura, pero esta vez vendería su propia obra original. Aunque hubiera había ganado cierta fama en el mundo del arte, obtuvo pocas ganancias y pronto se enteró de que las autoridades francesas estaban intentando extraditarlo para que fuera juzgado por cargos de fraude. Por la regla esto llevaba bastante tiempo, ya que España y Francia no tenían ningún tratado de extradición en ese momento. España pasaba por sus últimos años de la dictadura.

El 11 de diciembre de 1976, Mark Forgy, el asistente y compañero de Elmyr, le informó que el gobierno español y el francés habían llegado a un acuerdo para extraditarlo. Poco después, de De Hory tomó una sobredosis de calmantes y le pidió a Forgy que no interviniera ni le impidiera quitarse la vida. Sin embargo, Forgy luego fue en busca de ayuda para llevar a De Hory a un hospital local, aunque en el camino murió en los brazos de Forgy. Más tarde, Clifford Irving había expresado dudas sobre el suicidio de Elmyr, alegando que pudo haber fingido su propia muerte para escapar de la extradición, pero Forgy ha descartado esta teoría.

A lo largo de su carrera de 30 años, Elmyr de Hory insertó más de 1000 falsificaciones en el mercado del arte, muchas de estas obras aún residen sin exponer en museos y colecciones privadas en la actualidad. Viviendo una vida que puede verse como una de las obras de arte conceptual más grandes del siglo XX, lo que a su vez significó una profunda crítica del mercado del arte. Lo único que puede estar seguro de este maestro farsante es la incertidumbre de la leyenda que lo rodea y el alcance de su farsa.

Referencias:

Martinique, E. (2019). Elmyr de Hory – The Story of the Most Famous Forger in Art History. Online Art Blog: Widewalls

Taylor, J. (2014). The Artifice de Elmyr De Hory. Online Blog: Intend to Deceive, Fakes and Forgeries in the Art World

Hillstrom Museum of Art (2020). The Secret World of the Art Forger Elmyr De Hory: His Portraiture on Ibiza. USA: Gustavus Adolphus College

Forgy, M. (2012). The Forger’s Apprentice: Life with the World’s Most Notorious Artist. CreateSpace. Print.

Rød, J. (2010). Fake Fakes in the Forger’sOeuvre. Online Blog: Elmyr de Hory: The Official Website by Mark Forgy

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

42
finca-garden-morna-romero-lavanda-1El jardín ibicenco (II). Modelos de adaptación

El jardín ibicenco (II). Modelos de adaptación

En las últimas dos décadas en Ibiza se ha producido gradualmente una tendencia hacia el diseño de jardines con plantas autóctonas o del Mediterráneo. Una tendencia que ha ido acompañada en paralelo con la moda entre nuevos proyectos de interpretaciones modernas de la arquitectura original de la finca ibicenca, cómo se observa en el popular estilo Blakstad. Muchos de los árboles nativos de Ibiza tienen una importancia simbólica, así como con fines decorativos. Igual que ocurre con la arquitectura vernácula, en lo que se refiere a la construcción, los jardines autóctonos también tienen características que se convierten en ventajas importantes:

Adaptación al medio: menor necesidad de riego, cuidados intensivos, fertilizantes o productos químicos y más poder de recuperación por eventuales contratiempos y plagas. Las plantas mediterráneas toleran bien la sequía y soportan los descuidos.

Economía de recursos y ahorro energético: como gasto de agua, electricidad y otros recursos operativos, así como costes de servicios de jardinería y mantenimiento.

Sostenibilidad: de nuevo el menor gasto de agua dulce, un recurso cada vez más escaso en la isla, y se evita el impacto de especies invasoras y se fomenta la biodiversidad de flora y fauna autóctona, apoyando los hábitats naturales, la salud del suelo y la longevidad de especies locales.

Resistencia: el clima mediterráneo a veces puede ser abrupto y brusco; pueden ocurrir precipitaciones torrenciales en época de lluvias, sequías prolongadas en primavera o verano, causando el aumento del grado de salinidad del agua de red. Son puntos a tener en cuenta ya que pueden dañar en particular a las especies menos adaptadas al medio.

Reproducción: las plantas autóctonas se reproducen con más facilidad en un medio nativo, por lo que en jardines mediterráneos maduros es habitual que nuevos ejemplares de las plantas existentes aparezcan con más frecuencia.

Floración continuada: al ser el clima muy soleado, hace posible tener un jardín diseñado para que esté florido en todas las estaciones del año, siendo algunas plantas (como la Buganvilla, en floración prácticamente 10 meses).

Amplia variedad: el clima isleño de Ibiza, aunque sea considerado semiárido, es relativamente suave y ofrece una mayor variedad con múltiples posibilidades de color, textura y forma. Las diferentes combinaciones que ofrece se adaptan a multitud de diseños.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Desde hace unas dos décadas, entre multitud propietarios de diferentes nacionalidades se experimenta un cambio de gustos en el tipo de jardines que rodean sus casas. Los jardines tropicales repletos de palmeras, mares de flores tropicales y grandes extensiones de césped, tan populares en los años 80 y 90, están dando paso a la sencillez de los orígenes y una disposición de carácter más silvestre y permacultivo – es decir, basado en el principio de «trabajar con la naturaleza», no contra ella.

Un ejemplo significativo de esta tendencia es el aumento disponer de jardínes silvestres. Se trata de dejar una parte del jardín totalmente o parcialmente asilvestrado, es decir, sin ningún tipo de cuidado ni intervención humana más que un arado de la tierra inicial o, en raras ocasiones, una intervención por plaga o enfermedad. El resultado es lo que ofrece el campo ibicenco por defecto, una gran variedad de flores de todos los colores, tipos y formas.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Para dar más esplendor al jardín silvestre, existe una variedad de semillas de bellas flores de prado que se pueden esparcir por las parcelas. Estas especies pueden convivir en pequeños espacios y cada una aparecerá en su respectiva temporada. Sin embargo, en este caso la técnica del cuidado es más sofisticada y reside en quitar cuidadosamente las malas hierbas entre las plantas para que todo se desarrolle, florezca y vuelva a salir al año siguiente. Este proceso requiere cierta experiencia en jardinería y sobre todo ser diligente. Por el resto, las semillas están bien adaptadas a la meteorología y el suelo de la isla, por lo tanto no precisan de cuidados especiales o abonos y se reproducen sin demasiado esfuerzo.

En definitiva, el jardín mediterráneo recrea una sensación relajante, a través de sus plantas y flores de colores suaves con aromas inconfundibles. Por ejemplo, con la presencia de la lavanda, el romero y la jara se consigue un jardín frondoso, aromático y con mínimos cuidados. Un buen método es combinar diferentes plantas que florecen en diferentes épocas del año. Otras plantas, como las buganvillas o los hibiscos florecen durante prácticamente todo el año. Los olivos y los limoneros, a la vez de estar entre los árboles mejor adaptados al clima de Ibiza, dan un carácter elegante al jardín y una gran cantidad de frutos. Para crear un ambiente recogido, existen plantas trepadoras como viñas o enredaderas en enrejados verticales de aspecto rústico, aprovechando al máximo el espacio disponible, especialmente para jardines más pequeños.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Hay dos tipos de jardines en Ibiza que entran en una categoría especial y necesitan un enfoque algo diferente. Los jardines junto al mar y los jardines de agua salina.

Jardines junto al mar.

En una isla relativamente pequeña, con una superficie de 572km², la influencia del mar se extiende hasta tierra adentro. Existen, por ejemplo, fuertes temporales que azotan la isla en invierno, dejando doblegados árboles en dirección contraria al viento como testigos de su intensidad. Es importante saber que estos temporales no se detienen ante los límites humanos, por lo tanto hay que tenerlos en cuenta para estar preparados ante las adversidades que suelen sufrir estos jardines.

El viento fuerte de la costa ibicenca puede abatir a las plantas más jóvenes, tronchando ramas de árboles y arbustos. Sin embargo, el viento no es el mayor problema, sino el salitre resultante que se deposita a través del viento sobre el manto de tierra y, disuelto por lluvias o agua de riego, llega a dañar las raíces finas de muchas plantas. Estas raíces finas son las que absorben y transportan el agua, por lo que pocas plantas se pueden recuperar de esta saturación salina. Además, estas sales transportadas por el viento también se depositan en las hojas y las pueden quemar.

El paso más importante sería escoger plantas que toleran la sal, lo que también evita costes de mantenimiento desmesurados. Estas plantas suelen ser originales de hábitats costeros y otros medios con alta salinidad, como lo son los patanos salobres. Un jardín cerca del mar óptimo debería, además, contener en su mayoría plantas y arbustos densos, formando una estructura firme de plantas robustas y resistentes al viento. Por lo general, este tipo de vegetación es de altura baja y tiene pocas flores. Las flores deberían ser selectas, más como toques de color que por el acostumbrado protagonismo que suelen tener en jardínes.

Las palmeras, los pinos y los cipreses, con sus troncos flexibles y resistentes, son indicados para emplazamientos costeros ventosos. Los árboles caducifolios presentan menos superficie que los vientos puedan atacar, ya que pierden sus hojas a partir de otoño cuando comienza la temporada. Las plantas suculentas tienen reservas de agua y son candidatas ideales para jardines de bajo mantenimiento y tienen una mayor tolerancia a los vientos marinos. Todo tipo de cactus es ideales en este medio, ya Ibiza se considera semi-árido y en estas condiciones lo resisten prácticamente todo.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El verano es la estación más benigna para los jardines junto al mar. A partir de otoño se ponen a prueba las plantas y como muy tarde durante el primer invierno de su vida se demuestra si una planta tiene la resistencia suficiente para resistir a los vientos salobres. Los vientos fuertes del invierno en Ibiza soplan en un 90% desde el noroeste, por lo tanto los jardines de la costa sur y sureste están en gran medida más protegidos, con la opción de plantar una mayor variedad de especies «sensibles».

Jardines de agua salina.

Las residencias de la parte de sur-suroeste de Ibiza tienen un agua de suministro que es de una salinidad más alta, sobre todo en verano cuando más gente usa el agua de la red. A algunas alturas del verano hay que comprar el agua embotellada para cocinar o hacer un simple café, pero usar ese agua potable para el jardín sería de un coste desmesurado.

Muchos tipos de plantas sufren la salinidad del agua de riego, por las mismas razones que comentamos anteriormente, pero en este caso afecta sobre todo durante el verano. El agua de riego salina, añadido a los vientos salobres puede provocar todavía más estragos a las plantas que no estén aclimatadas a estas condiciones. Lo que suele ocurrir en estos casos es que las plantas presentan un buen aspecto durante el invierno y la primavera, por las aguas de lluvia que diluyen la salinidad del suelo y el riego, pero al llegar el verano empiezan a perder sus hojas y flores, presentando un estado cada vez más enfermizo hasta que no hay vuelta atrás, ya que si sus raíces no toleran la salinidad del suelo la planta se muere.

«Mediterranean Garden» by HeatherW is licensed under CC BY-NC 2.0

Para evitar escenarios dramáticos como la muerte en masa de las plantas o una factura de agua exorbitante, existen dos soluciones posibles: una es la construcción de una cisterna de recolección de agua en época de lluvias (otoño y primavera), lo que implicaría una obra, procesos de licencia y tampoco está del todo claro en que medida solucionaría el problema; la segunda opción, es adaptarse a las circunstancias y colocar plantas que soportan tanto la salinidad como la sequía. En este caso se recomienda plantarlas entre octubre y abril, cuando la abundancia de lluvias y el clima más templado ayuda a las plantas jóvenes a adaptarse a su nuevo hábitat, acostumbrándose después gradualmente a la salinidad creciente, el fuerte sol y las sequías del verano. Para más información, aquí una lista rápida de plantas resistentes a la salinidad.

Otras medidas que se pueden tomar para revertir la alta salinidad:

  1. Labrar el suelo, aportando materia orgánica y arena, para aumentar la permeabilidad del suelo.
  2. Instalar tubos de drenaje para evacuar el agua en exceso cargada de sales.
  3. Riego abundante de agua dulce que inunden la tierra, para lavar la tierra.
  4. Elegir plantas resistentes en general y la salinidad en particular.
  5. No abusar de fertilizantes, ya que que salinizan el suelo.

A la larga el mar y la sal tienen la fuerza de doblegar a las mayores precauciones y los cuidados de los que se pueda disponer, por lo que rebajar las pretensiones en un jardín cobra sentido para evitar disgustos, sobre todo teniendo en cuenta la belleza de las vistas al mar por sí mismas.

Referencias:

About Index. Noahs Garden – Soulgarden for Earthlovers. Ibiza. [consultado 18 de agosto 2020]

Elías Bonells, José. Jardines junto al mar de influencia marítima (2017). Blog: Jardines sin fronteras. [consultado 20 de agosto 2020]

353
jardin_ibicenco_black whiteEl jardín ibicenco (I). Una breve historia y guía botánica

El jardín ibicenco (I). Una breve historia y guía botánica

El jardín y la flora silvestre que hoy conocemos en la isla ha sido en gran parte el resultado de los múltiples pueblos que se establecieron en las Pitiusas a lo largo de la historia. Los barcos traían semillas y plantas de tierras lejanas que servían para el cultivo de esos pueblos. No todas las semillas germinaban por igual en el suelo arcilloso y calcáreo de la isla, ni prosperaron por igual esas plantas para sobrevivir el clima árido sin la ayuda de un sistema de riego efectivo. Tras varios siglos, algunas de esas plantas consiguieron aclimatarse mejor que otras y han sido incluidas en el catálogo de las plantas autóctonas, consideradas hoy endémicas de Ibiza y Formentera.

Entre la multitud de conquistadores que pasaron por Ibiza, destacan tres pueblos en particular porque tuvieron un mayor impacto en la introducción de nuevas especies y sistemas de cultivo:

1. Los fenicios (1200 a. C. – 200 a. C.) fueron los grandes mercaderes de su época. Fundaron una de sus colonias más importantes en Ibiza, lo que significó el comienzo de un asentamiento y el cultivo en la isla. Al tener bajo su control una red de comercio gigante por todo el Mediterráneo, introdujeron en la isla un gran número de nuevas especies para el cultivo y las técnicas apropiadas de sus múltiples interacciones con otras civilizaciones.

2. La conquista musulmana de Al-Andalus y el posterior Califato de Córdoba (900 d. C. – 1235 d. C.), significaron para Ibiza una nueva era de prosperidad y abundancia, dejando atrás dos siglos de oscuridad y el dominio intermitente de vándalos. Con la llegada de los árabes se introdujeron nuevas especies de plantas y árboles frutales, pero sobretodo conocimientos de cultivo modernos, como los bacales y los sistemas de riego más avanzados de su época.

3. Desde las colonias españolas de América Latina llegaron nuevos cultivos y a una serie de cactus, que se adaptaron perfectamente al medio insular y hoy día forman parte sustancial de la flora autóctona. Estas nuevas especies del Nuevo Continente se adaptaban con facilidad al clima y se adoptaron por la población local para servir una serie de propósitos.

A continuación, una resumida guía de los árboles y cactus más característicos del jardín ibicenco, con una breve descripción de sus orígenes y utilidades:

Algarrobo (Ceratonia siliqua) – Su cultivo se hizo extensivo en la época árabe, pero se desconoce si se trata de un árbol autóctono. Los frutos maduran en otoño adquiriendo un color marrón. La algarroba se empleaba normalmente como pienso para el ganado y se usaba para combatir catarros. Hoy día considerado un superalimento y también se emplea en la elaboración de medicamentos y cosméticos.

Los algarrobos daban alimento en las malas y sombra en las buenas, en especial durante la posguerra, cuando la hambruna generalizada obligaba a descolgar un fruto que apenas gozaba de consideración. Por eso todavía mantienen hoy un significado especial entre la población local.

Almendro (Prunus dulcis) – Asilvestrado hace 6.000 años, el almendro tuvo que estar entre los primeros cultivos porque era muy común en el mundo antiguo. Empezó a cultivarse en el Asía central y probablemente fue introducido a Ibiza por los fenicios.

El árbol se adaptó perfectamente al suelo ibicenco, calcáreo, seco y pedregoso, así como al clima templado, de inviernos suaves y con poco viento en el interior de la isla. Se adaptó tan bien en algunas zonas de Ibiza que incluso florece antes de tiempo en enero, produciendo ese bello fenómeno natural que se describe como la «nieve de Ibiza».

Cañaveral (Arundo donax) – La caña es un elemento cotidiano de la vida rural ibicenca, que llegó a la isla en el siglo XVI procedente del norte de India y Nepal. Los payeses las aprovechaban para múltiples usos: para las tomateras, techos de corrales, cestos y quemaban las cañas cortadas. Iban cortando los cañaverales periódicamente y los mantenían bajo control, pero el abandono del campo ha estado propiciando una expansión sin precedentes de la caña y han mostrado sus tendencias invasivas, convirtiéndose en un problema para la biodiversidad insular.

Los cañaverales esbeltos y densos que se cimbrean con el viento en los torrentes de Ibiza embellecen el paisaje y son un elemento característico del hábitat. Son increíblemente resistentes, algunas veces poblando incluso terrenos áridos o de albuferas de agua salada (Ses Feixes).

Chumbera (Opuntia ficus-indica) Se trata de una cactus de origen mexicano que fue introducido en Europa por los conquistadores españoles. Se puede encontrar en culaquier casa payesa a lo largo de la isla y se utilizaba como elemento natural de separación, protección contra el viento, asilvestrado retrete o como discreta escombrera.

Su crecimiento es anárquico, formando una intrincada maraña de troncos leñosos sobre los que crecen, en un orden totalmente aleatorio, unas palas aplanadas y cubiertas de numerosas espinas, de las que crece un fruto globular cubierto de agujas más finas, casi invisibles. Este fruto, llamado higo chumbo, ha sido parte importante en la nutrición insular y las palas se usaban para curar heridas. Al higo chumbo se le atribuyen propiedades medicinales, siendo hoy en día un remedio popular contra la diabetes. Además, su raíz cocida se considera un remedio contra la gastritis y los cólicos intestinales.

Encina o bellotera (Quercus ilex) – antiguamente poblaba los bosques de las Baleares; pero la deforestación de los siglos XVII a XX en Ibiza ha llevado a las encinas a ser un árbol más bien escaso. Se suelen ver cerca de las fincas rurales para el aprovechamiento de su madera, que es muy valorada por su dureza. Esta madera servía para fabricar utensilios y carros, además de elaborarse carbón vegetal. Los frutos, las bellotas, son comestibles tanto para uso humano como animal y la corteza se usaba con fines medicinales, como cicatrizante y antiinflamatorio.

Un pariente cercano en forma de arbusto, la coscoja (Quercus coccifera), se encuentra en el interior de la isla, asilvestrada cerca de torrentes y los bosques más húmedos.

La Bellotera de Can Carreró se encuentra cerca de Benirrás y mide siete metros de altura con una corona de 20 metros de ancho.

Bellotera de Ca’n Carreró en Sant Miquel. © JOAN COSTA

Granado (Punica granatum) Árbol frutal de origen asiático, introducido probablemente por los fenicios o cartagineses. Antiguamente, en las Baleares se extraía un pigmento rojizo oscuro para teñir la ropa y la corteza de las raíces servía para combatir los parásitos intestinales. Su fruto, la granada, es considerado un superalimento y un potente antioxidante, conteniendo además un gran número de vitaminas y minerales.

El granado es un árbol perfectamente adaptado al clima de Ibiza y se puede observar a los largo y ancho del territorio de forma silvestre.

Higuera (Ficus carica) – originaria de Asia Menor e introducida por los Fenicios. Una superviviente excepcional, que crece sin problemas incluso en tierras áridas pobres o muy calcáreas, gracias a unas raíces fuertes que llegan a gran profundidad para conseguir agua del subsuelo. De hecho, es recomendable plantarla en un lugar aislado del jardín, lejos de la casa, de la piscina o de cualquier construcción, ya que con el tiempo puede levantar el hormigón sin problemas.

La higuera puede crecer en el interior de la isla como en la costa. Su tendencia a crecer a baja altura también la hace ideal para resistir los fuertes vientos ocasionales del invierno. En Ibiza existen actualmente unas 20 variedades que producen higos de diferente tamaño, color y sabor.

La higuera catalogada conocida como na Blanca d’en Mestre, ubicadas en la prolongación del camí vell de la Mola, tiene más de cien años y una enorme copa, soportada por puntales de sabina, que llega a una superficie horizontal de entre 300 y 350 metros cuadrados.

Higuera catalogada na Blanca d’en Mestre, en Formentera. Foto: Pilar Arcos

Limonero (Citrus × limon) – se estima que es originario de China y llegó al Mediterráneo a través de Grecia. Igual que el níspero, en un principio se utilizaba como árbol ornamental. Es de los árboles frutales mejor adaptados al clima de la isla y necesita cuidados mínimos. Gran fuente de vitaminas y un fuerte alcalinizante anti-cancerígeno.

Níspero (Eriobotrya japonica) – Planta originaria de China y Japón, probablemente introducido por los árabes. Su adaptación es buena al medio ibicenco, pero agradece el riego en los meses de más sequía.

Ha sido más conocido como árbol ornamental, pero produce un fruto ovalado dulce y suculento, con un sabor a medio camino entre melocotón, cítrico y mango. Es un excelente diurético y colabora en la eliminación de los excesos de líquidos en el organismo.

Olivo (Olea europaea) originario del s. I a. C., introducido de nuevo por los fenicios. La aceituna ha sostenido el Mediterráneo durante milenios, proporcionando fruta, aceite y madera y un sentido de importancia histórica en sus nudosas y antiguas ramas.

El más magnífico de los árboles es un olivo antiguo conocido como n’Espanya, ubicado en San Carlos. Se cree que tiene más de 800 años y un perímetro de 10,5 metros, es uno de los olivos más longevos del país.

Palmera (Phoenix dactylifera) Original del norte de África e introducida por los pueblos púnicos (fenicios y cartagineses), donde se plantaba cerca de puntos de agua para aprovechar sus frutos comestibles, los dátiles – que son una gran fuente de minerales, por lo que ayuda a recuperar los músculos, asegura el correcto funcionamiento del sistema nervioso y refuerza huesos y dientes.

Aparte de su fruto se apreciaba por su elegancia y belleza, alcanzando una altura considerable. La palmera era además un símbolo de estatus social y se solía plantar individual o en grupos en las inmediaciones de la casa.

Llegada principal a la finca Can Mariano Prats

Pitreras (Agave americana)originarias de México e igual que las chumberas, se introdujeron a principios del siglo XVI. Es muy tolerante a la sequía, con las hojas del fondo del tallo formando una roseta para ayudar a canalizar el agua hacia su base. De sus grandes hojas de color verde azulado se extrae la fibra vegetal para elaborar el calzado histórico de Ibiza, las espardenyes.

La agave americana puede vivir hasta 100 años y sólo florecen una vez (monocarpia). La flor consiste en un tallo de entre 5 – 10 metros de altura y ramificado que contiene flores amarillas. Cuando las flores mueren, la planta muere. Afortunadamente, tienden a producir numerosos retoños antes de morir y es de fácil propagación.

Pino carrasco (Pinus halepensis) – originario de Siria, siendo hoy día el árbol más frecuente en la isla. Su madera se usaba principalmente para muebles, leña, las cortezas se exportaban para teñir cuero y la cocción de la savia producía una resina impermeable para la construcción naval y otros trabajos domésticos. Se considera una especie muy resistente al igual que agresiva y colonizadora del medio, acidificando el suelo hasta el punto que sólo unas pocas especies de arbustos y plantas pueden sobrevivir bajo sus dominios. Fue por este motivo por parte del campesino práctica común arrancar estos pinos cuando aparecían en los campos de cultivo.

Pino piñonero (Pinus pinea)a diferencia del pino carrasco, el piñonero crece de forma muy distinta y requiere más agua. Es además un árbol además del todo autóctono, siendo España todavía el país con más ejemplares del mundo. Sus apreciados frutos, los piñones, son de gran valor nutricional y contienen 2/3 de las proteinas de la carne de ternera.

El Pi ver d’en Besuró es el ejemplar más grande la isla, un piñónero de 12 metros de altura con una corona de 25 metros de ancho

Sabina (Juniperus phoenicea) – fue introducida en la antigüedad por los fenicios. Ofrece una madera extremadamente resistente que ayudó a construir las casas, pueblos y aldeas de la isla, mientras que la savia servía de resina repelente de insectos. Los árboles en sí mismos fueron cuidadosamente manejados y engatusados para crecer rectos y fuertes.

Es posiblemente el árbol más emblemático de Ibiza y en la actualidad está protegido por ser declarado patrimonio de la isla. Existe un grupo de sabinas antiguas cerca de Sa Rota en Santa Eulalia, un complejo arbóreo único que está catalogado y protegido como patrimonio histórico.

Viñas o parras – introducidas por los fenicios, pero vió la época de máximo esplendor en el s. XIX, después de que la plaga de la filoxera en Francia impulsara la demanda en Ibiza y toda España. La isla ofrecía pequeños valles rodeados de montes muy aptos para el cultivo de viña. El suelo, formado a partir de calizas, dolomitas y margas, es en su mayor parte arcilloso. Más tarde la plaga llegó también a Ibiza y consiguió abatir este esplendor, sin embargo, los habitantes nunca dejaron de cultivar el vino hasta los tiempos actuales y desde los años noventa vuelve a florecer la producción local.

La «Fiesta del vino» se celebra el mes de diciembre en la localidad de Sant Mateu, donde existe un microclima muy favorable y abundan los viñedos.

Completan la agricultura tradicional otros árboles como naranjos, albaricoques, ciruelos o parras. Los cereales se segaban en mayo. La arcillosa tierra roja es fértil siempre que tenga la suficiente humedad. Durante los veranos carentes de lluvia, la mayor parte de los campos permanecen en barbecho; sólo unos pocos agricultores se dedicaban al cultivo de hortalizas. La demanda de los habitantes de la isla se cubría mediante transportes desde la Península y las exportaciones solían ser algarrobas y sal en su mayoría.

Existen elementos característicos de la infraestructura y el riego que tuvieron gran importancia en promover un cultivo más productivo en la isla. Estas técnicas fueron introducidos en su gran mayoría por los árabes – siendo provenientes de los medios desérticos más áridos del Planeta, habían desarrollado los métodos más efectivos de extracción del agua hasta (y puede que todavía sea así). Estos elementos son los siguientes:

Bancales – se introdujeron en la época del dominio musulmán y muy comunes a los largo y ancho del paisaje montañoso de la isla. Se trata de paredes de piedra escalonadas en terrazas a lo largo de la pendiente en terrenos con declives para crear superficies horizontales, aptas para el cultivo. Se preparaban en terrenos de fuertes pendientes, de más del 30%, donde no era factible la excavación horizontal.

Aljibes – cisternas, normalmente subterráneas, que se llenan a través de la recogida del agua de lluvia. Se utilizan en aquellos lugares alejados de los ríos, donde no hay posibilidad de fuentes y pozos, o donde el agua subterránea es dura y salitrosa y no puede emplearse en el abastecimiento humano ni aminal.

Acequias – es una zanja o canal a cielo abierto construido para el regadío o abastecimiento de agua. Con especial desarrollo en la cultura árabe, estas construcciones, tienen afinidades de uso con los acueductos romanos, si bien su empleo principal es el riego de huertos, plantaciones o explotaciones agrarias, aprovechando la orografía del terreno para la distribución y conducción del agua, formando una red de ramales a partir de la acequia principal.

Pozos – pensado para aprovechar al máximo aguas subterráneas, antes de que se agotaran muchos acuíferos por la sobreexplotación y hubiera que recurrir a desalar agua del mar. Las agrupaciones y las festividades solían ocurrir alrededor de pozos y fuentes, símbolos de vida y regeneración en muchas culturas en muy diversos lugares del mundo.

Todas estas especies y construcciones son una conmemoración del pasado de una isla agrícola con suelos pobres, agua escasa y una historia de población multifacética. Siglos de invasiones y saqueos, seguidas de hambre y abandono, produjeron una cultura de resiliencia e ingenio en Ibiza.

La globalización ha facilitado el acceso a materiales e ideas a una magnitud sin precedentes, pero el patrimonio cultural de Ibiza sigue muy vivo, como un modelo de autosuficiencia y conexión con la naturaleza, que para muchos puede ser parte elemental del bienestar personal.

Referencias:

Ferrer Abarzuza, A. (1974). La casa campesina de Ibiza. Madrid: Narria. [consultado 10 de abril 2020]

Gurrea Barricate, R. y Martín Parrilla, Àngeles. Eivissa-Història-Època andalusina. EEIF (Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera) [consultado 5 de mayo 2020]

Espinosa Noguera, J. Guia Botànica Sa Punta d’es Molí. Ajuntament de Sant Antoni de Portmany. [consultado 10 de mayo 2020]

Blakstad Design Consultants. Heritage: The singular trees of Ibiza. [consultado 1 de mayo 2020]

Convalia, C. Sanean y apuntalan la mayor higuera de centenaria de Formentera. Diario de Ibiza. [consultado 1 de mayo 2020]

819
villa_los_amigos_03-900 px-min-LQVilla Los Amigos. Casando la Ibiza bohemia con diseño industrial

Villa Los Amigos. Casando la Ibiza bohemia con diseño industrial

En medio del pintoresco Valle de Atzaró se encuentra la casa Los Amigos, una villa de casi 600 m2 construida por Romano Arquitectos y decorada hasta el detalle por la diseñadora parisina Barbara Boccara, co-fundadora de la notoria marca de moda Ba&sh. Esta vivienda es verdaderamente única en tanto que nos muestra una curiosa mezcla de estilos contemporáneos; construcción de estilo industrial, un interiorismo de toque bohemio, con influencias francesas al igual que californianas, todo esto rodeado del paisaje rústico más característico de Ibiza.


© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El valle de Atzaró conecta Santa Eulalia con las motañas del noreste y los pueblos de San Lorenzo y San Carlos. Es una ubicación que ha aumentado en popularidad especialmente en las útlimas dos décadas por una tendencia hacia el ambiente alternativo del interior de la isla, rodeado de naturaleza silvestre del valle en contraste con la popularidad de la costa. El valle representa muy bien este estilo de vida relajado, sin perder a su vez la cercanía a un cierto «bullicio urbano» que ofrece Santa Eulalia, junto a un litoral con numerosas playas en los alrededores. Además, el Hotel Rural Atzaró ha aportado una parte importante a esta popularidad, siendo además de un agroturismo de lujo, es restaurante y popular lugar para eventos característicos como exposiciones, mercadillos y numerosas bodas de alto standing.

Barbara Boccara puede presumir de una historia de éxito, ya que después de 15 años de existencia su marca gypset Ba&sh ya cuenta con 170 tiendas repartidas en todo el mundo. Barbara conoce Ibiza por primera vez a sus 18 años y desde entonces no ha dejado de visitar la isla. Comenta que cuando se decidió por comprar una casa en Ibiza su preferencia personal fue una finca ibicenca, mientras que su marido e hijos se inclinaban por algo moderno. Sin embargo, con esta casa lo vio claro desde el primer momento: «Materias primas, hormigón y madera, casadas por el vidrio».


© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Esta vivienda construida en un solo nivel es el reflejo de la actitud creativa y ecléctica de Barbara Boccara. La pureza material del estilo industrial aporta carácter y amplitud, mientras un interiorismo nórdico y boho-chic infunde un ambiente acogedor, luminoso y dinámico, presentando a su vez formas orgánicas e inusuales en mobiliario, accesorios, apliques e iluminación. En cierta manera recuerda a la arquitectura contemporánea de California, pero con toques mediterráneos.

Elementos característicos del estilo industrial que se pueden observar aquí son paredes y techos de hormigón armado sin enlucir, iluminación de diseño simple con apliques vistos, paneles de madera clara en paredes y muebles hechos de madera en bruto y de corte grueso. Además, en todo esto se observa una predominancia de las tonalidades principales del estilo industrial: el blanco, gris, negro y marrón.


© Kelosa | Ibiza Selected Properties

La decoración muestra también una clara atracción por las materias primas, pero con un enfoque más ancestral. Por toda la casa están presentes en tejidos como los linos, algodones o la arpillera, lo que devuelve un toque más artesanal y cálido a un estilo industrial que tiene cierta tendencia hacia lo inerte. Por otro lado, las enormes puertas de vidrio de marcos ‘invisibles’ que rodean toda la casa hacen que los interiores estén inundados de luz natural y confiere la ilusión de estar al aire libre, a sólo dos pasos de la exuberante naturaleza ibicenca.


© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El exterior de la Los Amigos es una extensión del interior. Como comenta Boccara, la idea era respetar el espíritu despreocupado de la isla: sofás de 1,2 metros de profundidad, hamacas, cojines en el suelo. Hay velas están en todas partes, en mesas, estanterías y linternas en el suelo, lo que provee el ambiente de un cierto romance al ponerse el sol. En lo decorativo existe una cierta indiferencia francesa en como se distribuyen los objetos de arte, con accesorios locales y exóticos: una mezcla de Mediterráneo y Asia.

Entre el mobiliario se encuentra una predilección personal por la marca Caravane, como el sofá y el sillón de modelos Holi en la terraza o las camas del modelo Sirius. También encontramos un gran sofá en el salón modelo Up de Saba Italia, una bañera Vieques XS de Agape (diseñada por Patricia Urquiola) y una icónica chimenea Ergofocus (de la marca Focus) en el dormitorio principal. Por lo demás el mobiliario es una combinación de marcas de diseño italianas, francesas y otras locales.


© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En el salón-comedor llama la atención el contraste entre una masiva mesa de madera rústica, las sillas metálicas y las lámparas contemporáneas color negro de formas eclécticas que la acompañan. De nuevo se puede observar como se combinan los mismos tres conceptos: minimalismo industrial, el boho chic más artesanal y un toque personal creativo. Son conceptos que combinan aquí en perfecta sintonía, haciendo de esta una vivienda moderna poco convencional y acogedora a su vez. Cuenta Boccara que su prioridad era la sensación de relajación y en casa, sin importar dónde se encuentre.

La Villa Los Amigos es una combinación de dos estilos en un principio antepuestos y que se suceden en la historia: el industrial, con sus materiales modernos y formas estandarizadas; y el artesanal, que representa la producción ancestral anterior a las máquinas – la manufactura. Aunque hoy en día muchos productos de apariencia artesanal provienen de la producción industrial, no dejan de crear esa atmósfera cálida que tanto requiere el estilo industrial/ minimalista para conseguir un ambiente hogareño. La creatividad de Boccara, con su carácter gypset y boho-chic, ha conseguido combinar los dos estilos como si siempre hubiesen sido compatibles.

Esta villa tan especial está disponible en alquiler vacacional por varias agencias. Visitando este enlace puede contactar directamente con nosotros.

514
Hausmann Portrait - 1933-36-minRaoul Hausmann y su refugio en Ibiza

Raoul Hausmann y su refugio en Ibiza

Raoul Hausmann nació en Viena en 1886, como hijo de un pintor académico. En 1900, toda la familia se había mudado a Berlín, donde el joven Hausmann se encontró con las influencias del cubismo, el expresionismo y el futurismo antes de convertirse en uno de los fundadores del movimiento Dadá de Berlín en 1918. Dos años antes, el movimiento dadaísta surgió en Zurich como reacción a la Primera Guerra Mundial como un cuestionamiento iconoclasta de las formas y objetivos del arte. Sin embargo, la versión berlinesa del dadaísmo adoptó una postura más política: con el seudónimo Der Dadasophe, Hausmann ejerció un destacado papel con críticas institucionales en Alemania durante los años transcurridos entre las dos guerras mundiales, hasta ser perseguido por el régimen nazi.

Al no encontrar soluciones en bellas artes y particularmente en pintura, Hausmann fue posiblemente el inventor del fotomontaje, que consiste en conjuntar, sin plan definido, recortes de fotografía, periódicos y dibujos con la intención de obtener una obra plásticamente nueva que asumiera un mensaje político, moral o poético. Surge como una especie de anarquía visual (visueller Anarchie), conviritiéndose más tarde en una forma extendida de arte moderno. Aparte de la importante aportación del fotomontaje, Raoul Hausmann es conocido por ser uno de los precursores de la poesía fonética, una forma experimentalista que evita usar la palabra como mero o único vehículo de significado. Uno de sus poemas más famosos, Fmsbw, influyó profundamente en el trabajo de su amigo e importante dadaísta Kurt Schwitters.

[caption id="attachment_4576" align="aligncenter" width="768"]raoul hausmann der dadasophe in Berlin Raoul Hausmann y Hannah Hoch en la 1ª Feria Internacional Dadá (Berlin, 1920)[/caption]

El Dadaísmo surge en 1916, en plena guerra mundial, con la intención de destruir todos los códigos preestablecidos en el mundo del arte. Es considerado un movimiento antiartístico, antiliterario y antipoético, ya que cuestiona la misma existencia del arte, la literatura y la poesía con sus respectivas normas establecidas. Este movimiento se presentó desde el principio como una ideología total, siendo no únicamente un rechazo de toda tradición o esquema anterior a él, sino representando además una forma de vivir.

El movimiento nació en el Cabaret Voltaire de Zurich, cuando la ciudad suiza se había convertido en refugio para emigrantes de toda Europa que escapaban de la guerra y donde se reunieron representantes de diversas escuelas como el expresionismo alemán, el futurismo italiano y el cubismo francés. El dadaísmo reúne la particularidad de no ser un movimiento de rebeldía contra una escuela anterior, sino que cuestiona el concepto del arte en su totalidad. Por primera vez en la historia, el caos, el azar o lo imperfecto se definían como belleza, estableciéndose como elementos centrales dentro de su movimiento. Con marcadas tendencias hacia escandalizar y la destrucción como objetivo… de hecho, nada hacía más feliz a un dadaísta que escandalizar a un burgués.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="4626,4625"]

Izq.:  «ABCD», Raoul Hausmann (1923) Drcha.: «Cabeza mecanica – El espiritu de nuestro tiempo», Raoul Hausmann. (1919)

Dadá es en definitiva anti-todo; anti-arte, anti-literatura, anti-dadá incluso… su propio nombre fue escogido al azar, representando «lo fortuito» como un rasgo principal del movimiento; así como la libertad máxima, la destrucción de normas y cánones, representar con tal de incomodar y descolocar por completo los usos tradicionales del arte. El dadaísmo sentó un precedente muy importante para el arte contemporáneo, ya que contradice conceptos anteriormente inamovibles como la belleza eterna, la eternidad de los principios, las leyes de la lógica y la inmovilidad del pensamiento. Los dadaístas, en cambio, promovían la espontaneidad, la libertad del individuo, lo inmediato, lo aleatorio, la contradicción, defienden el caos frente al orden y la imperfección frente a la perfección.

Refugio en Ibiza.

Raoul Hausmann desembarcó en Ibiza entre 1933 y 1936, producto de una huida de Alemania por figurar en la lista de «artistas degenerados» confeccionada por el régimen Nazi. Llegaba acompañado de su mujer, Hedwig Mankiewitz, y de Vera Broïdo, su amante, ambas judías igual que él.

Durante sus tres años de estancia, Hausmann recorrió los rincones más característicos de la isla. La simplicidad, la morfología de sus paisajes, las costumbres arcaicas de sus habitantes y su arquitectura rápidamente subyugaron al artista. Embriagado por la pureza material y cultural del lugar, se centró principalmente en toda referencia a cuanto estaba intacto o que no hubiera sufrido alteración alguna post-industrial.

Finca con torre, Ibiza (1934)

De este modo, descubrió la importancia de la cultura material en la arquitectura rural ibicenca; algo que impregnó el exhaustivo análisis que hizo de sus construcciones y la morfología de sus paisajes. Hausmann admiraba el sentido de autonomía y autosuficiencia que encarnaban estas casas de los campesinos. Admiraba del mismo modo la singular sencillez, así como la nobleza y pureza de las formas arquitectónicas de geometrías claras y proporciones controladas, creadas exclusivamente para dar respuesta a las necesidades de sus habitantes; una «arquitectura sin arquitectos» en la que observaba algo primitivo así como contemporáneo.

Hausmann comenzó a escribir ensayos antropológicos e históricos sobre la isla, y sus imágenes se publicaron en distintas revistas. Sus dibujos, recogidos en agendas y cuadernos de notas, aportan una mirada única sobre los orígenes de la razón constructiva y los materiales de aquellas fincas rurales. También hizo de estas casas uno de los principales motivos de sus fotografías, así como de los habitantes de Ibiza. El austríaco tenía una sensibilidad especial para la fotografía, con la intención de proyectar pequeñas pero intensas experiencias de las que el espectador pudiera extraer su particular apreciación.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="4608,4607"]

Fotos y notas de R. Hausmann: Finca Can Mestre / Can Palerm

Su discurso lo trabajará en cientos de páginas mecanografiadas y casi medio millar de negativos fotográficos, así como un libro titulado Hyle. El legado del artista ilustrará el “virgen” paisaje ibicenco, que sostenía una aislada y arcaica cultura. Ambos constituyeron el escenario perfecto para la experimentación y el desarrollo artístico de Raoul; un ambiente armonizado, resultado de la respetuosa interacción material de campesinos que echaban mano de recursos naturales únicamente para responder a sus necesidades, donde limitaciones técnicas y la oferta natural condicionaban los resultados.

Estas obras se verán complementadas con el trabajo de investigación de Hausmann, identificando nexos que relacionaban la cultura material presente en la arquitectura de Ibiza con referentes en otras culturas mediterráneas; hecho que también cautivaría a estudiosos posteriores, como sería el caso Rolph Blakstad a partir de los años 50.

Cuando comenzó la guerra civil española Hausmann se unió al bando republicano e incluso llegó a organizar un comité internacional antifranquista en Ibiza. Pero cuando la isla cayó en manos del bando franquista se vio obligado a abandonarla y continuar su exilio en Suiza. Los años que siguen los describe como un amargo exilio, durante los cuales su obra se dispersó o fue destruida. Después de terminar la Segunda Guerra Mundial en Europa, Hausmann se asentó en Limoges, Francia. Allí reanudó su producción artística de la cual entre otros retomó la pintura, que había dejado de lado durante tantos años, y, según testigos locales, vivió una vida bastante solitaria hasta su muerte en 1971.

Izq.: Raoul Hausmann, L’homme qui a peur des bombes (The Man who is Afraid of Bombs) (Film. 1957) / Drcha.: Raoul Hausmann, Dada Raoul, (1951)

Hausmann era conocido por ser un rebelde durante toda su vida. Nunca daba nada por hecho, y luchó siempre en contra de todo tipo de certidumbres que consideraba injustificadas. Su vida fue una continua lucha por contrarrestar el autoritarismo y el fanatismo alemán del momento. Ante esta realidad siempre matuvo una postura dadaísta fiel a la contradicción. Cuestionó profundamente el estado del mundo, la sociedad y el así llamado progreso, en una época en la que se consideraba algo puramente beneficioso; una doctrina de pensamiento que más tarde contribuiría a los desastres de dos guerras mundiales. 

Al llegar a Ibiza, sin embargo, Hausmann admirará una cultura y modo de vivir arcaicos, el trabajo artesanal y una arquitectura sencilla y utilitaria. Sus estudios de las casas ibicencas, que eran el resultado de muchas influencias culturales (fenicia, egipcia, romana, árabe, etc.), tenían como fin demostrar que la idea de un único origen es una ficción, y que la llamada ‘pureza’ de un pueblo o cultura no existe. Sus retratos de los campesinos de la isla se diferencian drásticamente de los retratos ‘raciales’ tan practicados en la época. A medio camino entre el estudio y la poesía, describía a los sujetos cargados de dignidad, como “fieros y amantes de la libertad”, y le gustaba retratarlos en fotografías fuera de su contexto habitual.

Photo: Raoul Hausmann

Uno puede argumentar, que tanto la profundidad del pensamiento de Hausmann como la amplitud de sus centros de interés, como escritor, poeta o como fotógrafo siguen aún hoy en día infravalorados. Llama además la atención la sencillez de sus imágenes, ya que era reacio a grandes artificios o efectos, resultando en una fotografía modesta al tiempo que muy real y poderosa. En este artículo meramente se consigue mostrar una parte de la obra y creatividad de este artista extraordinario, animando al lector con interés a indagar más profundamente en la obra de Hausmann.

Para finalizar, un ejemplo característico del movimiento dadaísta, la poesía fonética:

«La Gran Guerra en pocas palabras» (extracto de una conferencia sobre el movimiento artístico de Dadaísmo y su contexto histórico. La banda sonora está compilada de música futurista y dadaista y poemas de los años 1910 y 1920 como Kurt Switters, F.T. Marinetti y Raoul Hausmann.)

 

Referencias:

Crespo MacLennan, G. (2017). Raoul Hausmann: fotógrafo en Ibiza. Diario: El País.

Teixeira, C. (2018). La Ibiza Inédita de Raoul Hausmann. Blog online: Leer y tejer.

Plataforma ArteEspaña. Entrada: Definición del Dadaísmo. (2005). Enciclopedia del Arte (online).

Le Musee Rochechouart (2018). Entrada: The Raoul Hausmann Resource Library. Chateau de Rochechouart.

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2010
Fallingwater,_also_known_as_the_Edgar_J._Kaufmann,_Sr.,_residence,_Pennsylvania,_by_Carol_M._HighsmithArquitectura tradicional vs. arquitectura contemporánea. Desafío energético

Arquitectura tradicional vs. arquitectura contemporánea. Desafío energético

La arquitectura vernácula ha evolucionado durante muchos años para abordar los problemas inherentes a la vivienda. A través de un proceso de ensayo y error, las poblaciones han encontrado formas de lidiar con los extremos del clima. Sin embargo, la influencia de las culturas occidentales es omnipresente y la tendencia de un estilo de construcción internacionalizado ha resultado en una reducción de las soluciones tradicionales.

Como es lógico, los habitantes modernos demandan altos estándares de comodidad en los edificios. Tales estándares pueden lograrse mediante el uso de maquinaria, como los sistemas de aire acondicionado, que tienen considerables costos iniciales y tienen una mayor demanda de energía a largo plazo. Sin embargo, con el uso cuidadoso de las técnicas tradicionales es posible crear mejoras de control térmico, ya que existen unas ventajas claras para reducir drásticamente las necesidades de energía y un mayor uso del estilo arquitectónico puede crear un espacio habitable más agradable.

 

Fallingwater, by American architect Frank Lloyd Wright (1934) /Photo: Carol M. Highsmith (public domain)

Esto no quiere decir que los diseñadores deberían imitar los caminos del pasado. Los materiales modernos, la tecnología y las técnicas de construcción innovadoras deben utilizarse en la búsqueda de eficiencia y rentabilidad. Sin embargo, ignorar nuestro patrimonio arquitectónico y pasar por alto la sabiduría acumulada del pasado conlleva la negligencia ante el reto de la inevitable necesidad de una mayor eficiencia energética del s. XIX.

La sabiduría de la construcción popular nos brinda con la protección de las condiciones climáticas desfavorables y lograr un microclima confortable son los objetivos primordiales de la arquitectura, así como idear edificios que estén en armonía con los duros climas de sus diversas regiones.

En la arquitectura tradicional el mecanismo de regulación térmica interior se incorpora en el mismo edificio. Se tiene en cuenta la topografía, la construcción, la morfología, incluso la disposición y el uso de los espacios internos participan en la función del mecanismo de regulación térmica.

Sin embargo, las condiciones internas se abstuvieron considerablemente de los requisitos actuales de comodidad. Los avances rápidos y espectaculares en la tecnología de las instalaciones de calefacción y aire acondicionado para la refrigeración, así como otras innovaciones técnicas, las influencias internacionales del diseño, han desplazado la arquitectura de los valores y principios tradicionales.

construction site ibiza

La mecanización y la internacionalización provocaron el rechazo de los métodos tradicionales y la falta de conocimiento de la física de la construcción despojó a la estructura del edificio de sus aptitudes básicas y dejaron el edificio a merced del clima. Los edificios modernos se han vuelto climáticamente ineptos, con aires acondicionados reemplazando el enfriamiento natural, suponiendo un alto consumo de energía, así como un factor de reducción de costes para las constructoras del s. XX, un mayor gasto de los hogares y un beneficio para la industria energética.

La sumisión de la arquitectura a la máquina deja sin resolver los problemas de garantizar condiciones básicas de confort en el interior; como problemas de costo, mantenimiento de instalaciones mecánicas, la energía sobre el consumo. En los países desarrollados los edificios llevaron a absorber un enorme porcentaje del consumo total de energía que alcanza hasta el 50% de la energía total primaria.

En estos días de escasez de combustibles fósiles, así como la creciente degradación del medio ambiente, ha despertado el interés en el uso de materiales, procesos y fuentes de energía ecológicos y ha hecho necesario que nuestros edificios modernos brinden refugio con el menor gasto de energía posible.

Casas Bioclimáticas ITER – Sur de Tenerife

Esto dio lugar a un nuevo enfoque de la arquitectura bioclimática, que considera el edificio en su totalidad desde la etapa de su inicio como un lugar de intercambio de energía entre el ambiente interior y el exterior, natural y climático. Considera el edificio como un organismo vivo; una estructura dinámica que utiliza los parámetros climáticos beneficiosos (radiación solar para el invierno, brisas marinas para el verano, etc.) a la vez que se evitan los efectos climáticos más adversos. En este enfoque, los sistemas mecánicos están interconectados integralmente con la arquitectura y deben tenerse en cuenta como elementos fundamentales del edificio.

Este nuevo enfoque busca evaluar las demandas de energía para la calefacción y la refrigeración en los edificios, analizando los sistemas de energía libre que haya disponibles. El análisis preliminar de gráficos bioclimáticos del terreno para el diseño arquitectónico permite delinear estrategias para una ubicación del edificio apropiada en cualquier estación del año, lo que podría reducir considerablemente el coste energético y minimizar la necesidad de medios mecánicos de refrigeración y calefacción, sin dejar de en cuenta los criterios de confort moderno.

Es evidente que la tarea del arquitecto moderno es considerablemente más complicada que la de los constructores antiguos. Las exigencias de la vida moderna introdujeron nuevos factores y consideraciones en el diseño de edificios más allá de lo relativamente «básico» del estilo tradicional. A medida que la tecnología avanza y la vida se vuelve más exigente, la organización juiciosa y óptima de variables complejas que involucran aspectos técnicos, sociales, utilitarios y culturales, convergen aún en la creación de comodidad y conveniencia para el habitante. La prioridad de los arquitectos en el proceso de diseño se altera; las máquinas se vuelven más importantes en la producción de estándares de comodidad. Además, como la sensación de comodidad es una percepción subjetiva, varía de persona a persona de una cultura a otra y con el tiempo. Por lo tanto, es injusto y erróneo juzgar los niveles de confort térmico en edificios tradicionales por el mismo patrón que usamos para los modernos.

Sin embargo, las herramientas, materiales y técnicas disponibles para el arquitecto moderno son más de lo que el constructor indígena nunca podría haber soñado. Además, el arquitecto tiene la ventaja del conocimiento acumulado de sus predecesores. A través de la unión entre el enfoque tradicional viable para la construcción y los complejos criterios de diseño de la práctica contemporánea, se pueden derivar recomendaciones para la máxima eficiencia energética en el edificio.

Además de estos dos elementos principales de la arquitectura tradicional que mitigan las condiciones climáticas extremas, la organización de los espacios y su orientación, se identifican otras soluciones arquitectónicas que reflejan la sabiduría tradicional y que se usan en la arquitectura solar pasiva moderna. Dichos componentes son los diseños variados de ventanas y sus dispositivos de sombreado, como persianas, pantallas, pérgolas y voladizos.

De estos, el patio, los aleros o paredes laterales y las contraventanas accionadas manualmente se probaron en una serie de estudios paramétricos de optimización y se descubrió que las casas de formas más complejas con patio en forma de U, ahorran más energía que las formas simples. Esto se atribuyó a los factores adicionales que intervienen en el rendimiento térmico, con la introducción de parámetros cuidadosamente elegidos en los estudios de optimización que actúan como reguladores en la vivienda, como el aislamiento envolvente y la orientación sur con más superficies expuestas al sur. Era obvio que un patrón eficaz requiere estudios térmicos propios para cada edificio con su propia geometría, configuración y particularidades con un enfoque integrador del diseño.

Para el sombreado, se concluyó que el diseño optimizado de aleros voladizos y aletas laterales, sin contraventanas o persianas, podría proporcionar el control del sol veraniego suficiente para mantener el confort térmico en el interior. La aplicación de persianas a menudo es limitada por una serie de consideraciones de diseño ambiental, arquitectónico, económico y de comportamiento. La función del control solar podría entonces llevarse a cabo como una función secundaria y los persianas podrían instalarse principalmente, si era preciso, para la privacidad o la seguridad. Sin embargo, las conclusiones de estudios reforzaron la creencia de que la intención de los habitantes del Mediterráneo referente al sombreado de las persianas era para el mantenimiento de la comodidad interior.

Las respuestas pasivas de la arquitectura tradicional a las condiciones e influencias ambientales locales representan un tesoro de patrones de conocimiento e información para la arquitectura moderna sostenible y bioclimática. Por lo tanto, el diseño climático exitoso no debe ignorar la experiencia acumulada y la sabiduría de nuestros antepasados, sino que debe desarrollarse después de una comprensión profunda del conocimiento científico que esta aporta, en lugar de una evaluación emocional de la arquitectura tradicional. La expresión arquitectónica debe respetar el regionalismo y basarse en un enfoque de diseño multidisciplinario.

El conocimiento masivo y la tecnología proveniente del desarrollo industrial moderno tampoco deberían ser ignorados. Por lo tanto, la arquitectura debe ser una síntesis de ambos, los aspectos que estén en armonía con los valores tradicionales y a su vez adecuados para las sociedades contemporáneas, su identidad cultural y escala humanas, basados en la tecnología apropiada.

Referencias:

Serghides, Despina K. (2010). The Wisdom of Mediterranean Traditional Architecture Versus Contemporary Architecture – The Energy Challenge. The Open Construction and Building Technology Journal, 2010, 4, 29-38.

 

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

3265
Villa moderna cerca de Es Cubells. El minimalismo exquisito

Villa moderna cerca de Es Cubells. El minimalismo exquisito

Situada en un paraje rural, entre Es Cubells, Porroig y Es Jondal, en una de las zonas más deseadas de la costa sur de Ibiza, esta recién completada villa destaca por encima del resto de construcciones nuevas de la isla. Algo fácil de observar, ya que marca una clara diferencia por la calidad de sus materiales, la elegancia de sus elementos, el mobiliario, la arquitectura de vanguardia y, por supuesto, su ubicación; presentando unas hermosas vistas a Formentera, a sólo unos minutos de distancia de las bahías de Cala Jondal y Es Cubells y el pintoresco pueblo de Sant Josep y Es Cubells. Es sin duda una vivienda diseñada, tanto sobre plano horizontal como en su estética, con gusto y dedicación, sacando además el máximo rendimiento posible al emplazamiento en el que se encuentra, con amplios espacios interiores y exteriores.

 

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Esta es a su vez una propiedad que busca ofrecer la máxima privacidad, pero sin encontrarse aislada, ya que a poca distancia se encuentran distintos vecinos en el area. El terreno, de 2700 m2 de superficie, está completamente vallado y se accede por un camino privado con portón eléctrico. Es una parcela de gran calidad, ya que la orientación es directa hacia el sur, con mayor luz durante todo el año, bajadas de sol en invierno y demás beneficios, que son conocidos en especial por las construcciones tradicionales ibicencas. Además, en lo que respecta al estilo de vida, está convenientemente ubicada entre varios lugares deseados del sudoeste de Ibiza, así como a 10 minutos en bicicleta a la playa de Es torrent o a menos de 5 minutos en coche de la playa de Es Jondal. Ibiza ciudad y el aeropuerto se encuentran a unos 10-15 min. en coche, lo que se puede considerar cercano a la vida también en invierno.

Por la entrada principal a la vivienda, se accede a una extensa y luminosa sala de concepto diáfano, con techos de 3’30 metros de altura y un gran ventanal panorámico de 14 metros de largo, dispuesto de puertas correderas que invitan a disfrutar del icónico paisaje y el instenso azul del mar en la amplia terraza. Salón, comedor y cocina están conectados en un mismo espacio y, a pesar de ser técnicamente una misma estancia, el salón está desconectado visualmente de la cocina y el comedor por las paredes del acceso al piso inferior, creando de este modo un espacio autónomo y más «personal», pero sin estar desconectado de la vida de la casa que ocurre normalmente entre la cocina y el comedor. El comedor está inundado de luz exterior y conduce a una cocina americana Warendorf de alta calidad hecha a medida, totalmente equipada y con cajones eléctricos. Lo más destacado de la cocina es la combinación de madera maciza de ébano y acabados laminados de acero inoxidable.

 

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="4496,4498,4487,4486"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Desde la estancia principal se tiene acceso a la amplia terraza delantera y se puede acceder al piso inferior a través de unas escaleras, separadas por tres paredes que encierran el acceso en forma de cubículo con amplio cristal frontal. Esta ventana estratégica permite que entre en el espacio de las escaleras la luz natural durante el día, y para las horas nocturnas unas bandas de luces indirectas iluminan de forma sutil cada uno de los escalones. Las ventanas son del fabricante líder PanoramAH!. Estos grandes ventanales son minimalistas, con marcos de aluminio de 2 cm para garantizar vistas despejadas. Todas las ventanas tienen persianas eléctricas de aluminio, que permiten el ajuste de la cantidad de luz que ingresa a la casa. El resultado son bellos efectos de luz y sombra.

La planta inferior cuenta con el gran dormitorio principal, con baño y vestidor en suite, así como un jardín privado, y tres dormitorios más todos con baño en suite. Los dormitorios se encuentran todos en el piso inferior y, a pesar de tener todos una superficie considerable, las alturas de los techos disminuyen con respecto al piso superior en favor de una sensación más recluida y acogedora (al tratarse del lugar de descanso). Todas las puertas de los dormitorios son del fabricante italiano Lualdi, del tipo «invisible», ya que son visualmente en una línea suave con las paredes. Los baños son muy espaciosos y reciben una gran cantidad de luz natural. Estos están equipados con accesorios de diseño italiano de la marca Cocoon y diseños funcionales del fabricante alemán Duravit. Las paredes de la ducha en todos los baños están revestidas con una hermosa piedra natural oscura. El baño principal tiene una ducha doble, desde donde se ve una pared exterior de piedra natural y un cactus. Todas las habitaciones y baños están completamente equipados con armarios de calidad hechos a medida, y en el dormitorio principal tienen un acabado de madera de eucalipto.

 

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="4489,4490"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El mobiliario es reducido, pero destaca por su marcada originalidad. Cada pieza está escogida conscientemente para otorgar al espacio minimalista un carácter sofisticado. La sala de estar, por ejemplo, se compone del Lord Sofa y una chaise lounge Kay Recamiere, ambos de Christine Kröncke. La mesa del comedor es de una sola pieza de madera de Kauri, un gigantesco árbol endémico de la isla norte de Nueva Zelanda (denominado por los nativos maorís como El padre del bosque), con una madera muy apreciada por su dureza, versatilidad y por su rareza. Esta pieza única se combina con las sillas de madera clara de diseño nórdico Wishbone chair, de Hans J. Wegner, y encima de la mesa del comedor hay una gran lámpara de techo de Foscarini, el Allegretto Vivace. Para decorar las grandes paredes blancas, hay 3 pinturas del reconocido artista alemán Gregor Gleiwitz, quien tuvo varias exposiciones en Berlín, Los Ángeles o Londres, entre otros.

 

[gallery link="file" columns="2" size="full" ids="4495,4499"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El diseño arquitectónico se manifiesta con una clara predilección por los grandes espacios y los techos altos en las estancias comunes, pero también con un amor por el detalle que está presente en toda la vivienda. Esta precisión se puede observar, por ejemplo, en las cenefas incorporadas en la pared, presentando funcionalidad sin desentonar con las lineas nítidas, o en la iluminación artificial, discreta y equilibrada en todo momento. Los grandes ventanales del frontal de la vivienda se pueden definir como «puertas invisibles», con un marco casi imperceptible desde algunos vinculos que permite una vista sin obstáculos del paisaje. Las persianas han sido escogidas exactamante del mismo tono que los marcos para el menor impacto visual posible. Los suelos de la casa principal, la casa de huéspedes y todas las terrazas están cubiertos de piedra caliza importada de Portugal, emulando una roca muy utilizada antaño en Ibiza, el marés, de la que también se compone toda la muralla de Dalt Vila. La terraza frente a la sala principal no ha sido cubierta a propósito, para que el futuro propietario pueda elegir entre varias opciones, como cubrirse con una pérgola de madera o con velas solares.

 

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En los exteriores de la vivienda se utilizan principalmente productos naturales que no desentonan con el paisaje: plantas, arbustos y árboles frutales autóctonos, muros de piedra natural, vigas de madera envejecidas; todos estos dispuestos creando formas geométricas simples. Estas formas son más propias del diseño minimalista de la vivienda y suaviza en cierto sentido los contrastes que pudiera haber entre diseño humano y naturaleza salvaje. El jardín de plantas mediterráneas ofrece además varias terrazas y una elegante piscina, cubierta de baldosa de piedra oscura y que forma desbordamientos por sus cuatro lados. El nivel de la piscina está ligeramente elevado sobre el nivel de la terraza, y esto en combinación con las baldosas negras de la piscina y el desbordamiento en los 4 lados, da un hermoso «efecto espejo».

Se ha hecho un gran esfuerzo con el paisajismo. Se han creado varias áreas, utilizando principalmente plantas locales como lavanda, romero, adelfa y otras plantas mediterráneas. Los niveles están separados por grandes bloques de piedra natural. En el jardín se encuentran pinos antiguos, olivos y árboles frutales, y por su distribución ofrece total privacidad de las casas de los alrededores. Debajo del pino más grande y antiguo del jardín, se encuentra la Hanging Lounger de DEDON, que crea una relajante zona de descanso con hermosas vistas.

 

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En Kelosa gestionamos en exclusividad la venta de esta propiedad. Si lo desea puede acceder a la información sobre esta villa en nuestra web o contáctenos directamente aquí.

 

 

Referencias:

Hidalgo, S. Los beneficios del minimalismo. Forbes. [consultado el 28 de abril 2018]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

 

 

1148
front porch cala compte white angel luxury developmentPromoción exclusiva 2019: The White Angel Cala Comte

Promoción exclusiva 2019: The White Angel Cala Comte

The White Angel Cala Comte es una nueva promoción de viviendas de lujo a tan sólo 1 km de la playa de Cala Conta, uno de los destinos más populares en el noroeste de Ibiza.

© TWA Cala Comte | OD Group

La promoción está diseñada por el arquitecto barcelonés Víctor Rahola, una referencia a día de hoy dentro de la arquitectura ibicenca. Rahola ha planteado los planos de las viviendas en forma de L y un diseño con un fino equilibrio entre tradición y vanguardia, aportando beneficios de la arquitectura mediterránea tradicional junto a un enfoque fundamentalmente contemporáneo.

El arquitecto barcelonés ha puesto todo su empeño en cumplir con las expectativas que marca el estilo de vida exclusivo y a su vez velar por la sostenibilidad del medio ambiente. Como dice el mismo Rahola, un año y medio de proyecto han hecho falta para combinar estos dos conceptos, contrapuestos en muchos de sus elementos, pero no incompatibles. Respecto a la sostenibilidad, se han ideado estrategias bioclimáticas para reducir la demanda energética: aislamiento térmico (y acústico), ventilación natural, cerramientos móviles (verano-invierno), protecciones pasivas, asoleamiento y cubiertas ajardinadas.

© TWA Cala Comte | OD Group

Cada una de las 15 unidades cuenta con 352 m2 de vivienda, con terraza, dos piscinas, jardín y un sótano. Sin embargo, la superficie de los solares pueden variar, entre los 600 m2 hasta los 1080 m2, dependiendo de la propiedad. Cada vivienda cuenta con tres plantas, entre las que se reparten cinco dormitorios (dos de ellos en suite). El jardín y la piscina principal se encuentran en la planta baja. El dormitorio principal se encuentra en el ático, con acceso a una amplia terraza con una segunda piscina, desde donde se pueden disfrutar las vistas al mar y los famosos atardeceres de Cala Compte.

Todas las viviendas de The White Angel ofrecen la posibilidad de pequeñas customizaciones al gusto de sus nuevos propietarios. En el complejo existen tres tipologías distintas, que permiten jugar con la variación propia de sus volumetrías. El conjunto está proyectado en realidad como un «mat building», un sistema modulado que mediante la diagonalización tiene la finalidad de generar la variedad, como por ejemplo en ciertas estancias interiores o la jardinería, que será distinta en todas las viviendas.

[gallery link="file" size="full" columns="2" ids="4113,4102,4157,4152"]

© TWA Cala Comte | OD Group

En el interior al igual que en el exterior, los acabados están realizados con una combinación de madera y piedra del Sinaí. Los suelos de color arena junto a los grandes ventanales transmiten calidez y luminosidad. Se observa una lograda combinación de espacios generosos con la domesticidad de lo pequeño, así como un mobiliario y revestimientos que actúan en armonía en las diferentes estancias, donde predominan el uso de colores cálidos y el blanco en los interiores. La posición de los muros generan sombras oportunas y, a su vez, permiten corrientes naturales de aire que consiguen refrescar el ambiente de la vivienda en verano. Se trata en su totalidad de una arquitectura que, a pesar de ser esencialmente contemporánea, imprime el carácter con los elementos propios del estilo tradicionalmente ibicenco, en concreto de la cultura y arquitectura de Ibiza.

El director de The White Angel, Jorge Juan, destacó que la empresa «realiza el proyecto de principio a fin, lo que permite controlar todo el proceso y ofrecer una calidad excelente». El hecho de que TWA Cala Comte fuera desarrollado por un grupo hotelero, hace que esta urbanización además cuente con un servicio de Lifestyle Managment, incluyendo un abanico amplio de servicios premium. Todas las viviendas del complejo residencial ofrecen la posibilidad de un servicio integral, entre los que se encuentran el mantenimiento diario de la propiedad, reparaciones puntuales, pero también del tipo concierge, como traslados, servicio de canguro, organización de fiestas o reservas en restaurantes.

© TWA Cala Comte | OD Group

La zona en la que se encuentra el complejo residencial es otro argumento a su favor: apenas a un paseo de la playa de Cala Compte, a cinco minutos en coche a Cala Codolar, a 10 min. de Cala Bassa y de los acantilados de Es Vedrá y a 20 min. del aeropuerto e Ibiza ciudad. El paisaje natural que rodea el complejo es de los más impresionantes de la isla, con el mar siempre presente de fondo y se puede disfrutar tanto en temporada de verano como en invierno. Es idóneo no sólo para actividades de mar y playa, sino también es un popular destino para actividades sobre tierra como paseos en bicicleta, running, trekking o simplemente tranquilos paseos a pie.

En lo que esta promoción destaca sobre otras del mismo entorno es el concepto, en el que la experiencia hotelera se pone en práctica para proporcionar un valor añadido, en forma de servicio y soluciones a medida para los nuevos propietarios. Además están la exclusiva ubicación, siendo una de las últimas grandes parcelas urbanizables de la zona de Cala Compte, junto a la sofisticación del diseño, adaptado a la localización y aprovechando las últimas tendencias en bioclimática y sostenibilidad, ambas tendencias en arquitectura moderna que se basan en de la arquitectura vernácula.

© TWA Cala Comte | OD Group

Según explican los responsables del proyecto durante su presentación, estos son los tres pilares principales que distinguen la marca The White Angel; pero que además cabría añadir la calidad de las viviendas, que son el resultado y el control de todas las fases constructivas — desde el proyecto arquitectónico hasta la construcción, la elección de los materiales, la equipación y la importancia de los equipos humanos que participan en él.

Referencias:

Cuenta oficial de red social (2017): @thewhiteangelofficial. Facebook. [consultado 10 enero 2017]

Europa Press (2017). Promoción The White Angel Cala Comte. Diario El Mundo. [consultado 10 enero 2017]

Redacción (2017). The White Angel. Disfrutar de una vivienda exclusiva. Diario de Ibiza. [consultado 10 enero 2017]

ACEBAL, Cristina (2017). The White Angel, la urbanización más exclusiva de Ibiza. Diario Expansión. [consultado 10 enero 2017]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2935
0_Exterior Finca Blakstad Front-(min)Finca de diseño Blakstad. Enlace entre tradicional y moderno

Finca de diseño Blakstad. Enlace entre tradicional y moderno

Situada en una colina en medio de la naturaleza salvaje de Ibiza, esta vivienda representa un estilo singular que fusiona la arquitectura autóctona tradicional con formas y elementos del diseño contemporáneo. Este modelo de construcción y diseño de interpretación personal, ideado por Blakstad, es respetuoso con el medio ambiente y proporciona una atmósfera cálida, acercando un estilo de vida moderno a la arquitectura vernácula local. Gracias a esto, el diseño de la vivienda no desentona visualmente con el paisaje natural e histórico de Ibiza.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Al ser un concepto basado en la arquitectura arcaica original de Ibiza, aporta beneficios a la construcción de una sabiduría popular milenaria, en lo que se refiere a la bioclimática y la sostenibilidad de la vivienda. Las azoteas planas sirven para la recolección del agua de lluvia, que se canaliza a través de una cisterna para su posterior consumo. Los muros gruesos y las ventanas de tamaño reducido sirven para aislar la temperatura del exterior, para que el interior mantenga una temperatura fresca durante el verano y el calor en el invierno, adaptándose la casa a la climatología de cada ciclo. La fachada principal, orientada al sur, capta en su totalidad los rayos del sol en invierno y una mayor sombra en verano, permitiendo a su vez la entrada de los vientos cruzados. Además, el color blanco de las paredes refleja la luz del sol y evita el recalentamiento del edificio en verano.

El elemento moderno de esta vivienda, esencialmente minimalista, permite transformar una casa rústica de dimensiones reducidas e interiores oscuros en un espacios diáfanos, amplios y luminosos, sin perder la esencia cálida del estilo rústico. Una serie de intervenciones sutiles combinan el diseño contemporáneo con la arquitectura tradicional, manteniendo el encanto de las estructuras preexistentes. En gran parte, se sigue empleando el método, las técnicas y los materiales de construcción, tal y como se hacía con las antiguas fincas. A esto se le añaden mejoras estructurales, como aumentar el tamaño de las estancias, la altura de los techos o el tamaño y las formas de ventanas y claraboyas, para crear mayores accesos de luz en su interior. Las vigas de madera de sabina, características de las antiguas fincas, se siguen manteniendo en muchos de los techos y gracias a la austeridad del diseño minimalista estas vigas se apropian del protagonismo ornamental que se merecen.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

La vivienda se encuentra en una ubicación excepcional cerca del pintoresco pueblo de San Joan, en el nordeste de Ibiza, ofreciendo amplias vistas panorámicas sobre el campo hasta el mar. El camino de acceso pasa por un hermoso paisaje de colinas y bosques de pinos. La propiedad está rodeada de uno de los parajes naturales más puros que se pueden encontrar en la isla y desde donde se respira un ambiente rústico y tranquilo. La casa cuenta con varias terrazas que ofrecen diferentes espacios recluidos y otros abiertos. Asímismo, el jardín ofrece un paisaje tradicional, con numerosos olivos añejos y árboles frutales, y a su alrededor los diferentes niveles de bancales de cultivo antiguos, con hermosas paredes de piedras naturales que se conectan por escaleras. La casa cuenta con una piscina desbordante con una amplia terraza, desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

A pesar de su simplicidad minimalista, el diseño cuenta con gran atención al detalle, tanto en el exterior como en el interior. Las paredes inclinadas de influencia Fenicia invitan al visitante a través de la entrada principal que conduce al salón con techos altos, vigas de sabina visibles y chimenea. Conectados al salón se encuentra una cocina moderna y un amplio comedor. En la parte delantera de la casa una gran terraza conecta el salón con la vida exterior. En la primera planta se encuentra una suite principal muy espaciosa con su propio salón, chimenea y dos dormitorios más. También existe un anexo separado con una oficina y salón.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3676,3673"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El proceso de diseño implicó una interpretación moderna de la arquitectura vernácula local. El canadiense Rolph Blakstad dedicó buena parte de su vida al estudio histórico de la arquitectura tradicional ibicenca y sus orígenes, desarrollando una tesis que afirmaba que la arquitectura vernácula de Ibiza es el legado más fiel de las construcciones fenicias y egipcias de la antigüedad, habiendo apenas variado con el paso del tiempo.

La finca ibicenca es la manifestación arquitectónica de la simplicidad y funcionalidad puras, nacidas de las necesidades de autoabastecimiento con la que vivían los habitantes de Ibiza durante siglos. La isla de Ibiza fue durante la mayoría de su historia una sociedad aislada cultural y económicamente, que tuvo que valerse de recursos y conocimientos locales. El método de construcción perseguía la subsistencia y la practicidad, desarrollando propiedades bioclimáticas y de sostenibilidad de recursos por necesidad. Las fincas ibicencas muchas veces se encuentran del todo ausente de elementos decorativos, presentando además multitud de similitudes técnicas y estéticas con la disciplina minimalista.

 

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Se puede decir que el enfoque intuitivo de Blakstad está por un lado impregnado por las tradiciones antiguas, fruto de décadas de dedicación, y, por el otro, ha apreciado la necesidad de adaptarse creativamente con las tendencias actuales sin perder la identidad cultural de la isla. El resultado es un indiscutible éxito: actualmente Blakstad Design Consultants cuenta con una gran popularidad, marcando una tendencia en Ibiza en un público internacional e incluso llegando a ser imitado por otros arquitectos. Y no es de extrañar, ya que la belleza simple y simétrica de sus acogedores espacios invaden al visitante con un sentimiento de calma y serenidad, hecho que convierten a estas viviendas en una experiencia única para vivir en Ibiza.

Actualmente, esta villa de diseño Blakstad está en venta

 

 

Referencias:

White, C. and Blakstad, S. (2012). Ibiza blakstad houses. Barcelona, Spain: Loft.

Pérez Gil, Javier. Qué es la arquitectura vernacula. Historia y concepto de un patrimonio cultural específico. Ed. Universidad de Valladolid. [consultado 25 de agosto de 2017]

Sánchez, Raquel (2013). El legado intelectual de Blakstad. Diario de Ibiza. [consultado 25 de agosto de 2017]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2604
Josep lluis SertJosep Lluís Sert y el grupo GATEPAC

Josep Lluís Sert y el grupo GATEPAC

Josep Lluis Sert i López (Barcelona 1902 -1983) está considerado uno de los arquitectos más importantes del s. XX y fue uno de los impulsores de la arquitectura moderna en España. Provenía de una familia burguesa catalana de industriales textiles, pero era socialmente comprometido y de ideales republicanos.

En 1923 ingresó en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, donde fue crítico con los métodos academicistas de enseñanza de la época. Junto con Josep Torres Clavé fundó la Asociación de Alumnos de la Escuela, embrión del futuro GATCPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). Acabados los estudios, en 1929 Josep Lluís Sert se trasladó a París, donde trabajó en el despacho de Le Corbusier; después ambos mantuvieron siempre una estrecha relación profesional y académica.

De izq. a drcha.: Paul Lester Wiener, Le Corbusier y Josep Lluís Sert

En 1930 impulsó la fundación del GATCPAC, de nuevo con Torres Clavé, y en 1932 el GATEPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). En su primera junta directiva estaban los arquitectos Rodríguez Arias, Illescas, Churruca y Alzamora, y más tarde se incorporaron otros como Subirana y Bonet. El GATEPAC se constituye como el grupo introductor del movimiento moderno de arquitectura en España, con fuertes tendencias racionalistas y de vanguardia. El grupo era además editor de la revista A.C. (Documentos de Actividad Contemporánea), publicada entre 1931 y 1937, que constituyó una plataforma de conocimientos de las expresiones artísticas y de difusión de las nuevas tendencias de la época, tanto en el campo de la arquitectura y del urbanismo como de la fotografía, el cine, las artes visuales, la literatura, la jardinería y el mobiliario. Desde el GATEPAC también se induce en la mejora de otros ámbitos, con propuestas concretas como la construcción de nuevas escuelas, reducir el analfabetismo y modernizar el sistema educativo español.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3475,3476"]

Primeras publicaciones de la revista A.C. (1931-32)

Sert, junto con Le Corbusier y Pierre Jeanneret, presentaron el proyecto de ordenación urbanística para la ciudad de Barcelona, según los principios modernos de la «Ciudad Funcional» (Plan Macià, 1933-35). También proyectó edificios de viviendas, casas de fin de semana, edificios escolares, hospitales, etc., incorporando las innovaciones técnicas, formales y de lenguaje racionalista. Después de tal logro, el gobierno de la Segunda República le encargó el proyecto del Pabellón Español para la Exposición Internacional en París (1937), escaparate y enseñanza sobre los valores que la república pregonaba y defendía.

Arquitectos del GATEPAC

Finalizada la Guerra Civil, durante la cual murió en el frente su socio Torres Clavé, Sert fue juzgado por un tribunal militar de la dictadura que lo inhabilitó para ejercer profesionalmente en España. Por este motivo, en 1939 fijó su residencia en Nueva York. Colaboró con Paul Lester Wiener con proyectos en los que utilizaba estructuras prefabricadas para la administración de guerra americana. Con Wiener y Paul Schulz fundó la oficina técnica Town Planning Associates (TPA, 1945-1958), que realizó importantes asesorías sobre proyectos y diseños urbanísticos, a instancias del gobierno de Estados Unidos, destinados principalmente a países latinoamericanos. En EEUU, Sert consiguió prestigio y repercusión mundial con sus obras y enseñanzas.

En 1953 fue nombrado decano de la Escuela Superior de Arquitectura de Harvard, como sucesor de Gropius, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1968. Inició así su segunda etapa profesional americana, con su socio Ronald Gourley, convirtiéndose en uno de los arquitectos más prestigiosos del Establishment estadounidense y fue el primer español nombrado presidente del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM).

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3483,3484"]

Izq.: Joan Miró y Sert. Drcha.: Holyoke Center, Harvard University

La inspiración ibicenca.

En la Ibiza de los años 30, Sert conoce una arquitectura original, incontaminada, eficiente, con una belleza de formas sencillas y minimalista en esencia, que se presentaba como una consecución de habitáculos cúbicos blancos con escala humanas, funcionales y sin adornos. Era una arquitectura sin arquitectos ni planos, construida por los mismos campesinos, que nace con los materiales que provee el terreno y, lejos de alterar el paisaje, se funde con él. Se trata de una técnica arcaica que corrige errores y suma aciertos hasta llegar al resultado que es a día de hoy.

Tanto Sert como sus compañeros arquitectos del GATEPAC, encontraron en estas antiquísimas construcciones un modelo a seguir, un modelo mediterráneo para proyectar la nueva arquitectura que estaban desarrollando y fue recogida en tema de portada en la revista A.C.

 

Eran lecciones que Sert nunca olvidaría y las casas que construía a partir de 1934 incorporaban multiples elementos de la finca ibicenca. Serían ya parámetros determinantes la flexibilidad, la yuxtaposición de cuerpos simples en los que juegan la repetición y la diferencia, la unidad de escala en la composición y los interiores diáfanos adaptados a los desniveles del terreno, que ofrecen posibilidades diversas de organización y habitación.

Sert escribió en 1934 que la ibicenca era una «arquitectura sin estilo y sin arquitectos. Unas construcciones geométricas sencillas, puramente utilitarias, de una dignidad ejemplar, un reposo para los ojos y para el espíritu … todos sus elementos tienen la medida justa, la medida humana». Sert además procuraba establecer un diálogo entre la arquitectura rural ibicenca y algunos aspectos cultos de la disciplina, como el uso del sistema de medida ideado por Le Corbusier que da escala humana a esta arquitectura; quería perpetuar un lenguaje, un sistema de formas existentes desde siglos y adaptarlo a los usos y las necesidades del momento.

Entre 1964 y 1969, junto a Rodríguez Arias, proyecta y construye el conjunto residencial de Can Pep Simó en Cap Martinet, que consta de 6 viviendas unifamiliares y los apartamentos conocidos como Els Fumerals, una obra en la que desarrolla el concepto que siempre defendió, el ‘equivalente contemporáneo de las formas tradicionales’. Como explicó el mismo Sert: «En esta urbanización hemos utilizado un sistema de medida ideado por Le Corbusier llamado ‘modulor’, que se basa en la sección áurea, un sistema que permite mantener una escala humana y obtener proporcionalidad en todos los elementos compositivos que, aunque se repitan, siempre son diferentes”. Del mismo modo que las fincas ibicencas, las casas de Cap Martinet son construcciones abiertas que aceptan ampliaciones de muchas formas diferentes.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3497,3495"]

Urb. Can Pep Simó (1969)

La fundación Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno catalogó Can Pep Simó dentro del apartado ‘La vivienda moderna’ y fue declarada en 2009 bien de interés cultural.

Después de su visita en Ibiza en los años sesenta, Sert comprueba que las cosas habían cambiado con el desarrollo turístico y urbano. Entonces advierte sobre los riesgos de mixtificación y destrucción del paisaje que amenazan a la isla: «Introducir elementos de arquitectura importada destruirá la unidad y la armonía que han sabido sobrevivir al paso de los siglos. Se impone una disciplina constante de limitación a formas auténticas si se quiere que Ibiza siga siendo lo que es, algo único». De hecho, no le faltaba razón. A partir de la década de los 70 el boom del turismo se manifestaba en gran parte de la población local en el olvido de los viejos oficios, entre ellos, la secular sabiduría volcada en sus construcciones; la finca de los ancestros se cambiaba por un apartamento urbano o por una vivienda impersonal y en gran número estas fincas desaparecieron o quedaron en estado ruinoso.

 

Jubilado, Sert fue nombrado profesor emérito y doctor honoris causa por la Universidad de Harvard. También recibió el doctorado honoris causa por las Universidades de Boston (1970) y de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés (1981), y la Medalla y la Cátedra Honorífica de Arquitectura Thomas Jefferson (1970), la más alta condecoración profesional de los EEUU. En 1981 el Consejo Superior de Arquitectos de España le otorgó la Medalla de Oro de Arquitectura y la Generalidad de Cataluña, la Medalla de Oro. El Estado español en 1982 le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Josep Lluís Sert ha sido en el siglo XX el arquitecto español más internacional. Dejó una impronta imborrable como teórico sobresaliente, y como creador dejó un legado que sigue siendo un ejemplo a seguir. Años después de su muerte, Sert sigue bien presente y diversas instituciones, y especialmente el Colegio de Arquitectos.

Sert murió el 15 de marzo de 1983 en Barcelona. Debido al especial significado que Ibiza tenía para él, pidió que sus restos reposaran en la isla y se encuentran depositados en el cementerio de Jesús, en una modesta loseta donde dice ´Sert. 1928-1979´. Pero en tan laico y humilde epitafio se encierra medio siglo de magistral arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

González, Miguel Ángel. La Huella de Josep Lluís Sert en Ibiza. Diario de Ibiza. [consultado 15 de mayo de 2017]

Marí Torres, T. and Torres Torres, R. Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATEPAC). Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

Jiménez Díaz, Manuel. Sert i López, Josep Lluís. Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

3587
architect-rotthier-portraitPhilippe Rotthier. Guardián de la ciencia arcaica

Philippe Rotthier. Guardián de la ciencia arcaica

Philippe Rotthier nació en 1941. Diplomado en arquitectura en La Cambre de Bruselas en 1964. Como socio fundador, colabora con André Jacqmain en el Atelier d’Architecture de Genval de 1965 a 1972.

En su juventud, viajó por medio mundo, del hemisferio norte a sur, recorriendo también todo tipo de islas: las Azores, Canarias, Irlanda, las Hébridas, las Shetland, Islas Feroe, Islandia, Groenlandia y la bahía de Disko. En todas ellas se fijó particularmente en el tipo de construcciones, sus técnicas y las formas, lo que más tarde le serviría para sus estudios.

En 1973, se estableció en Ibiza, donde construyó y renovó 80 casas fiel al estilo de la arquitectura tradicional ibicenca. Fruto de sus estudios sobre la arquitectura vernácula y del modo de vida tradicional ibicencos, en 1984 publica ‘Ibiza. Le palais paysan‘, un ensayo completo sobre la sabiduría técnica de la construcción tradicional ibicenca, asociada a la mitología y el conjunto de los rituales. Este trabajo de observación e investigación enlaza con su práctica constructora y las casas que edifica en Ibiza son una excepción dentro de la mega estructura turística de los años 70 y 80.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3321,3388"]
1. Puerto de Ibiza en los 70 (Foto: Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública Universidad de Zaragoza CC BY 2.0/ 2. Finca ibicenca Can Frare Verd (Foto: JanManu CC BY-SA 3.0 (Changes made. Link to original)

Philippe Rotthier además ha tenido un papel activo en la preservación del patrimonio arquitectónico de Ibiza, principlamente a través del Taller d’Estudis de l’Habitat Pitiús (TEHP), fundado por él en 1985. Además, en 1982 funda el Premio Europeo de la Reconstrucción de la Ciudad y en 1986 la Fundación para la Arquitectura en Bruselas.

Las casas en las que interviene el arquitecto belga han sido edificadas según las técnicas tradicionales y su concepción se orienta a darles un máximo de autarquía. Rotthier se convirtió en un especialista en la vivienda arcaica, siendo en su época uno de los pocos arquitectos de las Baleares con el conocimiento y la madurez para construir casas que se relacionaban con una tradición milenaria.

finca-ibicenca-rotthier-frontside

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Su estilo personal es prácticamente invisible en la gran mayoría de sus obras, incluso en las de nueva planta, llegándose a confundir con rehabilitaciones de fincas ibicencas. A pesar de eso, su arquitectura busca reunir una tradición arcaica y un modo de vida modernos. La intervención perceptible de Rotthier se limita a unas ligeras ‘pinceladas’ sobre la finca original, justo lo suficiente para adaptarla al estilo de vida y hábitat modernos. Las intervenciones características del belga son por ejemplo:

·Ampliar el tamaño de ventanas y colocar claraboyas en el techo para permitir mayor entrada de luz en el interior, ya que las fincas originales solían tender a ser un tanto oscuras.

·Aumentar la altura de los techos en las habitaciones más bajas, como los dormitorios de la planta superior.

·Ampliar accesos entre las estancias y abrir nuevas puertas hacia el exterior, para crear nuevas terrazas y espacios abiertos, que adapta la vivienda al estilo de vida moderno del Mediterráneo.

finca-ibicenca-rotthier-living

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

·Cuando se trataba de construcciones de planta nueva, se ampliaba el tamaño de las estancias en general.

·El enlucido de algunas de sus casas contiene pigmentos de tonos ocres y tierra, lo que hace que la construcción se integre todavía más con el paisaje. Otras, sin embargo, son blanqueadas con cal igual que las fincas tradicionales.

·En caso de intervenir en los techos, era propio de Rotthier acudir a técnicas de construcción de cañas al estilo de las barracas valencianas, las construcciones tradicionales del litoral y albuferas de la Comunidad Valenciana.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="3334,3335"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Su método de diseño y producción arquitectónica ha sido objeto de numerosas publicaciones, de las que destacan sobretodo tres: Maisons sur l’île d’Ibiza (1990), Arquitecturas arquitectónicas Ibiza (1997) y XXX à Ibiza (2003). Estas tres publicaciones son significativas porque no se ciñen únicamente a describir la disciplina arquitectónica de Rotthier, sino que explican el trasfondo de un movimiento ideológico que tiene sus orígenes en la contracultura hippie, muy presente entre los jóvenes en Ibiza en los años 60 y 70.

A principios de los setenta en España coinciden el ocaso de la dictadura y el inicio de la industria del turismo masificada, donde liberación y represión compaten un mismo escenario. Particularmente en Ibiza, la nueva mentalidad de apertura social convive con las últimas manifestaciones de cultura y economía tradicional.

Es en esos años cuando Rotthier, junto a su amigo el fotógrafo Philippe de Gobert, llevan acabo actividades relacionadas con el happening, la edición independiente, en un ambiente que respalda la concienciación del individuo en relación a su entorno natural. Son movimientos artísticos y sociales influenciados directa o indirectamente por las posturas de la Internacional Sensacionalista y las ideas de Mayo del 68, Allan Watts y Mircea Eliade, que propugnan el uso de las energías renovables y el rechazo al dominio del uso del petróleo y sus derivados, y la energía nuclear. Artistas, escritores, arquitectos, fotógrafos, cineastas, entre otros, han rodeado la trayectoria y el recorrido intelectual de Rotthier desde los años que llegó a la isla.

En cierto modo, Philippe Rotthier «huye» de su Bélgica natal y de la profesión de arquitecto como se vivía en aquel momento, y experimenta en Ibiza una transformación profunda en la concepción y en el objetivo del oficio. Fascinado en seguida por la belleza y la justeza de las construcciones rurales de la isla, analizará primero con una visión científica y etnográfica la razón de esa fascinación para poco después aprender sus reglas.

traditional-ibizan-finca

Finca Ibicenca (Foto: Kelosa CC BY 2.0)

Su propia casa en los años 70 le servirá de laboratorio y la fijará en papel en uno de los estudios más completos que se han hecho de la cultura tradicional, el hábitat y los ritos de la que es el resultado. Después pondrá en práctica estos conocimientos en construcciones de nueva planta o intervenciones en fincas ibicencas, prácticamente imperceptibles, que de otro modo probablemente hubiesen sido derruidas a golpe de cemento, ya que en esa época en Ibiza imperaba el «progreso» y la nueva construcción. Paralelamente, el arquitecto belga dedicaba una parte cada vez mayor de su tiempo a divulgar las cualidades de las casas rurales, así como a defender la mejora de la calidad de los entornos semi-rurales y los pequeños pueblos de la isla.

Rotthier pasó de la fascinación personal a la concienciación social. Según explica en XXX à Ibiza (2003), hacía falta otra forma distinta de entender la arquitectura y la calidad de vida en un entorno en el que, según él, el pasado y el presente colisionaban de forma incoherente, con grandes saltos y pocas continuidades. Además, la frontera tan evidente de espacio físico dejaba patente que la situación macro social y económica imponía una presión insostenible sobre el suelo de la isla.

Philippe Rotthier es el antagonista del modelo imperante de la explotación urbanística, con una firme oposición a la mayoría de los elementos que lo definen. Estos principios se materializaban, por ejemplo, en el método de trabajo tradicional (que incluía un equipo de artesanos), en preservar las antiguas construcciones, en una doctrina de trabajo establecida en términos de relación con el entorno o en la privacidad como objetivo de las construcciones; en contraste con lo colectivamente significativo y económicamente rentable.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3342,3343"]

Además, el belga construye poco y lentamente. Sin embargo, este poco testimonio contiene más ciencia que la producción cotemporánea de los 70 y 80. Según Rotthier, «no se puede economizar el tiempo, no se puede simplificar o industrializar la arquitectura vernácula.» Las fincas ibicencas surgen de la tierra, siguen su movimiento y se funden con el paisaje. Construidas con las manos del payés que trabaja la tierra, de la que saca los materiales para la obra, que son también los que exigen el mínimo transporte y la mínima transformación del paisaje.

Rotthier ha sido además un catalizador que difunde su acción junto con la de muchos colaboradores y compañeros, viajeros, nativos, habitantes rurales y urbanos, testigos antiguos y nuevos. Numerosos estudiantes de arquitectura hicieron sus prácticas de aprendizaje junto a Rotthier, que ha servido como pudo de apoyo y estímulo a la creatividad y a la difusión de la arquitectura y las artes, que se materializa en los Archives de l’Architecture Moderne (AAM).

El arquitecto belga ha sido una pieza importante para la conservación del patrimonio cultural y natural de Ibiza, en impulsar en una época clave la concienciación de habitantes y, en consecuencia, de políticos, al divulgar y advertir que el desarrollo desmesurado inevitablemente conduciría a la sobreexplotación, y eso significaría un dramático final para el encanto y la belleza de la isla.

finca-ibicenca-rotthier

 © Kelosa | Ibiza Selected Properties

La conservación de la riqueza cultural y la protección del espacio natural de un lugar incide directamente en una mejora del estatus de dicho lugar a medio y largo plazo, evitando a su vez una sobredependencia del turismo de masas que, al fin y al cabo, es el público menos leal y los beneficios que aporta son para unos pocos empresarios. El modelo de crecimiento más ‘contenido’ que desde entonces ha experimentado Ibiza ha demostrado ser más sustancioso, presentando en la actualidad cifras récord de visitantes año tras año y estableciéndose como destino de referencia mundial para el turismo de lujo. Después de reconocer su potencial, la clave del éxito para una isla con un territorio muy reducido (572 km²) ha sido diversificar y buscar elevar el estatus de sus visitantes, implantando medidas políticas concretas como por ejemplo limitar la nueva construcción a hoteles de cinco estrellas. A día de hoy se está fomentando el turismo fuera de temporada alta y así reducir la presión de la estacionalidad, otra medida que resulta positiva sobretodo por la clase de turismo que esto atrae.

Desde 2006 Philippe Rotthier divide su tiempo entre Ibiza, Bruselas y Polinesia, donde, en un motu en la isla de Tahaa, construyó su propia casa con materiales locales (como no podía ser de otra manera). En 2011 funda el Museo de la Arquitectura – La Loge en Bruselas, dedicado a la creación contemporánea.

rotthier-prize-2017

Rotthier Prize 2017

 

 

 

 

Referencias:

Rotthier, P et Joachim, F. (1981). Ibiza. Le Palais Paysan. Eivissa: T.E.H.P./A.A.M.

Rotthier, P., Culot, M., Loze, P., Thiébaut, A., Breitman, M., Marí, B. et Mierop, C. (1984). Maisons sur l’ile d’Ibiza. Bruxelles: Archives d’Architecture Moderne

Rotthier, P., Culot, M., Marí, A., Planells, C., De Gobert, P., Marí, B. et Mierop, C. (1996). Architectures. Bruxelles: TEHP/A.A.M.

Rotthier, P. and Gobert, P. (2003). Treinta años en Ibiza, 1973-2003. [Sant Josep]: TEHP.

Oxford Index. Entry: Rotthier, Philippe. [online] Consulted: 15/12/2016

European Prize of Architecture Philippe Rotthier. Official Site. [online] Consulted: 10/01/2017

Archives d’Architecture Moderne. Official Site. [online] Consulted: 11/01/2017

Ferrer Abarzuza, A. (1974). La casa campesina de Ibiza. Madrid: Narria. [online] Consulted: 10/01/2017

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

1988
cala vadella in winter beach ibiza in morningCala Vadella y la costa oeste de Ibiza. El declive y el ascenso

Cala Vadella y la costa oeste de Ibiza. El declive y el ascenso

Hasta hace apenas unos 3 años, Cala Vadella se encontraba atascada en una crisis desde finales de los años 90, cuando el vecindario entero fue arrastrado inexorablemente hacia abajo a un estado de falta de ocupación hotelera, paralización de obras de desarrollo, abandono vecinal, casas vacías y un complejo vacacional entero invadido por ocupas. En otoño de 2009, las tasas de ocupación de hoteles, la facturación de restaurantes y las ventas al por menor todavía estaban reportando pérdidas generalizadas del diez por ciento. En Ibiza eso significa un resultado pésimo sin precedentes.

Como explican algunos comerciantes y vecinos, Cala Vadella solía ser un lugar glamuroso en los años 80 y 90. Pero en algún momento el vecindario y la zona en general había perdido su brillo. Los resultados de décadas de mala gestión se hicieron evidentes: ruinas de proyectos de construcción dilapidados, obras paralizadas indefinidamente, numerosas viviendas vacías, señales de tráfico en descomposición, el agua del grifo salada, entre otras cosas. Un buen ejemplo es el centro comercial que se planeó construir bordeando los acantilados de la playa; pero, cuando hace más de una década la parte de la pared del acantilado se derrumbó, la empresa constructora responsable tuvo que apuntalar el acantilado con cientos de vigas de acero, para que no empeorara. El resultado es todo menos bonito, pero no parecía importar demasiado.

A grandes rasgos, vecinos y conocedores del lugar cuentan la misma historia. Cuando comenzaba a llegar el turismo a Ibiza, a finales de los años 60, Cala Vadella era un lugar de ensueño, con un bar en la playa, un par de sombrillas de paja y un puñado de casas. En los años 70 se contruyó el primer club, y poco después no tardaron en llegar los otros cuatro complejos de vacaciones del lugar. Una década después, agencias de turismo alemanas hacían cola para conseguir una parte de los vibrantes clubs.

Era un concepto de negocio simple y prometía buenas recompensas. Los inversores construían un complejo y luego vendían las casas y apartamentos a clientes privados, que acordaban alquilarlos a agencias de viajes durante la temporada de verano. En los años 80 y a principios de los 90, cuando el negocio estaba en auge, una combinación de paquetes vacacionales de todo incluido y entretenimiento a todas horas llenaban miles de camas. Era el modelo a seguir.

cala_vadella4__1484220172_35228

Playa de Cala Vadella – verano. Fotos: Kelosa | Ibiza Selected Properties. (CC BY 2.0)

Sin embargo, en algún momento este tipo de turismo que hizo florecer a Cala Vedella se quedó sin impulso. En el 2009 ya sólo quedaban dos agencias alemanas que seguían operando con este concepto y en únicamente uno de los clubs, ya que todos los demás contratos habían sido disueltos. Cuenta un vecino que en aquel entonces los alemanes controlaban casi todo el negocio de los clubs, y que en 2009 su participación se había reducido hasta en un 70%.

Se puede afirmar que han sido particularmente los negocios que operaban con el concepto de club vacacional los que han sufrido en mayor medida, por un lado, la caída general del turismo alemán que ya venía aconteciendo en Ibiza desde finales de los 90 y, por el otro, todavía más significativo, el auge de las agencias de viajes online (OTAs) que supuso un duro golpe para los turoperadores de todo el mundo, que eran quienes abastecían prácticamente en exclusiva a estos clubs de clientes.

tn_910_606_storage_2016_february_week3_4999_12_kelosa_ibiza_investment_beachhouse_in_first_line_cala_vadella__1484219503_12293

Playa de Cala Vadella – invierno. Photo: Kelosa | Ibiza Selected Properties. (CC BY 2.0)

El símbolo de la caída de Cala Vedella sin duda la protagonizó el antiguo Club Robinson. El lugar donde las familias una vez pasaron las mejores semanas del año en sillones reclinables junto a la piscina, en 2009 era una ruina sórdida donde parecía que gobernaba la anarquía: calles con losas de asfalto que se habían separado y sin alumbrado público, casas asumidas por ocupantes ilegales, coches abandonados despojados de sus ruedas y demás basura alojada en los jardines y patios. Es un contraste curioso cuando en este antiguo club de vistas idílicas a la famosa Es Vedrá regía tal estado de abandono apenas diez años después. Sólo hay que darse un paseo por el antiguo Club Robinson para sentir que no deja de tener sus atractivos – aunque hace unos años llegaron a ser de un tinte más bien macabro.

[gallery link="none" size="full" columns="2" ids="3159,3158"]

Postal del Club Robinson en 1979 / Fachada sur en 2010 (Foto: Marco Torres) / Instalaciones deportivas (Foto: Kelosa – CC BY 2.0)

Todo esto parece describir una zona en depresión. Sin embargo, en los últimos tres o cuatro años están ocurriendo una gran cantidad desarrollos y proyectos en los alrededores, sobretodo, pero también en la misma Cala Vadella, que indican un claro cambio de dinámica y que lo peor es evidente que ya pasó. Incluso el Club Robinson parece que está experimentando cambios, con nuevos propietarios de tipo inversionista que probablemente trabajarán activamente en mejorar la situación del antiguo complejo, ya que las villas de los alrededores al club ya experimentan unas muy buenas cuotas de ocupación vacacional.

De hecho, por su situación el lugar siempre ha mantenido una belleza paisajística: una cala con playa de arena, rodeada de una topografía de costa escarpada y montañas de bosques verdes. Se trata también de un vecindario que nunca ha dejado de resultar acogedor; un pueblo amable con un ambiente tranquilo y de tinte hogareño, un refugio aislado incluso en el ajetreado verano de Ibiza. El ritmo es de barrio residencial, pero a la vez ofrece las actividades que muchos buscan en la isla: playa, buceo, restaurantes al lado del mar y chiringuitos en la playa. El ocio nocturno es muy limitado, pero es precisamente por esta tranquilidad que hoy en día muchos escogen Cala Vadella para vivir.

Cala Vadella – Fotos: Kelosa | Ibiza Selected Properties. (CC BY 2.0)

Actualmente los precios de los inmuebles en Cala Vadella son más económicos que la media en Ibiza. Precios atractivos que ya están atrayendo a más de un inversor y compradores privados a la zona. En muchos de estos casos la inversión se dedica a la reforma de casas, que se planean vender poco después a compradores privados, se destinan al alquiler vacacional o ambas cosas a la vez. Es un fenómeno que ha aumentado en toda Ibiza en esta última década: se transforman casas de los años 60, 70, 80 o 90 en versiones, tamaños y diseños más modernos, como serían las villas de estilo minimalista con piscinas desbordantes u otras reformas acorde al gusto de cada uno. Para estos casos se tiene en cuenta que la posición de la casa sea buena, con vistas al mar o la montaña, pero eso en Cala Vadella es relativamente fácil por su escarpada topografía y orientación al Mediterráneo. En la mayoría de los casos los terrenos tienen una posición buena o muy buena en relación a las vistas.

En lo que se refiere a los alrededores, si se sigue por la costa en dirección sur desde Cala Vadella, a menos de 2 minutos se encuentran Cala Carbó, Cala d’Hort y, presente en todo momento, el emblemático islote de Es Vedrá, parque natural y punto de interés consolidado. Posiblemente sea este el lugar más fotografiado de Ibiza por su espectacular paisaje y belleza natural.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="3155,3162"]
Cala Vadella / Cala Tarida – Fotos: © Kelosa | Ibiza Selected Properties

Al otro lado, por la carretera de la costa hacia el norte se encuentra la prestigiosa urbanización Caló d’en Real, seguido de Cala Molí y un grupo de casas en línea de costa orientadas al mar, ambos lugares residencias muy populares por sus vistas de 180º al mar y las puestas de sol. Al dejar Cala Molí, todo seguido se llega a Cala Tarida, la playa de mayor tamaño de toda la costa oeste y uno de los epicentros del turismo de calidad de la isla. En los útlimos años, Cala Tarida se ha estado desarrollando hacia el turismo de lujo, encabezado por el Grupo Insotel, que ha puesto en marcha varios hoteles y Resorts de cinco estrellas (‘Sensatori‘), mejorando considerablemente la reputación de la zona y convirtiéndola en un destino de referencia del lujo en Ibiza. Cala Tarida además cuenta con las actividades que demanda este tipo de turismo, como una gran variedad de actividades para niños y adultos, restaurantes de primer nivel a pie de playa, un beach club de referencia y, para el futuro, un proyecto de una nueva urbanización de unas 50 viviendas de lujo. En Cala Codolar, que es prácticamente el siguiente tramo de costa, se está construyendo otro Resort de villas vacacionales de lujo llamado ‘7 Pines‘ y, todo seguido, en Cala Conta se está terminando la construcción de la urbanización Calaconta (The Calaconta Collection), otro desarrollo residencial más de alto standing en la costa oeste.

Enclaves residenciales y turísticos de la costa oeste de Ibiza, como Cala Vadella, en realidad nunca perdieron su encanto, a pesar de una acelerada explotación urbanística en el pasado. A día de hoy, con reglamentos cada vez más estrictos para conseguir licencias de construcción o de ampliación, se asegura la conservación del paisaje de una zona que tiene el potencial para volver a ser un referente en Ibiza. Aunque pronosticamos que esta evolución, con características y modelos de negocio diferentes a lo que lo fueron los clubs vacacionales, ocurrirá a un ritmo más lento esta vez; siendo éste, a cambio, un modelo de crecimiento sin duda más sustancial que el anterior.

 

 

 

Referencias:

Ibiza-Blog.com. The Rise and Fall of Cala Vadella. [consulted 15/10/2016]

Andres Jaque Arquitectos. House In Never Never Land. [consulted 17/10/2016]

Jaime López-Chicheri. Turoperadores, OTA, Google y la desintermediación hotelera. [consultado 17/10/2016]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1846
Kelosa-Modern-Villa-minimalist-design-outside-4-2(1)Villa moderna en el corazón de Ibiza. El equilibrio entre tres estilos

Villa moderna en el corazón de Ibiza. El equilibrio entre tres estilos

Situada entre Santa Gertrudis y San Mateo, en la zona centro y más rural de Ibiza, se encuentra esta villa moderna de un diseño singular, que destaca por un minimalismo purista, una elegancia y geometría expresivas. Aunque a simple vista no parece guardar ningún parecido, esta obra del arquitecto parisino Pascal Cheikh-Djavadi fue construida sobre una ruina de una finca ibicenca y representa en gran parte una remodelación de la misma, basándose en elementos tradicionales como los planos, los materiales y la distribución de la vivienda.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Anteriormente había en el lugar una parcela descuidada, rodeada de una naturaleza virgen que brotaba de antiguos bancales de cultivo, con muros característicos de piedra seca que sostenían prados poblados de flores silvestres y arboles frutales. El aspecto de abandono de la ruina sugería una reconstrucción por completo, pero tanto el arquitecto como el propietario eran admiradores de los principios de la arquitectura vernácula de Ibiza y optaron por incluir aspectos fundamentales de las originales fincas tradicionales. Probablemente esto se hizo a través de una deconstrucción de conceptos, para después reagrupar los más elementales y fáciles de combinar con un estilo sumamente contemporáneo.

En esta obra se han acogido elementos característicos de la arquitectura ibicenca, como mantener el plano rectangular de la sala principal, la entrada principal orientada al sur, las vigas de sabina en algunos techos y un menor tamaño de ventanas de lo que acostumbra a tener el estilo de vivienda moderna. El diseño minimalista y los tamaños amplios de las estancias de esta vivienda no parecen guardar ninguna relación con la casa rural tradicional de Ibiza, pero al adaptar algunos aspectos fundamentales de la misma, aparentemente ocultos, uno es capaz de percibir una sensación similar a la que transmiten las fincas ibicencas. De hecho, aparte de sus formas cúbicas, estas dos disciplinas arquitectónicas comparten varias similitudes fundamentales, lo que hace que sean relativamente fáciles de combinar y partes más nuevas de la estructura encajen fácilmente con las partes antiguas.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="3872,3871"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En la construcción se han doblado la altura de los techos y ampliado el espacio de la estancia principal, de plano rectangular, mientras que los dormitorios y demás estancias secundarias muestran espacios más reducidos. Se ha aumentado la altura típica de la finca ibicenca de 3’5 metros a unos 7 metros de alto en el espacio que compone el amplio salón con cocina, combinando una estructura estrictamente cuadrangular del exterior con una bóveda que se extiende por todo el techo interior. Estas elegantes curvas sorprenden al adaptarse a la perfección con el resto del diseño, que por su naturaleza minimalista tiende a no mostrar este tipo de siluetas, ya que al buscar la pureza de formas y del espacio, dejando de lado toda ornamentación, tiende a ser elementalmente rectilíneo. Este techo abovedado además parece añadir un toque de suavidad del que muchas veces carecen los interiores minimalistas.

[gallery link="file" size="full" columns="2" ids="3876,3877"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

El interiorismo de la vivienda combina simplicidad y personalidad de forma equilibrada, que transmite una sensación acogedora y fresca a la vez. En el salón polivalente se encuentran unas ventanas verticales que se repiten sucesivamente y, junto a las paredes encaladas y los suelos de cemento pulido, provocan atractivos juegos de luz y sombra. En el salón y en el dormitorio principal se encuentran discretas chimeneas que se alojan en las paredes sin ningún tipo de remate. El mobiliario es cuidadosamente escogido y existe una paleta de colores neutros con toques de colores seleccionados, que se mezclan con el concepto general. Tanto el mobiliario como el interiorismo en su conjunto muestran en parte una influencia del diseño Zen japonés, con elementos como camas tatami y muebles de corte bajo, iluminaciones indirectas y lámparas de papel, amplias zonas de paso, paredes principales despejadas, un orden absoluto y una presencia justa de accesorios.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="3900,3870"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Entre los muebles y accesorios encontramos muchos objetos icónicos como el Lounge Chair y el Rar Armchair de Charles & Ray Eames, el sofá DS-600 de Ueli Berger & E. Peduzzi Riva, el Butterfly Chair de Jorge Ferrari-Hardoy, el Bertoia Side Chair de Harry Bertoia, los sillones System 1-2-3 de Verner Panton y lámparas como el One-Arm Floor Lamp de Serge Mouille o el Pipistrello’ Table Lamp de Martinelli Luce.

El dormitorio principal también es un espacio singular, donde enfrente de la cama se encuentran una estantería con libros que se alarga hasta el techo y a su izquierda nos sorprende una ventana protuberante. Esta ventana saliente parece hacer función de un gran ojo que contempla el paisaje desde el interior y al mismo tiempo los marcos de la ventana son lo suficientemente profundos para ofrecer asiento a varias personas, como una pequeña estancia que conecta el interior con el entorno natural de la casa. La ventana protuberante representa un espacio transitorio que ofrece vistas directas hacia el colorido campo y aporta carácter a la casa en su conjunto.

[gallery link="file" columns="2" size="full" ids="3918,3919"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En lo que se refiere al exterior de la vivienda, muestra un diseño minimalista más puro y una geometría sencilla, con rigurosas líneas simples, funcionalidad, espacialidad y una clara tendencia de reducir a lo esencial. La forma del rectángulo se repite en varias escalas, desde los planos de los módulos de la misma casa, las ventanas y puertas, las chimeneas o la piscina. Al encontrarse rodeada del campo rural silvestre, en un primer momento la casa tiene un efecto impactante en el observador; sin embargo, al conocer el trasfondo con el que arquitecto ha concebido esta vivienda, empieza a cobrar mucho sentido la determinación con la que ha obrado.

El estilo personal de Pascal Cheikh-Djavadi es difícil de definir, ya que en lo que se refiere al diseño sus obras difieren considerablemente entre sí, aunque siempre muestran carácter y destacan por su atrevimiento. Se puede afirmar que su estilo, en esencia minimalista, sabe adaptarse muy bien a otras arquitecturas o influencias. Cheikh-Djavadi además demuestra un riguroso cuidado de los detalles y es sumamente consciente del emplazamiento y de las dimensiones de sus obras, aspectos que repercuten en elementos tan importantes como la luz y la bioclimática del edificio.

A través de la conservación del eje de entrada de la antigua construcción y ampliando la superficie habitable, con la incorporación de dos nuevos volúmenes cúbicos a ambos lados de la misma, se hace evidente que se ha logrado un equilibrio entre la arquitectura tradicional de Ibiza y la creación de espacios minimalistas. Teniendo en cuenta aspectos como calidad de vida y confort moderno, esta vivienda ha aportado una mejora de habitabilidad y resulta ser más acogedora con respecto a cualquiera de las dos disciplinas arquitectónicas que han sido combinadas. Se puede afirmar que esta villa, independientemente del gusto arquitectónico de cada uno, es una de las viviendas contemporáneas mejor concebidas, con carácter, respeto y atención al detalle, que existen actualmente en Ibiza.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Actualmente, en Kelosa tenemos en venta esta fabulosa villa en Ibiza. Para más información hacer click aquí

 

 

 

 

 

 

Referencias:

Arquitecto Pascal DJAVADI. Atelier Arcos Architecture. [consultado el 25 de julio de 2016]

Davies, L. Villa in Ibiza – Pascal Cheikh Djavadi. An Urban Village. [consultado el 25 de julio 2016]

Mi Casa. Vivienda en Ibiza. [consultado el 27 de julio de 2016]

Eeman, V. Ibiza à l’heure italienne. Villas Magazine [consultado el 27 de julio de 2016]

Côté Maison. Le retour de la petite maison sur la colline. [consultado el 27 d ejulio de 2016]

Grimshaw, C. Ibiza Uncovered. The Guardian [online] [consultado el 25 de julio de 2016]

DecoPasion.com. Decoración Zen. [consultado el 1 de agotso de 2016]

LLI Design. A Guide to Iconic Furniture. [consultado el 1 de agosto de 2016]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2201
Ibiza Finca Traditional ArchitectureLa finca ibicenca. Guia de la arquitectura tradicional de Ibiza

La finca ibicenca. Guia de la arquitectura tradicional de Ibiza

La casa rural tradicional del campesino de Ibiza, también conocida como finca ibicenca, ha sido objeto de estudio y fascinación por parte de muchos personajes importantes de variados campos a lo largo del tiempo. Lo que se encontraron estos primeros visitantes fue una arquitectura que prácticamente no había variado a lo largo de los siglos, partiendo de unos orígenes fechados en la antigüedad. Esto fue debido principalmente a que Ibiza, durante la mayoría de su historia, fue una sociedad aislada cultural y económicamente que tuvo que valerse de recursos y conocimientos locales, los únicos a su alcance. El método de construcción de esta vivienda provenía de la sabiduría popular y se transmitía de generación en generación, persiguiendo la subsistencia y la practicidad. Fue esta practicidad, junto a la sencillez, la funcionalidad de cada elemento y su integración en el paisaje, lo que inspiró de esta singular y arcaica arquitectura y atrajo las primeras visitas de estudiosos a esta ‘isla remota’ en los años 1930.

Entre los arquitectos que atrajo la casa payesa ibicenca destacan Germán Rodríguez Arias o Josep Lluís Sert, del grupo GATEPAC-GATCPAC, o el alemán Erwin Broner, de la escuela Bauhaus. También atrajo a personajes conocidos de otros campos como el dadaísta Raoul Hausmann, artista y fotógrafo, que realizó una gran cantidad de fotografías de estas construcciones, o el filósofo Walter Benjamin, escritor y crítico literario, que profundizó en su teoría estética atraído por la austeridad y belleza de las finca ibicenca. Algunos de ellos se encargaron de divulgar esta arquitectura arcaica de Ibiza en exposiciones internacionales y, aunque la Guerra Civil Española (1936-39) y la llegada del fascismo interrumpiera el proceso, años más tarde volvieron a visitar e instalarse en Ibiza más estudiosos y artistas ya de forma contínua, motivados por esta misma fascinación.

[gallery size="full" link="none" columns="2" ids="2479,2478"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Definición y rasgos generales.

La casa rural ibicenca se define por un tipo de construcción de muros gruesos, compuesta por módulos cuadrangulares y techos horizontales sostenidos por vigas de madera. Se trata de una arquitectura sencilla y sobria, que se inicia añadiendo módulos cúbicos independientes que se articulan alrededor de un espacio rectangular transversal a la entrada, la sala principal o porxo; cada módulo tiene su propia función (salón polivalente, dormitorio, cocina o almacén) y los corrales para animales siempre se encuentran separados de este cuerpo principal. El conjunto total representa una casa totalmente funcional, muchas veces del todo ausente de elementos decorativos, que crecía en relación a las necesidades de ampliación de la familia o el trabajo de las tierras. Es además una vivienda en crecimiento contínuo, aunque en todas sus fases guarda la apariencia de un edificio acabado.

[gallery columns="4" size="full" link="none" ids="2484,2482,2483,2485"]

De izq. a drcha.: 1) Can Toni Martina, en St. Carles de Peralta. 2) Can Vicent Prats, en St. Antoni de Portmany. 3+4) Evolución general de la ampliación

Como suele ser común entre las viviendas anteriores a la era industrial, ninguna finca ibicenca es igual a la otra, aunque todas tienen ciertos rasgos en común que las definen como una arquitectura propia. Estos rasgos generales de la finca original son los siguientes:

Materiales. Construida por el campesino, está esencialmente hecha de materiales encontrados en el lugar mismo: piedra seca, vigas de sabina para el tejado, arena, arcilla y plantas marinas.

Implantación. La casa está idealmente situada en un punto alto de la ladera de una colina, con rocas como cimientos naturales, sacando partido de las particularidades topográficas y de la pendiente sin desbordar sobre los terrenos favorables al cultivo.

Orientación. La entrada está casi siempre orientada hacia el sur, dejando la montaña detrás, protegida de los vientos del norte y percibiendo así de forma continua la luz del sol.

Ausencia de ornamentos. Se muestra como una vivienda ante todo austera, práctica y funcional, rodeada de campos de cultivo y totalmente adaptada a las necesidades de la época en la que se construía. Posteriormente llegarían elementos decorativos como los arcos y las balaustradas de madera con formas talladas, pero son relativamente discretos y se concentran únicamente en la fachada principal.

Protagonismo de las fachadas. El tratamiento de las fachadas revela una neta jerarquía entre la fachada principal, blanqueada, y las otras fachadas, simplemente enlucidas o de piedra expuesta. Del mismo modo, los escasos elementos decorativos que se pueden encontrar en la finca original se concentran en la fachada principal.

Los muros son anchos, de casi un metro, y se componen de piedra seca y argamasa. La mayoría de las paredes están encaladas tanto en viviendas como en iglesias, aunque a veces se presentan desnudas mostrando la piedra. Los muros que cierran el edificio pueden presentar una forma de paredes escarpadas (inclinación y mayor grueso en la parte inferior) para reforzar la estructura y cumplir con la función defensiva.

Las ventanas son pequeñas y antiguamente no tenían vidrio, más estrechas en el lado exterior que en el interior, emulando así una fortaleza. Los contínuos asaltos y saqueos de vándalos y piratas durante siglos obligaron a esta doble función de las fincas. Otra función de las ventanas era resguardar el interior del sol en verano, contribuyendo así al aislamiento de la vivienda.

Los tejados son planos y originalmente se componían de tres capas: una de madera de sabina, otra de cenizas y plantas marinas (Posidonia oceánica) y una capa de arcilla, que actuaban como aislante e impermeable. En las azoteas se asoleaban diferentes frutos del campo y sirven para recoger el agua de lluvia que se canaliza a través de una cisterna.

[gallery link="none" size="full" columns="2" ids="2487,2488"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

La finca ibicenca es una consecución de módulos cúbicos adosados y superpuestos, y se muestra como una construcción de líneas simples, horizontalidad, cerramiento, proporcionalidad y medidas humanas. La arquitectura tradicional ibicenca encuentra su expresión en la casa unifamiliar que se da en el entorno rural de la isla y, desarrollando una tipología concreta, se adapta tanto a las características del terreno como a las necesidades de sus habitantes.

La distribución original de las viviendas consiste en una puerta de entrada que da a la sala principal (el porxo), espacio público de la casa, lugar de reuniones importantes y transición entre el exterior y los ámbitos privados. A esta sala abren sus puertas las otras estancias, generalmente la cocina y dos ámbitos que originalmente servían a la vez como dormitorios y almacén. La cocina, igual o más amplia que el porxo, en los tiempos antiguos también servía para resguardarse del frío, alrededor de una hoguera encendida en el suelo, y de dormitorio ocasional durante los inviernos. El frontal de la casa se cerraba con una pared baja, en cuyo interior se guardaban protegidas del ganado multitud de plantas aromáticas y un pequeño huerto. Apartados de la casa principal estaban los corrales que albergaban los animales. Circundantes a éstos estaban los campos de cultivo, dispuestos en bancales de pared de piedra cuando había que aprovechar las abundantes pendientes que tiene la isla. En los alrededores de algunas fincas además se pueden encontrar otros elementos arquitectónicos, como la cochera, molinos de aceite, establos, hornos de cal, la era o el depósito de carbón.

[gallery link="none" columns="2" size="full" ids="2787,2492"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

En los interiores originales de la finca ibicenca, de los que hoy sólo quedan los recuerdos y algunas fotografías, se encuentra la misma funcionalidad estricta y la austeridad que viene marcada por el exterior del edificio. La mayoría de las estancias no tienen una función definida, como la sala grande (porxo) o la cocina, que tienen múltiples usos. El escaso mobiliario y la ausencia de elementos decorativos en todas las estancias expresa una singular sencillez, un sentido puramente utilitario y hace que el habitáculo en sí adquiera un mayor protagonismo. La mayor entrada de luz se encuentra en el porxo, pero éste no suele tener más abertura que la puerta de entrada y las pequeñas ventanas, presentando un tipo de penumbra característica de los templos.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="2494,2495,2795,2794"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Los interiores, sobretodo, pero también gran parte del exterior de la finca ibicenca, muestran un claro parentesco con las casas árabes del medio rural, a diferencia de las viviendas de Mallorca y Menorca, que se asemejan a las masías catalanas o las casas castellanas. En casas rurales de Túnez o Argelia encontramos rasgos muy similares a la finca ibicenca, como la misma economía de medios, la adecuación al entorno, la horizontalidad y una composición de módulos de las estancias. Este método de construcción también se encuentra desde el Himalaya hasta el sur del Atlas, pasando por el Yemen, y se inscribe en una larga tradición que se remonta a la era neolítica del Oriente Medio. Varios estudios indican que se desarrolla en Fenicia y Babilonia, para extenderse por la costa meridional de la cuenca mediterránea.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Islas en la isla.

Desde los tiempos antiguos, los pobladores de Ibiza rompen con los dos tipos de asentamientos típicos de cualquier otro enclave mediterráneo: las comunidades que priorizaban las condiciones defensivas, al concentrarse en penínsulas o colinas, y las que primaban el comercio, situándose en poblaciones cerca del mar. En cambio, en Ibiza las casas rurales tienen un asentamiento dispersado por todo el territorio de la isla y su distribución dependía de las propiedades agrícolas (suelo cultivable, fértil), siendo las distancias entre ellas irrelevantes. Este fenómeno las convertía en una especie de islas en la isla.

La consecuencia de este insólito aislamiento fue que estas casas tuvieran que ser autosuficientes desde el primer momento y, a su vez, tener elementos que ofrecieran defensa y refugio, como los gruesos muros o las torres prediales. Incluso las iglesias, que fueron concebidas como fortalezas y refugios, invitando a una agrupación de casas a su alrededor, no consiguieron materializar en verdaderos poblados hasta los tiempos recientes y únicamente de forma pacial, como demuestra la dispersión de las viviendas rurales que hasta nuestros días raramente se encuentran agrupadas.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2803,2802"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

La dispersión del hábitat en Ibiza es una constante desde la colonización púnica. Establecer las casas sobre las tierras que cultivaban era el modo más rentable, ya que los suelos considerados cultivables estaban excesivamente separados. Incluso la conquista catalana (1235) no significó apenas cambio alguno en el hábitat o el método de cultivo con respecto al modo que imperaba durante siglos con la ocupación árabe.

Factores como el aislamiento de las casas de los campesinos, la baja rentabilidad de sus explotaciones o los frecuentes ataques piratas, hizo que procuraran no depender de productos y manufacturas que no fueran básicos, lo que les llevó a una situación próxima a la autarquía. En consecuencia, las viviendas y los utensilios necesarios se realizaban con los materiales al alcance, lo que explica la ausencia de materiales de construcción como los ladrillos o las tejas. Esta dependencia del medio y la autarquía de la unidad de producción del campesino también son circunstancias que explican el arcaísmo de la arquitectura ibicenca y que apenas hubiera variado durante los siglos.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="2500,2501"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

De estas circunstancias desfavorables y una economía del campesino cercana a la subsistencia durante la mayor parte de su historia, surgen adaptaciones que tuvieron que asumir estas construcciones y sorprenden hoy en día al considerarse un modelo de arquitectura sostenible y bioclimática. De este modo, un clima de veranos calurosos, lluvias escasas e inviernos húmedos y un paisaje montañoso de escasas tierras para el cultivo, nos presenta las siguientes adaptaciones:

1. Aprovechamientos medioambientales y sostenibilidad

Como antes mencionado, aprovechando las rocas del terreno como cimientos naturales, la finca está construida utilizando los materiales encontrados en el lugar mismo, sin procesos de fabricación más que la mezcla de argamasa y los hornos de cal. Además, está idealmente situada en la pendiente de una colina, dejando la montaña detrás, en una superficie alta y con una ligera inclinación; lo cual sirve para evitar humedades y la lluvia torrencial, al mismo tiempo de estar protegida de los vientos del norte. Además, las azoteas planas sirven para recoger el agua de lluvia que se canaliza a través de una cisterna para su posterior consumo.

2. Bioclimática

Los muros gruesos y las ventanas pequeñas sirven para aislar la temperatura del exterior, para que el interior mantenga una temperatura fresca durante el verano y el calor en el invierno, adaptándose la casa a la climatología de cada ciclo. La ausencia de acristalamiento en las fincas originales garantizaba la ventilación necesaria para la transpiración de muros y tejados. Las fachadas orientadas al sur captan en su totalidad los rayos del sol en invierno y una mayor sombra en verano, al mismo tiempo que evita los vientos invernales del norte y permite la entrada de los vientos frescos del verano. Incluso el color blanco de las paredes tenía su función, al reflejar la luz del sol y evitar el recalentamiento del edificio en verano.

[gallery link="none" size="full" ids="2502,2506,2387"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Como no podía ser de otro modo, los más interesados en estudiar la casa rural ibicenca eran los arquitectos de vanguardia. En los años 30 era un momento de búsqueda de nuevas respuestas fuera del clasicismo, hacia nuevas formas: el racionalismo, la Bauhaus y sus herederos, Broner, Le Corbusier, el Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC), se encontraron en Ibiza con una arquitectura fuertemente moldeada por el clima, por los materiales al alcance y prácticamente carente de las influencias de los estilos artísticos o arquitectónicos de cada momento, fruto del contacto directo entre el ser humano y el medio en el cual desarrollaba su actividad. De hecho, la simplicidad cúbica de esta casa arcaica fue de algún modo la confirmación para esos vanguardistas de que lo por ellos promovido estaba en el buen camino, ya que venía refrendado por siglos de tradición anónima, desarrollada en una pequeña isla cuna de las culturas.

Los arquitectos de los años 30 describieron y acogieron muchos elementos de la casa tradicional, sin embargo no tuvieron demasiado interés en ampliar su estudio hacia temas más profundos como los orígenes históricos de esta arquitectura. En lo que se refiere a la investigación, no llegaría a profundizarse hasta dos o tres décadas después y cabe mencionar en especial dos nombres propios que prácticamente dedicaron sus vidas al estudio a esta arquitectura arcaica: el canadiense Rolph Blakstad, que es el responsable del primer estudio histórico-tipológico de la casa ibicenca, desarrollando una importante tesis sobre sus orígenes, y posteriormente funda un nuevo estilo arquitectónico, moderno pero fuertemente influenciado por la finca original; y el arquitecto belga Philippe Rotthier, que, aparte de su extensa investigación sobre estas construcciones, llevó a cabo numerosas rehabilitaciones y diseñó obras nuevas rigurosamente fieles a las antiguas fincas originales.

ibiza finca balafia sunset tower(CC) Ibiza_Balàfia 004, by Nicolas G. Mertens. Creative Commons License: CC BY-SA 4.0 (Changes made. Link to original)

Estudios comparativos como los de Blakstad y Rotthier, divulgados en libros y artículos, vieron en los antiguos territorios fenicios y sus áreas de influencias de Oriente Próximo, Mesopotamia y Egipto, a las culturas que importaron el modo de construcción a Ibiza, fechando su origen en el Neolítico. También consideraban la casa rural ibicenca como el legado más fiel que existe en el presente de las antiguas viviendas y palacios púnicos.

A través de una comparación de planos y dibujos de estas publicaciones puede verse la sorprendente serie de coincidencias constructivas que hay entre las arquitecturas milenarias de Fenicia, Mesopotamia y Egipto y la sencilla casa rural de Ibiza. Esta teoría es según la mayoría la más convincente, pero también tiene sus detractores dentro de la comunidad de investigadores. De hecho, este es un asunto que merece un artículo por sí solo.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Hoy en día las nuevas fincas, para adaptarlas a las exigencias modernas, se construyen usando otros materiales y tienen considerables diferencias de forma y composición con respecto a las fincas originales. Se puede observar una ampliación de prácticamente todos los espacios y estancias, la creación de una mayor entrada de luz y altura de los techos, la unión y apertura de estancias, así como una mayor frecuencia de elementos decorativos como los muros inclinados, las pérgolas o los pabellones, entre otros. Estas son las más comunes adiciones que surgen de las nuevas tendencias y de las nuevas posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos; sin embargo, en su esencia guarda gran similitud con las fincas antiguas, como la geometría básica de sus formas, el predominante color blanco o los gruesos muros. Las similitudes fundamentales que comparte con el minimalismo también explican la tendencia de estos dos estilos a combinarse.

[gallery link="none" size="full" columns="2" ids="2512,2513,2516,2515"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

La escasez de formas y elementos decorativos que muestran las fincas antiguas es un fenómeno que estaba condicionado por la precariedad y la necesaria practicidad, revelando que estas viviendas no estaban hechas para ser vistas, sino para ser vividas. Es curioso que sea precisamente éste el aspecto que la hace hoy en día tan popular, pero principalmente por la propiedad visual de ese diseño y menos por la practicidad por la que fue concebida, aunque en muchos casos la siga manteniendo.

[gallery link="none" size="full" columns="2" ids="2518,2519"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

No obstante, hasta hacía muy poco la casa rural ibicenca parecía estar desligada del proceso de transformación de la historia y era considerada un verdadero arquetipo de la arquitecura popular. Posiblemente constituya el último ejemplo de una sabiduría milenaria y de una forma de vida arcaica. Las construcciones tradicionales ibicencas se construían sin planos ni especialización, pero, integrado en una misma cultura de grupo, guardan la memoria, la técnica y la identidad de una comunidad.

ibiza finca can frare verd(CC) CanFrareVerd-Ibiza, by JanManu. Creative Commons License: CC BY-SA 3.0 (Changes made. Link to original)

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

Rotthier, P. and Gobert, P. (2003). Treinta años en Ibiza, 1973-2003. [Sant Josep]: TEHP.

White, C. and Blakstad, S. (2012). Ibiza blakstad houses. Barcelona, Spain: Loft.

Ferrer Abarzuza, A. (1974). La casa campesina de Ibiza. Madrid: Narria. [consultado 10 de abril 2016]

Vilssa.com (2013). La casa ibicenca. Un ejemplo de arquitectura sostenible. [consultado 18 de abril 2016]

Mestre, B. y Torres, E. (1971). Guía de Arquitectura de Ibiza y Formentera, islas Pitiusas. Cuadernos de Arquitectura y Urbanismo. [consultado 20 de abril 2016]

González, M. (2015). El interior de la casa payesa. [online] Diariodeibiza.es. [consultado 5 mayo 2016]

Illesbalears.es (2009). Ibiza: edificios singulares. Institut Balear de Turisme. [consultado 5 mayo 2016]

Sharq, B. (2012). Las Casas Payesas, un camino a seguir. BK Rentacar. [consultado 10 de mayo 2016]

Kam, M. (2014). Edificación. Tipos de paredes y muros. Slideshare.net. [consultado 10 de mayo 2016]

Naya, C. (2016). Innistre. 1st ed. [ebook] Barcelona, pp.4-15. [consultado 12 mayo 2016]

 

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

 

 

18922
Calo d'en RealLa urbanización Caló d’en Real, obra de André Jacqmain

La urbanización Caló d’en Real, obra de André Jacqmain

La urbanización de Caló d’en Real está ubicada en el municipio de San José de la Talaia, al suroeste de Ibiza, entre Cala Molí y Cala Vedella. La urbanización se fundó en 1974 como un proyecto entre varios amigos de nacionalidad belga, que compraron el terreno que conformaba la meseta y le encargaron el diseño al arquitecto André Jacqmain. La filosofía inicial de Caló d’en Real era la de ser una comunidad de amigos y familiares, lo que significaba para estos primeros residentes que el diseño de todas las viviendas fuera concebido por un mismo arquitecto, estableciendo así un estilo único.

Antes de Caló d’en Real, el arquitecto belga ya había sido autor de importantes proyectos entre los años 1960 y 1970. Gracias a esto, siendo habitual que el cliente tenía la última palabra en aprobar un proyecto, a Jacqmain se le tuvo muy en cuenta a la hora expresar y desarrollar sus ideas. Esto no fue en vano y el arquitecto acabó concediéndole a esta urbanización su carácter propio, un concepto único en Ibiza y probablemente en el mundo entero.

Un buen ejemplo de las obras que en aquel momento avalan a André Jacqmain es el famoso Foncolín (1955), una de las primeras estructuras con marcos expuestos y una fachada portante compuesta de elementos de hormigón prefabricado. Considerado por muchos una de sus obras maestras y fruto de una lograda colaboración con el diseñador e interiorista Jules Wabbes, en esta obra la arquitectura y el diseño comparten la aspiración de la innovación y la calidad. Hoy en día es considerado un manifiesto formal de la arquitectura técnica de los años 50, donde las tecnologías de vanguardia fueron acompañadas por una fuerte calidad y sofisticación de los materiales, como los elementos prefabricados de hormigón o las fachadas ataviadas con barandillas de roble y bronce.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="4015,4019"]

El Foncolín, Bruselas

André Jacqmain (Bruselas, 1921 – 2014) se tituló en la Academia de Bellas Artes de Bruselas en 1944, donde siguió las enseñanzas del gran arquitecto Henri Lacoste y de quien heredó la audacia del gesto arquitectónico. La primera fase de su carrera está dedicada a las viviendas unifamiliares, ámbito en el que se revela como creador de algunas de las formas más originales de su generación. Frente al discurso funcionalista que dominaba en aquel momento la enseñanza y la profesión, el trabajo de Jacqmain se distingue por un enfoque estético puesto en valor por la ejecución de la obra y la gran calidad de los detalles.

En 1967 funda el Taller de Arquitectura de Genval, cuya libertad de concepción va a constituir un punto de referencia inevitable para varias generaciones de jóvenes arquitectos. El Atelier de Genval también destacaba por tener una filosofía de trabajo colaborativa, tanto dentro del mismo equipo como con otros estudios y campos relacionados con la arquitectura; reflejo del propio Jacqmain y de este modo ha entregado muchos edificios representativos de la posmodernidad en los años 1980 y 1990.

Alrededor de 1974 Jacqmain proyectó la urbanización de Caló d’en Real en Ibiza, donde también diseñó la mayoría de las viviendas. El conjunto residencial está formado por cerca de 120 casas unifamiliares, dispuestas la mayoría en pendiente y dirigidas hacia el oeste. Caló d’en Real está situada en una meseta de 18.000 m2, rodeada de mar y con una vegetación predominante de sabinas, calificada actualmente como zona verde. Se puede decir que esta planicie es un emplazamiento estratégico, dominado por el mar y con un gran protagonismo de las puestas de sol, un lugar idóneo para una arquitectura imaginativa, innovadora y atrevida como la del arquitecto bruselense.

Caló d’en Real

La mayoría de las edificaciones se sitúan en una primera y segunda linea de mar, con un diseño que se caracteriza por la ruptura de los volúmenes, el juego con los colores y las sombras. Estas viviendas demuestran un control de las visuales hacia el mar y el aprovechamiento de los espacios exteriores, donde soportales y pilares hacen función de respaldar las velas utilizadas para crear los espacios de sombra.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="4012,3930,3931,3928"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Los interiores son simples, con espacios que demuestran minimalismo y cubismo por igual, un funcionalismo no purista que busca la estética. Estos tipos de espacios se consideran ideales para combinar diferentes estilos, volúmenes y abundancia de elementos decorativos. Del mismo modo, son versátiles y permiten una decoración personal predominante o más discreta, que permanezca en un segundo plano para dejar que resalten los elementos arquitectónicos. Predominan los espacios amplios y diáfanos en salas y accesos, mientras que se les concede una menor superficie a los dormitorios, aunque existen considerables variaciones en algunas viviendas que dependían del encargo de cada cliente.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Se puede decir que André Jacqmain ha puesto todo su ingenio al servicio de la luz, gracias a su característico cuidado del detalle y a las condiciones propias del paisaje. La parte delantera de la vivienda se abre a una amplia terraza encarando las extensas vistas al mar y las imponentes puestas de sol que ofrece el lugar. Algunas de las propiedades tienen una ubicación espectacular, lindando el acantilado, con un camino que conduce a pocos metros de la casa hasta las rocas al borde del mar.

Multitud de elementos arquitectónicos se repiten en todas las edificaciones, dotando a la urbanización de Caló d’en Real de una imagen y un carácter propio. La imaginación del arquitecto belga es admirable, al observar la lograda ocupación del espacio y la harmónica relación entre el interior y el exterior. Algunas viviendas más amplias tienen una distribución que alterna espacios exteriores e interiores, normalmente entre las salas y los dormitorios, que se conectan a través de pasillos o terrazas traseras al resguardo del viento.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

También se puede observar un aumento de la profundidad en perspectiva, con arcos que se aislan del plano convencional y crean una especie de doble fachada sobre la estructura de edificio. Los arcos y columnas separados de la primera fachada actúan a su vez como elemento decorativo y realzan aún más el juego de luz y sombra.

Desde un punto de vista formal el diseño se podría definir como la exploración de una versión moderna de El Casba, la ciudadela de Argel y una de las grandes referencias del concepto de ‘arquitectura mediterránea’. Las viviendas son de una volumetría compleja, con un estilo cubista que a veces recuerda a la disciplina Bauhaus. Sin embargo, los colores originales de estas casas reflejan estilos de construcciones africanas, que a su vez representan uno de los orígenes del cubismo. También ha recibido descripciones un tanto más subjetivas, definido en algunos artículos como “una novela sin un final definido», «una larga historia contínua, concebida para representar cada día un hilo conductor diferente” o “un todo orgánico dedicado a la belleza”.

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Una combinación interesante de conceptos y, a su vez, aunque en todas las viviendas se repiten unos mismos elementos arquitectónicos característicos, los diseños de una vivienda a otra experimentan algunas variaciones tanto en la distribución como en su estilo. Jacqmain demuestra su pragmatismo al adaptar la petición de cada cliente con el estilo general del conjunto, ya que estos deseos particulares, el tamaño y posición de cada vivienda variaban considerablemente.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="4010,4011"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Después de haber sido un conjunto residencial de amigos y familiares belgas durante las dos primeras décadas, con el paso del tiempo las segundas ventas de las viviendas ha convertido a Caló d’en Real en una comunidad más cosmopolita. Además de belgas, hoy en día residen, entre otros, alemanes, italianos, suizos, franceses y americanos, y es considerado uno de los vecindarios más exclusivos de Ibiza.

La obra de André Jacqmain cubre por lo menos 60 años, abarcando varios períodos y varias corrientes. En Bélgica ha sido uno de los arquitectos representativos de la arquitectura innovadora de la segunda mitad del siglo XX; aparte de El Foncolín, por obras como la casa Urvati, edificios en las universidades de Lieja y de Lovaina, el pabellón belga en la Expo’70 en Osaka y, más adelante, para la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, en colaboración con otros arquitectos.

Jacqmain exploró los límites del modernismo y ha sido una voz de crítica y honesta cuando, por ejemplo, declaraba que el cambio tecnológico daba lugar a un agotamiento de la imaginación, que las construcciones acababan siendo las mismas en todas las partes, así como cuando expresaba su preocupación que los arquitectos actuales ya no supieran cómo dibujar. El estilo de Jacqmain se definía por su profunda fe en la imaginación, un don que se le atribuía ya desde la infancia, y hoy se le considera un arquitecto que ha marcado una época.

 

Referencias / fuentes:

Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. Entrada: Jacqmain, André. Enciclopèdia del Consell d’Eivissa [en linea]. Vol. XI (2012). [fecha de consulta: 8 de febrero de 2016]

Barluenga Badiola, Gonzalo (2013). Tema 4: Fachadas. Introducción a la construcción. Curso 2013-2014. Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Universidad de Alcalá: Madrid. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Duplat, Guy (2004). L’imaginaire d’André Jacqmain. Journal La Libre. LaLibre: Bruxelles. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Calo d’en Real Owners Community Website. About Calo d’en Real. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

Kunstbus. André Jacqmain. [fecha de consulta: 10 de febrero de 2016]

 

Es posible que las fotos y los contenidos lleguen a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2564
Kelosa_ibiza_Large_finca_estate_on_a_hilltop-1Elegante finca ibicenca en la cumbre de una colina. Un lugar espectacular

Elegante finca ibicenca en la cumbre de una colina. Un lugar espectacular

Entre las montañas al noroeste de Ibiza, se encuentra una finca señorial en la cima de una colina en medio de uno de los lugares más apartados y tranquilos de la isla. Esta singular casa, rodeada de una naturaleza prácticamente intacta, ofrece vistas panorámicas en todas las direcciones que se extienden a través de las cordilleras hasta el mar.

Para llegar a la propiedad antes se debe conducir por un camino de tierra de más de dos kilómetros de largo, que lleva a la finca a través del paisaje montañoso y muestra en gran parte de su recorrido las vistas panorámicas propias del lugar. Llegando a destino, nos lleva a la finca un acceso asfaltado que serpentea la subida de la colina privada, de 265 metros de altura, mostrando de nuevo unas vistas espectaculares.

[gallery link="none" size="full" columns="2" ids="4051,4052"]

© Kelosa | Selected Properties

Al llegar a las inmediaciones, se presenta el jardín que rodea la vivienda, uno de los aspectos a remarcables de la propiedad, aparte de su ya existente valor paisajístico natural. El jardín se compone principalmente de una gran cantidad de olivos centenarios y milenarios, de cuatro variedades diferentes, traídos aquí desde lugares tan lejanos como Portugal y el extremo sur de España. Su propietario nos cuenta que fue él en persona quién eligió cada uno de estos olivos y que el transporte hasta este lugar fue una verdadera odisea. También nos cuenta que al principio, debido al largo viaje y el clima más húmedo, los olivos necesitaron un cierto tiempo de adaptación al nuevo suelo. Hoy la presencia majestuosa de estos olivos antiguos se puede equiparar a verdaderos monumentos naturales, por su tamaño, su antigüedad y la belleza artística de sus formas orgánicas.

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="4050,4049"]

© Kelosa | Selected Properties

Aparte de los olivos, lo que en realidad hace el jardín un lugar espectacular es la forma en la que fue concebido. Se levantaron y rellenaron los antiguos bancales existentes para crear plataformas en un punto lineal con la casa. Todo el alrededor de la casa es literalmente un mirador, como una especie de plataforma que se eleva por encima del resto del paisaje, que a su vez crea un segundo plano panorámico en contraste con el suelo llano y cubierto césped. El entorno natural de la casa es exuberante en cuanto a terreno y vegetación, con unas las vistas que se extienden mucho más allá de las propias 6 hectáreas de terreno que tiene la propiedad.

       © Kelosa | Selected Properties

Los jardines confluyen con el monte y, a su vez, el monte es concebido como un jardín. Los muros antiguos de piedra natural se extienden desde las inmediaciones de la casa hasta el pie de la colina, formando los característicos bancales. Tanto la vegetación que se plantó como la vegetación semi-forestal previamente existente, unos autóctonos y otros de rasgos mediterráneos, están perfectamente adaptadas al medio.

En 2010 hubo un gran incendio en toda la zona, que dejó calcinado el bosque de pino blanco que cubría la gran mayoría del área. Sin embargo, en únicamente unos cuantos años el paisaje de cenizas se ha reconvertido en uno de brotes nuevos de hierba, matorrales y arbustos, presentando un terreno colorido y genuinamente pintoresco.

       © Kelosa | Selected Properties

Anteriormente, en este lugar había una finca de 200 años de antigüedad que se construyó literalmente en la cima de la colina. Gracias a esta rareza, se pudo hacer un proyecto de recuperación y ampliación de la casa en un lugar como este, ya que en Ibiza desde hace ya algunas décadas los puntos más altos de colinas y montañas llevan siendo emplazamientos prohibidos para la contrucción, al calificarse de un gran impacto visual y paisajístico. De hecho, todo el area está protegido por ser una combinación de calificaciones de forestal y rústico, donde a día de hoy no se permiten construcciones nuevas ni ampliaciones de estructuras ya existentes.

[gallery size="full" columns="2" link="file" ids="4048,4047,4056,4057"]

© Kelosa | Selected Properties

Se trata de una casa elegante, concebida como una finca señorial unifamiliar, combinando lo rústico con los tamaños de espacios amplios y sutiles elementos modernos. La arquitectura respeta las líneas fundamentales que marcaba la antigua finca ibicenca que existía anteriormente. De hecho, todavía se puede observar la apariencia original de esta finca en la fachada oeste, ya que, prácticamente intacta, ha pasado a formar parte de la casa principal. Gracias a esta herencia arquitectónica, la vivienda se beneficia de la eficiencia térmica de las fincas ibicencas, que reside en los gruesos muros que la rodean.

En general, la casa se compone de espacios principales amplios y todas las estancias están conectadas. En el salón, el comedor, la cocina y el dormitorio principal se han aumentado las entradas de luz gracias a las grandes ventanas y las claraboyas en los altos techos. Sin embargo, los otros 4 dormitorios son de un estilo más tradicional, igual que los de la finca ibicenca original, con ventanas pequeñas, techos con vigas de sabina y muebles de madera antiguos. Estos 4 dormitorios presentan un ambiente diferente, menos luminoso, pero no por eso menos acogedor. También resulta de un ambiente rústico y acogedor que haya chimeneas en prácticamente todas las estancias de la vivienda; se pueden encontrar en el salón, en la cocina, en el comedor y en 3 dormitorios más.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="4058,4055"]

© Kelosa | Selected Properties

En la parte trasera de la casa, dando a la cocina y el salón principal, se construyó un patio exterior protegido del viento por ventanales en los arcos que lo rodean. Este patio exterior todavía quedaría terminar de acondicionarlo con los elementos que el nuevo propietario deseara; por ejemplo, con elegir un suelo, un mobiliario exterior y algunas plantas más se podría convertir en una preciosa terraza resguardada los frecuentes vientos de estas alturas.

En referencia a los volúmenes de la casa, son el resultado de sucesivas ampliaciones que se fueron “apoyando” en la anterior. El fruto de este tipo de crecimiento, como las construcciones tradicionales, resulta una implantación perfectamente integrada en el lugar.

En definitiva, un inmueble como este en Ibiza es un objeto único, no sólo por estar en la cima de una colina, con vistas de 360º, sino también por el área natural que la rodea y el elegante estilo con el que fue concebida esta finca. Por si no fuera suficiente, los meses de verano se pueden disfrutar los ocasos en el mar y los amaneceres por el otro horizonte. Se trata de una casa que transmite una sensación de una cierta magia, donde se respira la tranquilidad total del silencio y las hermosas vistas de este lugar.

Si desea saber más sobre la venta de esta fabulosa propiedad en Sant Joan, puede visitar nuestra página web e informarse a través de este enlace: Elegante finca señorial en Ibiza

 

 

 

 

 

Referencias / Fuentes:

FERRER ABARZUZA, A. (1974). «La casa campesina de Ibiza». Madrid: Narria.

Tectónica Blog. Casa Meztitla (7 de enero de 2016). [fecha de consulta: 15 de enero de 2016]

Dezeen Magazine. HLM House by Rafael Lorentz is a hilltop […] (9 July 2015). [fecha de consulta: 18 de enero de 2016]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

 

 

 

 

 

 

1293
Kelosa-01-Ibiza-Santa-Eulalia-Charming-reformed-finca–near-Morna-ValleyFinca Can Basso. Respeto, creatividad y atención al detalle

Finca Can Basso. Respeto, creatividad y atención al detalle

En la Ibiza rural, al pie de una colina verde y dirigida hacia la tranquilidad del valle, nos encontramos con una auténtica finca de una arquitectura original, apenas realzada por el gesto contemporáneo, justo lo suficiente para salvaguardar el espíritu original adaptándola a las necesidades y estética modernas. Entre líneas rigurosas y la atención prestada a cada detalle, la impecable simplicidad contrasta en un juego con la creatividad.

Kelosa Ibiza. Modern finca field sorroundings rural view© Francis Dimmers / Foto: Greg Jouslin

Can Basso es una finca con más de 300 años de antigüedad, cuya reforma en 2010 fue obra de Francis Dimmers y la arquitecta Ángela Molina, de Ibiza. El proyecto se basó en conservar las particularidades originales de la finca tradicional y resulta que ha tenido mucho sentido haber procedido de este modo:

Gran parte del agua consumida en la vivienda se debe a la conservación de los distintos módulos de almacenaje, como el recursos arquitectónicos tradicionales de recolección de agua potable: el aljibe y la cisterna. La fachada y la puerta principal están enfrentadas de sur a norte, de tal forma se consigue una ventilación cruzada que refresca la vivienda a modo de aire acondicionado natural. Esto se suma a que los muros gruesos característicos de la finca ibicenca son muy efectivos a la hora de aislar del calor en verano y del frio en invierno. Es una técnica arquitectónica milenaria que ha demostrado ser más efectiva en tema aislamiento que muchas de las técnicas modernas y, además, permite un ahorro en consumo.

Kelosa-05-Ibiza-Santa-Eulalia-Charming-reformed-finca–near-Morna-Valley© Francis Dimmers / Foto: Greg Jouslin

En Can Basso se recontruyeron techos y se reformaron a fondo antiguos establos y corrales para convertirlos en espacios habitables. A primera vista, se presenta como una finca totalmente original, sin embargo, al acceder a la terraza trasera o el interior de la casa, una inspección más detallada permite percatarse de que por ejemplo muchas de las paredes son completamente nuevas, o que los acabados, las claraboyas, la iluminación, la cocina, el mobiliario, son el resultado de un diseño interior moderno de últimas tendencias, cuidadosamente ejecutado y con la atención prestada a cada detalle.

Paysannerie designKelosa Ibiza. Modern finca kitchen© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

Los elementos modernos en Can Basso están sutilmente presentes, prácticamente ocultos, dentro de armarios empotrados en las paredes, en la cocina de Bulthaup, el mobiliario de Zanotta, los baños de Agape y la iluminación de Tom Dixon e Ingo Maurer. Cuanto más tiempo se encuentra uno en la propiedad, más se da cuenta de que esta finca ibicenca de la nueva época ha sido un proyecto realizado por perfeccionistas con una vocación.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="1701,1700,1703,1699"]

© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

La vivienda cuenta con cinco dormitorios dobles y uno individual, todos ellos con baño en suite, una sala tradicional utilizada como comedor, despacho, salón y una cocina semi abierta, ambos con salida a la parte delantera con terraza y piscina. La propiedad tiene 392 m2 de vivienda y un terreno de 25.000 m2, donde se pueden contemplar las puestas de sol al fondo del pintoresco valle de Morna.

kelosa modern finca pool area© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

Las habitaciones de las unidades separadas de la casa principal antiguamente eran establos, hoy reconvertidos en espacios de descanso acogedores y luminosos. Cada una tiene su propio baño, con elementos decorativos que prevalecen y recuerdan a lo que era antes. Las otras dos habitaciones de la casa principal a primera vista parecen completamente nuevas; pero el baño en suite con paredes de piedra natural a la vista, las hacen entonar de nuevo con el estilo Can Basso.

kelosa modern ibiza finca bedroom

Kelosa-10-Ibiza-Santa-Eulalia-Charming-reformed-finca–near-Morna-Valley

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="1682,1680"]

© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

A lo largo de la finca nos encontramos con materiales nobles y robustos, respetando las tradiciones y procesos de trabajo locales. Los techos de la casa suelen mostrar los troncos de sabina, elemento característico de la finca tradicional. Las ventanas y claraboyas que se encuentran a lo largo de la finca Can Basso juegan delicadamente con la luz natural, corrigiendo de este modo la principal carencia que solían tener este tipo de construcciones antiguas: luz externa y la derivada sensación de espacio. Vemos también como el estilo basado en lo tradicional se complementa perfectamente con todos los detalles decorativos modernos, algunos inspirados en el vintage, como las lamparas colgantes, las bombillas expuestas, los lavamanos y bañeras de estilo industrial o los armarios. El proyecto representa una lograda combinación de extremos, entre lo antiguo y tradicional y lo moderno e innovador.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="1693,1684,1690,1685"]

© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

Can Basso sólo está a unos minutos de distancia del centro de Santa Eulalia y sus playas, pero parece estar más apartada, ya que el campo que la rodea y la montaña colindante transmiten la sensación de los lugares más aislados de la isla. Es un lugar ideal para experimentar unas vacaciones rodeados de tranquilidad, naturaleza y la belleza de vivir en primera persona el patrimonio de Ibiza.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="1668,1672,1691,1683"]

© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

El jardín que rodea la finca es otro punto a tener en cuenta. Como no podía ser de otro modo, se trata de una combinación de árboles frutales autóctonos y característicos de la isla. La vegetación del jardín de Can Basso es la misma que se encontraría en un hogar rural ibicenco, como si se tratara de un campo de cultivo pero un tanto más ‘estético’. La piscina, que a momentos puede parecer un estanque natural, se rodea de un césped bien cuidado, el hormigón que encuadra las líneas minimalistas y el colorido campo ibicenco de predominante tierra roja. Desde la zona de la piscina se puede contemplar la atmósfera rural de Ibiza y disfrutar de su serenidad, cuando todo diseño en esta casa parece haber sido concebido en favor de una harmonía del lugar.

Kelosa-02-Ibiza-Santa-Eulalia-Charming-reformed-finca–near-Morna-ValleyKelosa-04-Ibiza-Santa-Eulalia-Charming-reformed-finca–near-Morna-ValleyKelosa Ibiza. Modern finca at night pool© Francis Dimmers / Fotos: Greg Jouslin

Existen pocos proyectos en la isla tan logrados, no sólo por el respeto con el que se reformó la finca, sino también por la orientación de sus espacios de vida y la forma en la que consigue sacar el potencial al entorno natural que la rodea. En los próximos años se verá si Can Basso sienta un precedente para una nueva tendencia en Ibiza, pero no hay duda de que tiene muchas opciones.

Si desea saber más sobre la venta de la finca Can Basso, puede visitar nuestra página web e informarse a través de este enlace: Can Basso, Ibiza. Finca moderna en venta

 

 

 

 

Referencias:

CORTELLARO, Steffano. La construcción del territorio de Ibiza: urbanismo, paisaje, arquitectura. Junio de 2013 [fecha de consulta: 25 de noviembre de 2015]

El Tránsito Inicial. Finca Can Basso, el verano en Ibiza (2015). [fecha de consulta: 27 de noviembre de 2015]

Les Voyages d’Ingrid. Ibiza alternatif (2014). [fecha de consulta: 5 de diciembre de 2015]

El Blog de Erik. Can Bassó: la reforma vital de una masía centenaria en Ibiza (2015). [fecha de consulta: 5 de diciembre de 2015]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

2909
Bruno ErpicumBruno Erpicum. Arquitectura de vanguardia en Ibiza

Bruno Erpicum. Arquitectura de vanguardia en Ibiza

Bruno ErpicumBruno Erpicum estudió arquitectura en el ISASLB (Institute of Architecture Saint Luc Brussels) y en 2001 creó su actual Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners. Erpicum cuenta con más de 25 años de experiencia en arquitectura, en los que ha ganado varios premios, como los Architectural BIFSA Awards (Sudáfrica), los Eric Architectural LION Awards (Reino Unido), Prix de l’Urbanisme 2004 (Bélgica), el Premio Internacional de Arquitectura BigMat (Luxemburgo) y el International Space Design Awards Idea-Tops (China). Entre sus proyectos se encuentran principalmente grandes villas residenciales, pero también diseña edificios comerciales, museos, galerías y oficinas. Sus obras se encuentran en una gran variedad de países: España, Bélgica, Francia, Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Italia, Grecia, Portugal, Sudáfrica, Namibia, Suiza, Estados Unidos, Perú y en varios países del Caribe.

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photo: Jean-Luc Laloux

Salta a la vista que la disciplina arquitectónica de Erpicum es fundamentalmente minimalista y de carácter austero, aunque los tamaños de espacios suelen ser considerablemente grandes. El estilo concreto de Erpicum puede recibir muchos adjetivos, ya que las interpretaciones personales pueden ser variadas. Basarnos en sus propias declaraciones nos permite acercarnos más a la realidad más objetiva que representan estas obras.

Según Erpicum, la arquitectura debería «desaparecer» y ser tan simple como sea posible para dejar que se exprese en el entorno natural y domine [1]. El contexto ambiental determina la esencia de cada proyecto al utilizar materiales que se encuentran en la zona y teniendo en cuenta las condiciones a las que se exponen estos materiales, su mantenimiento y las condiciones de su instalación[2]. Marcadas por la modestia y perfectamente integradas en su entorno natural, algunas obras de Erpicum son casi invisibles en el paisaje.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2652,2662"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

La conciencia ambiental es de primer rango. Los edificois se erigen teniendo en consideración los elementos existentes del paisaje. Por ejemplo, los exteriores de los edificios cerca del mar albergan la flora de la costa de la zona, ya que está más adaptada al medio y reduce un posible impacto visual. También se puede decir que el proceso y la concepción de sus obras son respetuosas con el medio ambiente, ya que intenta aprovechar los recursos disponibles del terreno y evitar grandes transportes.

                 © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

En las viviendas del arquitecto belga domina el hormigón y todas destrezas técnicas se ocultan en el edificio, inspirando serenidad y silencio. Según explica Erpicum, a diferencia de lo que muchos piensan, el hormigón es un material natural, compuesto por arena y grava, capaz de soportar el poder de los elementos, manteniendo su carácter[3].

Una particularidad de Erpicum es acudir a elementos arquitectónicos para ocultar desde la entrada a la casa las vistas principales del exterior; según el mismo Erpicum, «para que el visitante descubra la magia del lugar lo más tarde posible»[4] Además, una casa no debería tener sólo una vista única, sino estar abierta a todos sus horizontes. Como, por ejemplo, una villa en la costa necesita albergar habitaciones que den la espalda al mar, espacios que son más introvertidos y que calman la vista[5].

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2656,2657"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

La arquitectura de Erpicum también se puede considerar como un estilo meticuloso, cubista, donde nada de lo que se concibe en sus obras está ahí porque sí, sino que se deben a una intención o están adaptados a las condiciones previamente existentes del terreno o de la estructura anterior.

 

minimal villa modern night lights© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photo: Jean-Luc Laloux

Una de sus obras de referencia en Ibiza es Can Durban, una obra fundamentalmente minimalista que ha sido adaptada al estilo del entorno de campos ibicencos vallados con antiguos muros de piedra. El propietario le encargó a Erpicum el diseño de su casa hacia una versión moderna de una finca payesa dentro del marco de estos centenarios campos ibicencos. En esta obra el minimalismo se encuentra en forma de ventanas amplias para ofrecer una vista más abierta al paisaje, o en los interiores diáfanos tan característicos del estilo. De nuevo, Erpicum ha aprovechado elementos previamente existentes: el patio está un poco hundido aprovechando el desnivel del terreno, con lo que se asegura que aun con fuertes vientos sea un lugar resguardado, y la piscina se ha construido aprovechando el antiguo pilón de la finca. En Can Durban se respira un ambiente más cálido y orgánico al que el arquitecto belga nos tiene acostumbrados, al incluir varios muros de piedra natural en combinación con el hormigón.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2660,2661"]

Can Durban © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

Bruno Erpicum también es el autor de Casa Infinity, un obra un tanto más minimalista que la anterior. En esta villa de volumen triangular el blanco se extiende por todo el espacio, tanto exterior como interior, y reinan las formas rectilíneas que dibujan escenas en grandes espacios horizontales y sus imponentes alturas. Es una muestra del sereno y elegante minimalismo del arquitecto belga, ocupando una posición en el paisaje que da la espalda a las otras casas y que se abre al horizonte, aprovechando al máximo lo que ofrece el lugar. El interior entra en armonía con el paisaje a través de grandes superficies acristaladas, que permiten una gran entrada de luz y el protagonismo del intenso azul del mar. Gracias al dominio de los muros blancos níveos, a lo largo del día el movimiento del sol provoca cambios de luz y sombras que actúan sobre la atmósfera del lugar.

Infinity © AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

La arquitectura de Bruno Erpicum está desprovista de atributos decorativos, sin embargo, cuando se entiende que las obras se conciben con una predisposición de absorber la belleza que ofrece el lugar, se comprende que se establecen unas bases exquisitas para que la vivienda se muestre a cualquier visitante como algo especial, fuera de la norma. Cada una de las obras de Erpicum es una pieza única y no hay que ser un conocedor para reconocer su estilo. Cuando el visitante entra en la casa, se puede dar cuenta fácilmente de que el belga es un arquitecto meticuloso que encuentra una idea e intención para cada lugar de la casa. Los puntos estratégicos de la vivienda ofrecen una escena especial e incluso está adaptada a la hora del día en la que se suele estar; por lo tanto, la orientación del salón o el comedor siempre estará en contraste con la de los dormitorios.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="2650,2649"]

© AABE -Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners / Photos: Jean-Luc Laloux

El arquitecto belga destaca en su gremio por muchas razones, disfruta de una merecida reputación y, por consiguiente, recibe una gran demanda de proyectos alrededor del mundo. Ibiza es uno de los puntos donde más proyectos ha realizado. Como ejemplo, una villa del arquitecto Bruno Erpicum en venta

 

Citas originales (en inglés):

[1] «The architecture should disappear and be as simple as possible to let nature express itself and dominate«

[2] We must use friendly materials, create with local products while remaining attentive to the installation and maintenance conditions required by the geographical situation«

[3] «Contrary to what many believe, concrete is a natural material made up of sand and gravel, capable of dealing with the power of the elements while maintaining its character

[4] «Hide the first view so that the visitor can discover the magic of the place as late as possible«

[5] «You have to create rooms that turn their backs to the sea, spaces that are more introverted to calm the view«

Bruno Erpicum, 2014.

Referencias:

BigMat International Architecture Award (2013). Recuperado el 28 septiembre de 2015, de https://etsav.upc.edu/ca/noticies/9289

Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners (2013). Recuperado el 2 de octubre de 2015, de http://aabe.be/

SANJU, Maria. Bruno Erpicum reinterpreta una vivienda payesa. Decoesfera. 5 de agosto de 2013. [fecha de consulta: 3 de octubre de 2015]

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

2721
rolph blakstad portraitRolph Blakstad. Un legado para la arquitectura ibicenca

Rolph Blakstad. Un legado para la arquitectura ibicenca

Rolph Blakstad (Vancouver, 1929) desarrolló una amplia carrera profesional antes de instalarse en Ibiza. A los 21 años estudió arte y arquitectura medieval y renacentista en Florencia, antes de su visita a Marruecos, donde, a su vez, fue inspirado por su extensa investigación sobre la arquitectura tradicional islámica, el diseño artesanal y, posteriormente, los orígenes de la arquitectura ibicenca, su obra de investigación más extensa. Antes de llegar a Ibiza, el arquitecto canadiense trabajó como actor de cine, operador y escenógrafo de teatro y televisión, realizó documentales sobre la fauna salvaje en África y trabajó como dibujante de monumentos arqueológicos para el gobierno británico. Después de instalarse en Ibiza, fundaría Blakstad Design Consultants en 1967.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3707,3708"]

Rolph y su mujer Mary llegaron por primera vez a Ibiza en 1956, cuando el barco desde Denia hizo escala de camino a Mallorca. Sin embargo, en vez de seguir con el plan inicial de viaje, la isla blanca les cautivó de tal manera que permanecieron allí hasta el final de sus días. Por aquel entonces la isla carecía de muchos de los lujos modernos a los que habían estado acostumbrados, pero se encontraron con una atmósfera relajada, digna y tenía las raíces culturales profundas que ambos ansiaban. Para Blakstad las ansias de conocimiento y el interés por la cultura ancestral no cesaron al instalarse en Ibiza, sino todo lo contrario. No sólo le interesó la arquitectura; sus apuntes y estudios se extienden hacia la arqueología, la historia, la etnología e incluso la genética.

Sus investigaciones le llevaron a elaborar una tesis que sostenía que la casa payesa ibicenca tiene su origen en las casas rectilíneas del neolítico del Próximo Oriente. Blakstad viajó por medio mundo buscando conexiones arquitectónicas que demostraran las raíces de la casa rural ibicenca, llevándole a la conclusión que se trataba de un estilo arquitectónico milenario. A pesar de las sucesivas invasiones y la variedad de civilizaciones que han poblado las Islas Pitiusas, Blakstad sostuvo que la arquitectura de las islas es la réplica más fiel que existe de la fenicia (o cartaginesa).

                                                         Maqueta representación de Ses Feixes en la antigüedad / Exposición de MOISÉS COPA

Según su teoría, la conservación de estas construcciones milenarias estaba relacionada con la indiferencia de los líderes de los diferentes invasores hacia el campesinado y su forma de vivir, ya que para mantener el control que precisaban les era suficiente confinarse en la ciudadela de Dalt Vila, por lo que la esencia material de su cultura no fue cambiada ni por romanos ni por bizantinos ni por árabes y continuó siendo fenicia hasta los tiempos actuales.

Para Blakstad no había duda que la arquitectura original de Palestina era la misma que la ibicenca, es decir, la fenicia. Blakstad describía repetidas veces a los ibicencos como «gente de Canaán», ya que para él las raíces eran las mismas. Sus investigaciones permitieron hallar en Siria, Líbano y Palestina restos arqueológicos que correspondían con las fincas rurales de Ibiza, en cuya construcción se utilizaron también sabinas, entre otros elementos característicos de estas construcciones milenarias. Blakstad incluso llegó a ofrecerse a los palestinos para recuperar su arquitectura orginal, cuando en 1993 cruzó la frontera que separaba Jordania e Israel tras el acuerdo de paz entre Rabin y Arafat.

Después de viajar por el Mediterráneo oriental rastreando similitudes en las construcciones, Blakstad plasmó los resultados de su análisis comparativo principalmente en dos publicaciones: en la ´Guía de la Arquitectura de Ibiza y Formentera´ (en colaboración con el arquitecto Elías Torres, 1980) y en ´La casa eivissenca. Claus d´una tradició mil·lenària´ (obra del mismo Rolph publicada en 2013).

Sus obras recogen todas las informaciones recabadas por Blakstad para evidenciar las similitudes de la arquitectura y costumbres ibicencas con las de distintos enclaves de Oriente Medio que comparten raíces fenicias y cartaginesas. Sus viajes y sus textos han buscado respaldar la tesis que la arquitectura tradicional ibicenca tiene su origen en la ocupación de fenicios y cartagineses y que las construcciones apenas habían variado en más de dos milenios de existencia.

Finca Can Cala © Blakstad Design Consultants

La pasión de Rolph Blakstad por la arquitectura rural ibicenca, sus orígenes y por las costumbres ancestrales, hizo dedicarse buena parte de su vida a realizar un completo estudio histórico-tipológico. Sin embargo, aunque fue hijo de arquitecto, nunca se licenció en arquitectura pese a que esta fuera su gran pasión. Por este motivo, como explica su hijo menor Rolf, la de su padre fue durante mucho tiempo una voz discordante, aunque actualmente hay cada vez más expertos que coinciden con las teorías que él exponía.

En una ocasión la nieta del famoso arquitecto Walter Gropius, fundador de la escuela Bauhaus, le preguntó: «Dígame señor Blakstad, ¿qué tipo de arquitectura hace?», éste le respondió, «yo busco al bebé que tu abuelo dejó escapar».

El interés y la disciplina que ha perseguido Rolph también difieren de los de su amigo el arquitecto alemán, Erwin Broner. Broner, que vivía en Ibiza desde 1936, formaba parte de la Bauhaus ya desde antes de la segunda guerra mundial, y se acercó a la arquitectura ibicenca con los conceptos de diseño Bauhaus y materiales modernos. El estilo Blakstad, sin embargo, se podría describir como la continuación de la construcción al estilo ibicenco, intentando «retener el valor de lo valioso en la tradición cultural, que se pueda aplicar a la vida moderna». Es decir, que el acercamiento de Rolph no podría haber sido más diferente de la de su colega Erwin.

Entre sus obras se puede observar que en unas ha buscado las raíces de la estética oriental, mientras que en otras ha optado por remarcar el estilo propio de la arquitectura ibicenca:

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3704,3701"]

© Blakstad Design Consultants

Los interiores que diseñaba el arquitecto canadiense se concebían para mejorar las carencias de la finca tradicional. Eso significó, sobretodo, un aumento de luz y espacio:

 

[gallery columns="2" link="none" size="full" ids="3710,3709"]

En 1967 Rolph Blakstad fundó Blakstad Design Consultants . Sus estudios se convirtieron en la base de su trabajo de investigación, el diseño y la construcción durante más de 40 años. Rolph estudió exhaustivamente la arquitectura ibicenca, cuando todavía era una tradición milenaria que vivía con los constructores campesinos, cuyas reglas fueron transmitidas oralmente de padres a hijos. Del mismo modo, a día de hoy sus hijos Rolf y Nial dirigen el negocio que representa la tradición familiar, después de que su padre falleciera en 2012. Una tradición viva que se adapta a las circunstancias cambiantes, pero que se sigue basando en las líneas y formas de la construcción local de la isla, de tradición milenaria. Blakstad Design Consultants han adecuado sus obras a las necesidades y las tecnologías que dictan el estilo de vida moderno, pero siempre fiel, desde el punto de vista arquitectónico, a las condiciones históricas que tanto ha estado investigando, estudiando y documentando su padre.

Rolf y Nial Blakstad siguen trabajando en la restauración de fincas ibicencas y obras de nueva construcción. A día de hoy, las ilustraciones de sus estudios y sus puestas en práctica tienen una importante repercusión en la investigación de técnicas de construcción ecológicas e integradas en el entorno.

[gallery columns="2" size="full" link="none" ids="3713,3698,3705,3711"]

© Blakstad Design Consultants

Se puede decir que el nombre Blakstad en Ibiza es sinónimo de bellos y distintivos diseños, fuertemente influenciados por las bases arquitectónicas históricas de la isla, combinado con el estilo auténtico de la interpretación personal de Blakstad. Al visitar cualquier villa construida por Blakstad siempre despegan un aire de comodidad, probablemente por el enfoque intelectual, emocional e intuitivo de su trabajo.

 

 

 

Referencias:

MESTRE, Bartolo y TORRES, Elias (1971). Guía de Arquitectura de Ibiza y Formentera, islas Pitiusas. Disponible en: CuadernosArquitecturaUrbanismo.

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

5342
villas in cala conta luxury urbanization (2)La urbanización de Cala Conta. El lujo eco-friendly

La urbanización de Cala Conta. El lujo eco-friendly

La urbanización de lujo Calaconta, es el primer desarrollo residencial de estas características en Ibiza. Este complejo de villas privadas ofrece un gran número de comodidades, un sistema de seguridad sofisticado y es respetuoso con el medio ambiente. Además, se encuentra muy cerca de la famosas playas de Cala Conta (Cales de Comte, en ibicenco), una de las zonas más apetecibles y menos desarrolladas de Ibiza.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2750,2751,2752,2753"]

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

ZONA:

El complejo residencial se encuentra en la costa noroeste de Ibiza, a 500 metros de las playas de Cala Conta, uno de las más impresionantes tramos de costa del Mediterráneo. La urbanización se conforma de casas orientadas hacia las famosas puestas de sol de la zona, con las islas de S’illa del Bosc y la Conejera enmarcando las pintorescas vistas. La urbanización de Calaconta está situada a 20 minutos del aeropuerto y a 30 minutos de la ciudad de Ibiza. Además, en los alrededores se encuentran muchos puntos de interés para cualquier visitante. La costa noroeste de Ibiza cuenta con los algunas de las mejores playas, restaurantes, beach clubs y hoteles de la isla. El ocio nocturno de San Antonio está a 10 minutos y Platja d’en Bossa a 20 minutos en coche.

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

ARQUITECTURA:

Las villas de Calaconta, obra del arquitecto MAGED Barmawi, son construcciones de inspiración ibicenca con una tecnología de vanguardia. Las casas de Calaconta pretenden descubrir una arquitectura moderna que rompa las fronteras tradicionales de las viviendas y que centre su atención en la naturaleza que les rodea. Esta atención se consigue a través de la utilización de materiales nobles como el mármol, la madera y el hierro, que evocan los colores dominantes de la isla; por otro lado, las piedras han sido extraídas de las mismas tierras circundantes para que paredes y terreno se confundan intencionadamente en un único espacio interior-exterior.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2757,2758,2756,2755"]

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

Estas construcciones presentan una lograda fusión entre un diseño fundamentalmente minimalista, pero inspirado en la arquitectura tradicional de Ibiza, que destaca en su conjunto por las líneas rectas y el juego de volúmenes cúbicos. El resultado son las formas puras y simples, pero, gracias a elementos más orgánicos como las paredes de piedra natural, se evita en parte la deshumanización y frialdad que a veces estigmatiza a la arquitectura minimalista.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2759,2760,2761,2762"]

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

Las viviendas de la urbanización se han planificado en base a tres tipos o medidas:

Casa Area Habitaciones Terreno
Tipo 1 661,38 m² 4/8 1.100 / 1.700 m²
Tipo 2 694,52 m² 4/8 1.100 / 1.700 m²
Tipo 3 792,41 m² 4/8 1.100 / 1.700 m²

© The Clover

Orientadas hacia el oeste, cada villa cuenta con una piscina privada y amplias zonas de terraza, jardines, aparcamiento vigilado y unas panorámicas vistas a las puestas de sol de Cala Conta. Se ha utilizado la arquitectura creando corrientes de aire naturales para reducir la necesidad de aire acondicionado. Cada casa recicla la totalidad de su agua y tiene su propio sistema geotérmico para enfriar, calentar, y generar agua caliente, con un mínimo consumo de fuentes de energía convencionales

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2765,2764"]

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

Al comprador también se le ofrece la posibilidad de diseñar desde cero los interiores de su vivienda, conjuntamente con el departamento de arquitectura de Calaconta, respetando en el exterior el estilo arquitectónico del complejo y manteniendo así una versión moderna de la esencia arquitectónica de Ibiza.

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

ECO-FRIENDLY:

Calaconta es el primer desarrollo de la isla que cuenta con credenciales ecológicas, como el calificativo eco-friendly. Como hemos mencionado anteriormente, las villas se abastecen de energía geotérmica para la calefacción y el aire acondicionado, tienen un sistema de recuperación de agua de lluvia eficiente para el riego de jardines y utiliza un sistema de reciclaje de aguas grises mediante un proceso de depuración. Además, el promotor José Peman, asegura que en la construcción del complejo se ha practica el reciclaje de áridos y que las rocas y la tierra se extraen de las inmediaciones, reduciendo así los gastos de combustible que derivan del transporte.

© The Clover / Photos: Conrad White, Jordi Gomez, Adam Johnston

SEGURIDAD:

Las villas de Calaconta cuentan con 24 horas de vigilancia durante todos los días del año. La comunidad cuenta con viales privados adoquinados, sólo accesibles a través de un punto de control de acceso personalizado, con vigilancia permanente. Además de ser un complejo cerrado, cuenta con un sistema de seguridad perimetral activo y pasivo, controles térmicos, volumétricos y de contacto, todo centralizado en la garita de entrada a la urbanización. Gracias a estas exigentes medidas de seguridad, Calaconta también se presenta como una lucrativa oportunidad de inversión para alquiler.

SERVICIOS:

Calaconta busca ser el complejo residencial más selecto de toda Ibiza. La urbanización privada ofrece un servicio de concierge personalizado las 24 horas y dispone de un centro Spa con tratamientos de agua, salas de masajes, zona de ejercicios cardiovasculares y gimnasio, entre otros. Los jardines comunitarios son el resultado de un proyecto paisajístico sostenible que se ha planteado con sencillez y funcionalidad: grama, áridos y plantas crasas aromáticas que son cuidados durante todo el año. La administración ofrece al propietario la posibilidad de contratar el cuidado del jardín y la piscina de cada casa.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="2771,2770,2769,2768"]

© The Clover

Se ha planeado finalizar el total del complejo residencial en el verano de 2017. Hasta ahora se han vendido 29 de las 32 villas, así que es posible que se termine incluso antes. Actualmente, en Kelosa tenemos en venta tres propiedades en la urbanización Calaconta. Para más información, puede acceder a través de este enlace: Villas en venta en Calaconta

Referencias:

BROOKER, Nathan. Upmarket homes for sale that offer the perfect weekend escape. Financial Times [en línea]. 9 de agosto de 2013. [consultado el 1 septiembre 2015]

AFACAN, Dominique. Luxury Property in Ibiza. Forbes [en línea]. 25 noviembre de 2014. [consultado el 1 septiembre 2015]

MAGALY. Calaconta by Maged Bermawi. HOMEDSGN [en línea]. 4 julio de 2013. [consultado el 2 septiembre 2015]

AVAREZ, Paz. Casas de lujo… fáciles de vender, a pesar del precio. CincoDías [en línea]. 17 julio de 2013. [consultado el 1 septiembre 2015]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

3122
Title - Minimalist Architecture in Ibiza-2Arquitectura minimalista en Ibiza. Raíces históricas y tendencias actuales

Arquitectura minimalista en Ibiza. Raíces históricas y tendencias actuales

Cuando uno piensa en arquitectura española, pueden venir a la mente estucos dorados, arcos intrincados, azulejos de colores o patios abiertos con balaustradas ornamentales. Sin embargo, Ibiza es un mundo aparte. El sello del nuevo estilo ibicenco es elegante, blanco y minimalista. Y, como veremos a continuación, este hecho no sólo es el producto de una nueva tendencia, sino que ya se recogía en la arquitectura rural ibicenca.

gatepac

Durante los años 30 intelectuales de diversas áreas visitaron Ibiza, llegando algunos de ellos a pasar largas temporadas en la isla. Entre ellos cabe destacar a los arquitectos pertenecientes al grupo GATEPAC, Josep Lluis Sert y German Rodriguez Arias, así como el arquitecto alemán Erwin Broner. Todos ellos quedaron fascinados por la arquitectura tradicional ibicenca. Encontraron en la finca ibicenca una vivienda ante todo austera, práctica y totalmente funcional, representando perfectamente las bases del concepto y la identidad de la arquitectura moderna. Aunque muy anterior a la disciplina minimalista y la escuela Bauhaus, estos arquitectos se sorprendían como la finca ibicenca cumplía en su mayoría las directrices que marcaba esta nueva tendencia. La casa rural ibicenca fascinaba por su simplicidad, la funcionalidad de cada elemento, su integración en el paisaje, todo construido de una manera racional que tanto cautivaba al arquitecto moderno de la época.

[caption id="attachment_1236" align="alignleft" width="271"]Josep Lluís Sert (izq.) Josep Lluís Sert (izq.)[/caption]

Como explica el arquitecto Josep Lluís Sert, según la transcripción de sus intervenciones en la charla coloquio celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza en 1973, cuando se refiere a la finca tradicional ibicenca:

“Esta arquitectura, simple, blanca, racional, tenía una dimensión y una escala humanas. Las casas se hacían obedeciendo a necesidades humanas y no respondiendo a órdenes arquitectónicos de otras épocas y de otras culturas. Vimos que esta arquitectura popular tan especial tenía unas constantes. No podíamos decir de qué siglo era tal o cual casa, porque ese dato se volvía irrelevante ya que apenas nada cambiaba en este tipo de arquitectura con el paso de los siglos. Se trataba de una perpetuación de formas avaladas por el uso.”

Y es precisamente en la perpetuación de las formas avaladas por su uso, y en la obediencia a las necesidades humanas, donde se encuentra el enlace principal entre la arquitectura rural ibicenca y el minimalismo. Asímismo, se puede observar que la finca tradicional ibicenca reúne la mayoría de las propiedades que definen la arquitectura minimalista:

-Sencillez
-Geometría Elemental Rectilínea
-Protagonismo de las fachadas
-Uso literal de los materiales
-Austeridad. Ausencia de ornamentos
-Purismo estructural y funcional
-Reducción y síntesis
-Concentración
-Abstracción
-Economía de medios

Y si las tres características restantes (Desmaterialización, Orden, Producción y estandarización industrial) no se cumplen o se cumplen parcialmente, se debe más a los avances tecnológicos y a los recursos no disponibles en su época, que a un desarrollo lógico o natural por parte de esta disciplina arquitectónica a cumplirlas.

De hecho, la interpretación del concepto moderno de la finca ibicenca por parte del equipo de arquitectos Blakstad Design Consultants, fundado por Rolph Blakstad, podría respresentar lo que es o hubiese sido la evolución natural de la arquitectura rural ibicenca hacia una versión moderna de sí misma. Para adaptarlas a las tendencias y necesidades modernas, estas viviendas se apropian de elementos característicos del minimalismo para resolver algunos de los principales problemas de las fincas antiguas, pero con una fuerte influencia de la finca tradicional ibicenca en lo estético. La disponibilidad de materiales, técnicas y maquinaria modernas permite, entre otros, elevar los techos, estructuras con mayor entrada de luz exterior, crear espacios interiores diáfanos y ampliar tamaños de estancias y accesos.

[gallery columns="2" link="file" size="full" ids="3828,3572"]

© Kelosa | Ibiza Selected Properties

Las villas modernas de la isla normalmente cuentan con plantas diáfanas y amplias ventanas, aprovechando al máximo las vistas al paisaje mediterráneo de Ibiza. Entre las casas modernas ibicencas se pueden encontrar estilos puramente minimalistas e influencias de otras disciplinas arquitectónicas, como el estilo Blakstad o estilos que fusionan ambas disciplinas, con protagonismo de una de las dos.

Un buen ejemplo de una tendencia reciente es la finca Can Basso, producto de una respetuosa rehabilitación de una antigua finca de más de 300 años de antigüedad. El arquitecto no ha suprimido ningún elemento del plano original, sino que ha variado algunos espacios interiores, para poder dedicarlos a un diseño y mobiliario de últimas tendencias, y ha añadido algunos elementos de diseño minimalista: piscina, jardín, muros y ventanas. El resultado es una elegante combinación de ambas disciplinas, con un claro protagonismo del estilo de finca original.

[gallery columns="2" size="full" link="file" ids="3817,3816"]

Imágenes de la finca Can Basso – © Greg Jouslin/F. Dimmers

Otro ejemplo es Can Durban, obra del arquitecto belga Bruno Erpicum. Las obras de Erpicum son conocidas por un minimalismo purista: villas amplias, blancas, luminosas y en búsqueda de líneas infinitas. En este caso su obra nos muestra una reinterpretación de la casa tradicional de Ibiza, con un fuerte protagonismo del minimalismo. El resultado son, por ejemplo, ventanas sin marcos para aprovechar la luz y unas amplias vistas al paisaje, o espacios interiores diáfanos, amplios y prolongados, dotando a lo que antaño fue una finca tradicional de una arquitectura fundamentalmente minimalista.

                              Imágenes de Can Durban /© AABE – Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

La arquitectura minimalista, en su esencia, reduce la estructura a sus elementos básicos, simplificando el diseño de los espacios y fomentando a su vez serenidad y tranquilidad, que son, en cierto sentido, sinónimos del estilo de Ibiza. Los elementos minimalistas suelen incluir materiales puros y de fabricación básica que armonizan sin esfuerzo con la luz natural, la forma y el espacio. Con su arraigo en las tradiciones japonesas y la filosofía Zen, el minimalismo se basa en la transmisión de calma a través de la esencia, utilizando los principios estéticos de los espacios abiertos y la ausencia del desorden innecesario que causan elementos decorativos u ornamentos arquitectónicos.

© AABE – Atelier d’Architecture Bruno Erpicum & Partners

En su mejor versión, el concepto se materializa cuando, al entrar en la vivienda, desde el primer instante se obtienen unas vistas desde el salón-recibidor, a través de la cubierta de la piscina y más allá, hacia un paisaje panorámico. Del mismo modo, cuando el salón da la impresión que se extiende hacia la terraza exterior, es decir, que con elementos arquitectónicos se consigue confluir los dos espacios, se trata de minimalismo en su esencia. Se puede decir que el estilo arquitectónico minimalista representa este tipo de impresiones como un elemento integral y materializa perfectamente la sensación serena y relajada que transmite Ibiza.

Hemos visto que hay una innegable conexión entre ambas arquitecturas e incluso hay aspectos que comparten sus filosofías. Por lo tanto, tiene todo el sentido del mundo que en Ibiza se invierta en estándares de formas simples y austeras, ya que se encuentra en las raíces históricas de la arquitectura milenaria de la isla.

 

Referencias/ Fuentes:

FERRER ABARZUZA, A. (1974). «La casa campesina de Ibiza». Madrid: Narria.

FERNÁNDEZ, R. (1998). «El laboratorio americano». Madrid: Editorial Biblioteca Nueva

CUERDA, Mª Concepción. La vivienda mínima en España: primer paso del debate sobre la vivienda social. Scripta Nova [en línea]. 1 de agosto de 2003, Vol. VII, núm. 146(023) [fecha de consulta: 30 de agosto 2015] 

SERT, Josep Lluís (1973) «intervenciones de Josep Lluis Sert en la charla coloquio celebrada en el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza». Disponible en: Grup d’Opinió d’Arquitectes.

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

 

4526