HomeArquitectosJosep Lluís Sert y el grupo GATEPAC
Josep lluis SertJosep lluis Sert

Josep Lluís Sert y el grupo GATEPAC

Josep Lluis Sert i López (Barcelona 1902 -1983) está considerado uno de los arquitectos más importantes del s. XX y fue uno de los impulsores de la arquitectura moderna en España. Provenía de una familia burguesa catalana de industriales textiles, pero era socialmente comprometido y de ideales republicanos.

En 1923 ingresó en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, donde fue crítico con los métodos academicistas de enseñanza de la época. Junto con Josep Torres Clavé fundó la Asociación de Alumnos de la Escuela, embrión del futuro GATCPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). Acabados los estudios, en 1929 Josep Lluís Sert se trasladó a París, donde trabajó en el despacho de Le Corbusier; después ambos mantuvieron siempre una estrecha relación profesional y académica.

De izq. a drcha.: Paul Lester Wiener, Le Corbusier y Josep Lluís Sert

En 1930 impulsó la fundación del GATCPAC, de nuevo con Torres Clavé, y en 1932 el GATEPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea). En su primera junta directiva estaban los arquitectos Rodríguez Arias, Illescas, Churruca y Alzamora, y más tarde se incorporaron otros como Subirana y Bonet. El GATEPAC se constituye como el grupo introductor del movimiento moderno de arquitectura en España, con fuertes tendencias racionalistas y de vanguardia. El grupo era además editor de la revista A.C. (Documentos de Actividad Contemporánea), publicada entre 1931 y 1937, que constituyó una plataforma de conocimientos de las expresiones artísticas y de difusión de las nuevas tendencias de la época, tanto en el campo de la arquitectura y del urbanismo como de la fotografía, el cine, las artes visuales, la literatura, la jardinería y el mobiliario. Desde el GATEPAC también se induce en la mejora de otros ámbitos, con propuestas concretas como la construcción de nuevas escuelas, reducir el analfabetismo y modernizar el sistema educativo español.

Primeras publicaciones de la revista A.C. (1931-32)

Sert, junto con Le Corbusier y Pierre Jeanneret, presentaron el proyecto de ordenación urbanística para la ciudad de Barcelona, según los principios modernos de la “Ciudad Funcional” (Plan Macià, 1933-35). También proyectó edificios de viviendas, casas de fin de semana, edificios escolares, hospitales, etc., incorporando las innovaciones técnicas, formales y de lenguaje racionalista. Después de tal logro, el gobierno de la Segunda República le encargó el proyecto del Pabellón Español para la Exposición Internacional en París (1937), escaparate y enseñanza sobre los valores que la república pregonaba y defendía.

Arquitectos del GATEPAC

Finalizada la Guerra Civil, durante la cual murió en el frente su socio Torres Clavé, Sert fue juzgado por un tribunal militar de la dictadura que lo inhabilitó para ejercer profesionalmente en España. Por este motivo, en 1939 fijó su residencia en Nueva York. Colaboró con Paul Lester Wiener con proyectos en los que utilizaba estructuras prefabricadas para la administración de guerra americana. Con Wiener y Paul Schulz fundó la oficina técnica Town Planning Associates (TPA, 1945-1958), que realizó importantes asesorías sobre proyectos y diseños urbanísticos, a instancias del gobierno de Estados Unidos, destinados principalmente a países latinoamericanos. En EEUU, Sert consiguió prestigio y repercusión mundial con sus obras y enseñanzas.

En 1953 fue nombrado decano de la Escuela Superior de Arquitectura de Harvard, como sucesor de Gropius, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1968. Inició así su segunda etapa profesional americana, con su socio Ronald Gourley, convirtiéndose en uno de los arquitectos más prestigiosos del Establishment estadounidense y fue el primer español nombrado presidente del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM).

Izq.: Joan Miró y Sert. Drcha.: Holyoke Center, Harvard University

La inspiración ibicenca.

En la Ibiza de los años 30, Sert conoce una arquitectura original, incontaminada, eficiente, con una belleza de formas sencillas y minimalista en esencia, que se presentaba como una consecución de habitáculos cúbicos blancos con escala humanas, funcionales y sin adornos. Era una arquitectura sin arquitectos ni planos, construida por los mismos campesinos, que nace con los materiales que provee el terreno y, lejos de alterar el paisaje, se funde con él. Se trata de una técnica arcaica que corrige errores y suma aciertos hasta llegar al resultado que es a día de hoy.

Tanto Sert como sus compañeros arquitectos del GATEPAC, encontraron en estas antiquísimas construcciones un modelo a seguir, un modelo mediterráneo para proyectar la nueva arquitectura que estaban desarrollando y fue recogida en tema de portada en la revista A.C.

 

Eran lecciones que Sert nunca olvidaría y las casas que construía a partir de 1934 incorporaban multiples elementos de la finca ibicenca. Serían ya parámetros determinantes la flexibilidad, la yuxtaposición de cuerpos simples en los que juegan la repetición y la diferencia, la unidad de escala en la composición y los interiores diáfanos adaptados a los desniveles del terreno, que ofrecen posibilidades diversas de organización y habitación.

Sert escribió en 1934 que la ibicenca era una “arquitectura sin estilo y sin arquitectos. Unas construcciones geométricas sencillas, puramente utilitarias, de una dignidad ejemplar, un reposo para los ojos y para el espíritu … todos sus elementos tienen la medida justa, la medida humana”. Sert además procuraba establecer un diálogo entre la arquitectura rural ibicenca y algunos aspectos cultos de la disciplina, como el uso del sistema de medida ideado por Le Corbusier que da escala humana a esta arquitectura; quería perpetuar un lenguaje, un sistema de formas existentes desde siglos y adaptarlo a los usos y las necesidades del momento.

Entre 1964 y 1969, junto a Rodríguez Arias, proyecta y construye el conjunto residencial de Can Pep Simó en Cap Martinet, que consta de 6 viviendas unifamiliares y los apartamentos conocidos como Els Fumerals, una obra en la que desarrolla el concepto que siempre defendió, el ‘equivalente contemporáneo de las formas tradicionales’. Como explicó el mismo Sert: “En esta urbanización hemos utilizado un sistema de medida ideado por Le Corbusier llamado ‘modulor’, que se basa en la sección áurea, un sistema que permite mantener una escala humana y obtener proporcionalidad en todos los elementos compositivos que, aunque se repitan, siempre son diferentes”. Del mismo modo que las fincas ibicencas, las casas de Cap Martinet son construcciones abiertas que aceptan ampliaciones de muchas formas diferentes.

Urb. Can Pep Simó (1969)

La fundación Documentación y Conservación de la Arquitectura y el Urbanismo del Movimiento Moderno catalogó Can Pep Simó dentro del apartado ‘La vivienda moderna’ y fue declarada en 2009 bien de interés cultural.

Después de su visita en Ibiza en los años sesenta, Sert comprueba que las cosas habían cambiado con el desarrollo turístico y urbano. Entonces advierte sobre los riesgos de mixtificación y destrucción del paisaje que amenazan a la isla: “Introducir elementos de arquitectura importada destruirá la unidad y la armonía que han sabido sobrevivir al paso de los siglos. Se impone una disciplina constante de limitación a formas auténticas si se quiere que Ibiza siga siendo lo que es, algo único”. De hecho, no le faltaba razón. A partir de la década de los 70 el boom del turismo se manifestaba en gran parte de la población local en el olvido de los viejos oficios, entre ellos, la secular sabiduría volcada en sus construcciones; la finca de los ancestros se cambiaba por un apartamento urbano o por una vivienda impersonal y en gran número estas fincas desaparecieron o quedaron en estado ruinoso.

 

Jubilado, Sert fue nombrado profesor emérito y doctor honoris causa por la Universidad de Harvard. También recibió el doctorado honoris causa por las Universidades de Boston (1970) y de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés (1981), y la Medalla y la Cátedra Honorífica de Arquitectura Thomas Jefferson (1970), la más alta condecoración profesional de los EEUU. En 1981 el Consejo Superior de Arquitectos de España le otorgó la Medalla de Oro de Arquitectura y la Generalidad de Cataluña, la Medalla de Oro. El Estado español en 1982 le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Josep Lluís Sert ha sido en el siglo XX el arquitecto español más internacional. Dejó una impronta imborrable como teórico sobresaliente, y como creador dejó un legado que sigue siendo un ejemplo a seguir. Años después de su muerte, Sert sigue bien presente y diversas instituciones, y especialmente el Colegio de Arquitectos.

Sert murió el 15 de marzo de 1983 en Barcelona. Debido al especial significado que Ibiza tenía para él, pidió que sus restos reposaran en la isla y se encuentran depositados en el cementerio de Jesús, en una modesta loseta donde dice ´Sert. 1928-1979´. Pero en tan laico y humilde epitafio se encierra medio siglo de magistral arquitectura.

 

 

 

 

 

 

 

Referencias:

González, Miguel Ángel. La Huella de Josep Lluís Sert en Ibiza. Diario de Ibiza. [consultado 15 de mayo de 2017]

Marí Torres, T. and Torres Torres, R. Grupo de Arquitectos y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATEPAC). Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

Jiménez Díaz, Manuel. Sert i López, Josep Lluís. Ibiza: Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera. [consultado 17 de mayo de 2017]

 

Es posible que las fotos y los contenidos llegan a nosotros por diferentes canales y en ocasiones es difícil conocer el/la autor/a o la fuente original del contenido. Siempre que nos sea posible añadimos el autor del mismo. Si eres el autor de algún contenido (imagen, video, fotografía, texto, etc) y no apareces correctamente acreditado, por favor ponte en contacto con nosotros y te nombraremos como autor/a del mismo. Si apareces tú en alguna imagen y crees que atenta contra el honor o la privacidad de alguien nos lo puedes comentar igualmente y será debidamente retirada.

Los editores de Kelosa Blog no somos responsables de las opiniones o comentarios realizados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. Aunque tu comentario aparezca inmediatamente, en Kelosa Blog nos reservamos el derecho de eliminarlo (en caso de usar palabras malsonantes, descalificaciones o faltas de respeto) así como de editarlo (para hacerlo más legible) o si atenta contra la integridad del sitio web.

1969

Leave a Comment